Sociedad
5 conductas humanas que pueden ser sumamente contagiosas, seg√ļn la ciencia
Publicado por: Camilo Suazo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Diariamente realizamos muchísimas acciones para cumplir con las tareas y labores que se nos plantean en nuestras diferentes actividades.

Esto hace que pasemos por diferentes emociones y estados de ánimo a lo largo del día. Sin embargo, y aunque no lo creas, existen algunas reacciones que pueden influir notablemente en el resto, al punto de convertirse en contagiosas.

¬ŅAlguna vez has notado que cuando otra persona comienza a hacer algo, no puedes evitar imitarlo? Pues si es tu caso, no te preocupes, ya que no eres el √ļnico.

Si quieres saber más sobre el tema te invitamos a que leas a continuación una lista con 5 de las reacciones más contagiosas:

1- Risa

La risa es una respuesta biológica producida por el organismo como respuesta a determinados estímulos, generalmente manifestada ante situaciones cómicas o de humor.

De seguro te ha pasado en más de una ocasión que tras ver a un amigo, o incluso a una persona desconocida, riéndose a carcajadas, te hayas contagiado al punto que no puedes aguantar la risa.

De hecho, este recurso ha sido aprovechado por marcas como Coca Cola para entregar un mensaje a los consumidores.

En el caso de esta conocida bebida, lo que hicieron fue comprobar c√≥mo reaccionaban los usuarios del metro en B√©lgica ante el ataque de risa de un actor. El resultado form√≥ parte para su campa√Īa “La felicidad comienza con una sonrisa”.

Seg√ļn explic√≥ la psic√≥loga Trinidad Aparicio P√©rez en el sitio Men’s Health, bajo ambientes alegres o felices se activan las llamadas neuronas espejo, conocidas tambi√©n como neuronas especular.

Estas act√ļan “reflejando” la acci√≥n de otro y su relevancia es m√°s importante de lo que podr√≠a parecer, ya que en el √°mbito de la neurociencia, tienen un rol clave en las capacidades cognitivas relacionadas a la vida social, tales como la empat√≠a o imitaci√≥n.

2- Bostezo

Aunque muchos saben que los bostezos pueden ser sumamente contagiosos, lo cierto es que por el momento no hay evidencia clara que permita saber la respuesta exacta.

De acuerdo a un art√≠culo del peri√≥dico espa√Īol El Mundo, solamente los humanos y los primates suelen bostezar cuando ven -o incluso oyen- a otro miembro de su especie hacer lo mismo.

La teor√≠a m√°s aceptada tiene que ver con un proceso de empat√≠a. Seg√ļn creen algunos expertos, nuestra capacidad para ponernos en el lugar del otro ser√≠a la clave de porqu√© nuestro organismo imita lo que ve en otra persona.

scott (CC) Flickr
scott (CC) Flickr

No obstante, un estudio publicado en 2014 en la revista Plos One duda de esta relación, y enfatiza que conocer más respecto al tema podría ser de mucha utilidad en la investigación de enfermedades como la esquizofrenia o autismo.

De hecho, se sabe que quienes padecen de este tipo de trastornos no se “contagian” cuando ven a otra persona abrir la boca.

3- Enfado

Adrienne Wood y Paula Niedenthal, psicólogas sociales en la Universidad de Wisconsin, autoras de un estudio publicado en Trends in Cognitive Sciences, sostienen que cuando vemos la expresión facial de alguien solemos imitarla, aunque sea de manera inconsciente, y extraemos el significado emocional de lo que vemos en cuestión de milisegundos.

¬ŅPor qu√© hacemos esto? B√°sicamente porque, seg√ļn las expertas, tendemos a asociar ese gesto a una determinada emoci√≥n que en el pasado nosotros mismos hemos expresado. De esta manera, si vemos a una persona con expresi√≥n de enfado, es probable que nosotros mismos terminemos con nuestro rostro enojado.

visiondemujer.mx
visiondemujer.mx

‚ÄúEsta especie de reflejo imaginario de la cara de la otra persona le dice al cerebro c√≥mo debe sentirse ante esa expresi√≥n facial concreta. Sucede de forma autom√°tica e inconsciente, por lo que tenemos la impresi√≥n de ser capaces de ‚Äėleer‚Äô su mente y saber c√≥mo se siente‚ÄĚ, se√Īal√≥ Adrienne Wood a la agencia Sinc.

4- Estrés

Una persona puede verse afectada por síntomas somáticos generados por situaciones de estrés colectivo.

Los expertos sostienen que este fenómeno puede afectar a cualquier persona, aunque también es cierto que cada uno tiene un grado diferente de susceptibilidad. Incluso, un individuo puede que ni siquiera se percate de los síntomas de estrés.

Un estudio realizado por la Technische Universität Dresden (Alemania) y el Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales, y recogido por el sitio Psy Ciencia, sugiere que al observar a un sujeto en situación de estrés puede ser suficiente para hacer que el organismo genere la hormona que lo provoca.

Andrew Imanaka (CC) Flickr
Andrew Imanaka (CC) Flickr

Los encargados de la investigación determinaron que no es necesario que la persona conozca al otro para contagiarse con esta ansiedad. Un ejemplo es cuando aparece en un programa de televisión el sufrimiento de desconocidos, lo que puede provocar estrés en el espectador.

5- Sensación de frío

Por curioso que parezca, lo cierto es que la sensaci√≥n de fr√≠o puede contagiarse con el resto, a√ļn cuando no sintamos en un comienzo que la temperatura est√© baja.

As√≠ lo afirma un estudio recogido por el peri√≥dico espa√Īol El Pa√≠s, que indica que si vemos a una persona tiritando, es probable que nosotros mismos comencemos a sentir fr√≠o debido a, nuevamente, las neuronas espejo.

En ese sentido, Ignacio Morgado Bernal, catedr√°tico de psicobiolog√≠a de la Universidad Aut√≥noma de Barcelona, afirm√≥ que “todo el cerebro es espejo”, es decir, si nos estimulan de la misma forma es probable que se activen las mismas √°reas.

‚ÄúLos humanos y muchos animales, como los primates, tendemos a imitar una conducta cuando la vemos, y tambi√©n ensayamos neuronalmente una acci√≥n aunque no la estemos haciendo‚ÄĚ, complement√≥.

Dicho en otras palabras, si vemos a alguien tiritando, podríamos interpretarlo como una anticipación de que hará frío.

Pixabay (CC0) Pexels
Pixabay (CC0) Pexels
URL CORTA: http://rbb.cl/ip2b
Tendencias Ahora