Nacional


Jacqueline Van Rysselberghe por feminismo: "A mí me gusta que me abran la puerta del auto"

ARCHIVO | Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La senadora por Bío Bío Costa, al ser consultada sobre el acoso que sienten algunas mujeres, dijo que existen piropos que son divertidos y otros que insultan. Además, afirmó que en la sociedad existe un machismo ahogante, pero que, aún así, no le molesta que un hombre le abra la puerta del auto.

En entevista con El Mostrador , la parlamentaria trató temas como el arribo a la alcaldía de Maipú de Cathy Barriga, y la lucha feminista que cada día toma más poder en nuestro país.

Respecto a las polémicas que ha generado Barriga, detalló que “me molesta, porque a ella la molestan porque es una mujer que se preocupa de su imagen, de andar bien vestida y arreglada”.

Puntualizó que, la nueva alcaldesa “ha salido adelante, ha demostrado su capacidad y ha logrado triunfos de verdad. Lo ha hecho estupendo”.

Feminismo

La senadora ha mantenido una postura bastante definida respecto a aborto, matrimonio igualitario y, lo que ella llama, ideología de género.

Pero, ¿qué opina respecto del feminismo?

Van Rysselberghe manifestó que “es impresentable la igualdad de pega y no de sueldo“. Además, dijo que “hay un cierto machismo en la sociedad chilena que es menos ahogante que en la época de mis papás, pero existe”.

En la misma línea, detalló que ella piensa que “las mujeres tenemos las mismas capacidades que los hombres”. Y que no le gusta que las califiquen como vulnerables, si en términos de competencia tienen las mismas habilidades.

Al ser consultada sobre si cree que el acoso callejero es una exageración, la parlamentaria respondió sin tapujos que “a mí me gusta que me abran la puerta del auto, no me gustan los extremos, eso no es un insulto”. Agregó que “no cualquier piropo es acoso; puede ser picardía“.

Son muchas las mujeres que se han quejado, con justa razón, del acoso psicológico que reciben por parte de los hombres. Aunque, hay otros casos, que llegan incluso al acoso físico, con “agarrones“, por ejemplo.

¿Alguna vez te han pegado un agarrón?, le pregunta, finalmente, el periodista. “Nunca en la vida”, respondió Van Rysselberghe.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados