¿encontraste un error?
avísanos

Las 9 cosas que una mujer exitosa nunca hace

0VISITAS
Julian Jagtenberg (CC0)

Publicado por

En un mundo donde los hombres tienen el control, las mujeres exitosas brillan con aún mayor notoriedad.

A menudo, cuando observamos a estas admirables mujeres en la cúspide, nos preguntamos cúal es el secreto de su éxito. De seguro hay trabajo duro, confianza personal, y una persistencia a prueba de balas y errores.

¿Te consideras exitosa?, hoy en BioBioChile te contamos cuales son las 9 cosas que una mujer exitosa NUNCA hace.

1- Una mujer exitosa nunca ignora sus miedos

Existe el mito de que una persona verdaderamente fuerte no tiene miedos, porque es capaz de no escucharlos y de no darles espacio en su vida. Sin embargo, esa práctica es emocionalmente poco saludable, y puede traer coletazos insospechados.

La mejor manera de superarlos, no es ignorarlos, sino enfrentarlos. Nunca desperdicies tu valiosa energía tratando de hacerles el quite. Usa tu tenacidad mental para tomar el control de tus pensamientos, emociones y comportamiento. Al hacerlo, con el tiempo lograrás salir triunfante, sin importar las circunstancias.

Recuerda que al suprimir un sentimiento negativo, sólo estás alimentándolo y dándole más poder sobre ti, asegura LaRae Quy para Forbes.

2- Una mujer exitosa nunca escapa de los conflictos, los enfrenta

Aquí el popular dicho de que “soldado que arranca sirve para otra guerra” , no aplica. Como mujeres estamos constantemente expuestas a la crítica, la injusticia y el conflicto, eso no lo podemos cambiar. Pero sí podemos decidir la forma en que nos enfrentaremos al mundo. Nunca te acobardes, y trates de moldearte al resto con el propósito de evitar conflictos o situaciones incómodas.

Aquellos que están constantemente esquivando conflictos, asumen que estas situaciones siempre son agresivas, autoritarias o irrespetuosas. Lo que no es cierto porque el conflicto puede camuflarse de muchas maneras, incluso, adoptando actitudes totalmente pasivas, que terminan siendo aún más violentas, porque buscan manipular nuestras emociones.

Aprendamos a reconocer el conflicto, a llamarlo por lo que realmente es. Cuando lo hagamos, entonces podremos decidir como responderemos, y no reaccionaremos por miedo o ignorancia. Nunca pierdas tu voz.

3- Una mujer exitosa deja de guiarse por la crítica despiadada que lleva adentro

Necesitamos dejar de escuchar a la crítica despiadada que llevamos dentro. A esas voces internas de duda y de ansiedad que terminan por debilitarnos y restarnos poder.

Debemos aprender a centrar nuestra atención en la regeneración positiva, y a la crítica constructiva personal.

La fortaleza mental se trata de tomar el control sobre lo que nuestra mente piensa, en lugar de que la mente nos controle. Para lograrlo necesitamos práctica y tener una constante auto-conversación a través del dialogo positivo. Seamos gentiles con nosotras mismas.

4- Una mujer exitosa nunca espera circunstancias perfectas

Olvídate de encontrar un trabajo perfecto o de que las condiciones perfectas golpeen a tu puerta para dar un salto y correr riesgos. Aprende a diferenciar entre el dolor del crecimiento y el dolor del sufrimiento.

Debemos dejar de buscar excusas para justificarnos por no dar hoy ese “salto de fe”. El poner una excusa tras otra, nos empuja a rendirnos.

Una mujer exitosa es inteligente, y utiliza las herramientas que tiene a su disposición para seguir avanzando en la vida.

Sin autocompadecerse por aquellas cosas que no tiene y que otros si. Debemos fijar la mira en nuestros objetivos, y valernos de la perspectiva correcta.

5- Una mujer exitosa nunca considera su pasado como un error

Todas hemos cometido errores en el pasado. Algunos más grandes que otros. Lo importante es aprender de ellos y seguir adelante.
Los errores de nuestro pasado pueden ser dolorosos, pero en vez de caminar constantemente por la calle de la amargura, trata de visualizarlos como una oportunidad de aprender algo que no hubieses aprendido sin ellos. Saca lecciones de tus errores, y de los errores de los demás.

Por lo demás, el doctor en psicología Robert J Maurer señala en una columna en el portal especializado Psychology Today que hay 4 mitos entorno a los errores. El primero es creer que mientras más adulta, sabia y exitosa, vas a cometer menos errores. El segundo es confundir errores y fracaso. Mientras que el tercero es más egocéntrico, y es creer que la vida es más fácil para los demás, y que todo lo malo nos sucede sólo a nosotras.

