Gran flota pesquera china enfila hacia Chile y Armada entra en alerta

Créditos: Directemar

Viernes 25 septiembre de 2020 | Publicado a las 17:08 · Actualizado a las 20:48

visitas
visitas

A fines de julio se volvió la viral la noticia que daba cuenta que entre las Zonas Económicas Exclusivas de Ecuador, entre el territorio continental y las Islas Galápagos, había una gran flota pesquera con bandera china.

Ese mismo grupo de cerca de 200 naves ahora enfila hacia el sur y se acerca a Perú, por lo que pasará – más temprano que tarde – por aguas chilenas.

Desde la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar) de la Armada de Chile aseguraron que esto no es nada nuevo.

“El recorrido de las naves pesqueras chinas es el habitual en busca del recurso calamar gigante que, por temporadas, se encuentra disponible tanto en el océano Atlántico como en el Pacífico”, indicaron.

“Cada año algunas de estas naves navegan frente a nuestras costas y cruzan por el Estrecho de Magallanes”, añadieron.

Por aguas chilenas sí o sí

Gran parte de su trayecto se realizará frente a las aguas nacionales, pero como el producto que buscan también se encuentra en el Atlántico, la flota sí o sí tendrá que dirigirse al Estrecho de Magallanes y entrar a nuestra Zona Económica Exclusiva.

En conversación con BioBioChile, el jefe del departamento de comunicaciones de Directemar, teniente primero Simón Stuven, comentó que hasta este viernes la flota se encuentra a “una distancia considerable de nuestras aguas jurisdiccionales”.

Su llegada se espera entre noviembre y febrero, “sin embargo esto puede variar y adelantarse o atrasarse dependiendo de la dinámica de la faena y del comportamiento del recurso”, agregó.

Consultado sobre qué hace la Armada para impedir que la flota deprede nuestros recursos naturales mientras cambia de océano, Stuven señaló que en ese periodo “intensifican” sus procesos de vigilancia y control “para evitar que se desarrollen faenas”.

De sorprender a alguna nave transgrediendo la norma se aplica lo establecido en los artículos 115 y 124 de la Ley General de Pesca y Acuicultura.

Es decir, se apresa a la unidad, que es llevada a un puerto estipulado por el mismo cuerpo legal; se incauta su contenido, se notifica del hecho y todos los antecedentes son remitidos al Poder Judicial.

Monitoreo “24/7”

Desde la entidad recordaron que todo el año mantienen protocolos para fiscalizar lo que ocurre en el mar chileno, tanto en superficie como desde el aire y bajo el agua, pero que cuando estos barcos regresan “desplegamos los medios necesarios para tal efecto”.

Según afirmaron, el trabajo es “24/7” y se lleva a cabo desde su Central de Monitoreo y Análisis ubicada en las dependencias de la Dirección de Seguridad y Operaciones Marítimas de Valparaíso.

Allí, personal técnico analiza en tiempo real el movimiento de estas naves y tiene la capacidad de verificar o coordinar las operaciones de búsqueda y salvamento que puedan ocurrir en espacios de responsabilidad chilena.

En esto, la Directemar trabaja en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores, con la Subsecretaría de Pesca y también con las Secretarías de las Organizaciones Regionales de Pesca.

Lo anterior a modo de dar cumplimiento al decreto supremo 141, que aprueba la política destinada a “prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en el ámbito internacional”.

Ver los comentarios

Lo último