Por último, el cuarto mito tiene que ver con la condición de los errores, ya que tendemos a creer que son permanentes e irreparables y no es así, asegura Maurer, añadiendo que los errores a menudo son pasos de progresión al éxito.
Abandona los sentimientos de culpa que no te dejan progresar. El pasado no te define, simplemente te prepara para el viaje hacia el éxito y la sabiduría.

6- Una mujer exitosa nunca pierde oportunidades para brillar

Muchas veces la mejor manera de tener éxito es hacer lo que otros no están dispuestos. Debemos aprender a identificar lo que otros dudan en asumir.

Sin importar la magnitud de ese riesgo, sin importar lo pequeño o simple que pueda parecer, sea lo que sea, hazlo bien, y al instante te diferenciarás de la manada.

Entonces, sigue adelante, en esa misma vía, porque nunca sabes adonde esa muestra de coraje puede conducirte, y las puertas que puede abrir.

7- Una mujer exitosa nunca pierde el control de su propia vida

Sin importar la situación, debemos tener el control total de nuestra vida. San Ignacio de Loyola dijo: “Oren como si Dios cuidara de todos; Actúa como si todo dependiera de ti “.

En relación a lo anterior, muchas personas se excusan diciendo que la suerte determina si tienen éxito o no, y no es así, porque nosotros tenemos el control de nuestra propia suerte. Nosotros decidimos como vivimos nuestra vida y cómo no.

El éxito y el fracaso son dos aspectos que podemos manejar. La mejor manera de controlar nuestra propia suerte es aprovechando las oportunidades para mejorar nuestra vida y situación. El resultado será un “golpe de suerte” o el arrepentimiento de un camino no tomado.

8- Una mujer exitosa está preparada, se “pule” de manera continua

Una mujer exitosa está en constante formación, y hace sus tareas. Se pule de manera continua, en búsqueda de nuevos horizontes y oportunidades.

Cuando llega el momento de jugársela, da pasos seguros, porque esa seguridad viene de la preparación, de un trabajo continuo por superarse a sí misma.

9- Una mujer exitosa nunca abandona

La palabra que no debe existir en nuestro diccionario, si queremos ser mujeres exitosas, es “rendirse”. No importa lo dificil que se haya puesto la pista, o lo crudo de las circunstancias, debemos seguir adelante, debemos perseverar.

Cuando decimos que “no podemos”, estamos sacrificando el control sobre nuestra actitud y comportamiento. Demuestras que has creado tus propios limites, te auto-limitas.

Cuando decidimos abandonar y rendirnos, estamos enviando un mensaje sobre nuestro miedo al fracaso y la falta de agallas al poner a prueba nuestros límites. Benjamin Franklin lo tenía muy claro cuando dijo que, “La energía y la persistencia conquistan todas las cosas.”

Pero, ¿qué significa realmente nunca rendirse?, según consigna la coach Sue Darvey al diario electrónico The Huffington Post, hay cinco dimensiones para comprenderlo a cabalidad:

1- La vida no se trata de hablar; Se trata de compromiso, y dificilmente vamos a conquistar esos horizontes si no actuamos.

2- La Resiliencia y adaptación son las claves para una vida vibrante y una mente sana.Cuando intentas manifestar alguna idea, habrá contratiempos, fracasos y decepciones. Pero esos contratiempos, los fracasos y las decepciones son buenos para ti. Son la mejor educación que puedes obtener, porque te enseñan a adaptarte.

3- Rendirse puede convertirse en un hábito. Porque si renuncias a las cosas que más te importan, probablemente establecerás un patrón de renunciar a cualquier cosa cuando las cosas no salen como esperabas. No aprenderás la importancia de la persistencia

4-Los valores son lo más importante. Digan lo que digan, los valores son la base de todo en una persona. Una persona que no renuncia a sus valores, no renunciará a las ideas que reflejan esos valores.

5- La confianza en uno mismo es todo. Renunciar a tus metas más importantes equivale a renunciar a tí mismo. Eres una persona única con sus propios dones y talentos y nadie invertirá en ellos más tu mismo. Tal vez millones de personas han tenido y van a tener los mismos objetivos y sueños que tú, pero todos manifiestan estas aspiraciones de manera diferente y única.

Nunca rendirse significa creer en ti misma, tener la disposición de aceptar el fracaso para aprender a adaptarte y reinventarte.

URL Corta: http://rbb.cl/hlde