¿encontraste un error?
avísanos

Vitalsexual: el fenómeno sexual cada vez más presente en los dormitorios chilenos

0VISITAS
Dollen (CC) Flickr

Publicado por

En el mundo de la sexualidad femenina lentamente se ha ido generando un fenómeno que algunos lo han denominado mujer Vitalsexual, vale decir, una mujer más empoderada no sólo en lo laboral o social, sino que también en lo sexual.

Se trata de una mujer que no tiene empachos con decir que le gusta el sexo, cómo le gusta y que sabe que la primera y única responsable de tener una vida sexual satisfactoria es ella y nadie más que ella. Una mujer protagonista y dueña de sus orgasmos.

La psicóloga Natalia Guerrero, psicoterapeuta sexual clínica de Medical Sex Center y miembro de la Escuela Transdisciplinaria de sexualidad, confirma desde su experiencia clínica este fenómeno.

“Esto es algo que está presente en mujeres de todas las edades. En las más jóvenes, pareciera ser lo más obvio, pero también se ve en mujeres adultas e incluso en algunas de la tercera edad que se están dando una segunda oportunidad en su sexualidad”, comenta la especialista.

“Ahora, aún hay muchas mujeres que tienden a delegar el orgasmo a la pareja y esto pasa principalmente porque aún hay muchas mujeres que no conocen su cuerpo, por lo tanto, esto de delegar tiene que ver con que no saben que ellas mismas pueden ser más protagonistas en esto”, comenta.

Daily Sunny (CC) Flickr
Daily Sunny (CC) Flickr

Por otro lado, Odette Freundlich, Directora de Centro Miintimidad y kinesióloga especialista en sexualidad, señala que “las mujeres deben responsabilizarse de su sexualidad, deben conocerse, debieran saber qué les produce placer y que no. El delegar esta tarea a su pareja y culparlos de su insatisfacción, no tiene razón de ser. Cada día más mujeres así lo entienden y saben que el placer es un derecho en el cual deben involucrarse”.

Una de las principales razones de este empoderamiento sexual, se ha dado a raíz del boom de los juguetes sexuales que han dejado de ser productos estigmatizados sujetos a juicios morales y que han permitido hablar sobre un tema que ha sido tabú: la masturbación femenina.

“El mundo de los juguetes sexuales y la inteligencia del marketing que se le ha puesto a estos productos, ha permitido que más personas hablen de la masturbación y se rompan inhibiciones. El que se haya transformado en moda el comprar productos de este tipo, llamativos y atractivos, ha hecho que cada vez sean más las mujeres que se han permitido practicar la masturbación, descubrirse y conocerse”, reconoce Guerrero.

Freundlich, en tanto, asegura que “hoy en día se puede hablar de juguetes sexuales en voz alta, se realizan encuentros de mujeres o taper sex en donde se muestran y venden estos juguetes. Las mujeres están aprendiendo que su propio placer no tiene por qué depender de si tienen o no pareja. En ese sentido, los juguetes sexuales están cumpliendo un rol”.

Por otro lado el mercado de la cosmética erótica también se ha ido masificando gracias a al surgimiento de esta mujer que busca nuevos estímulos y sensaciones en su vida sexual: “las mujeres están más abiertas a conocer sobre la cosmética erótica, a ser más lúdicas y a abrirse a explorar los distintos órganos de los sentidos usando estos productos”, recalca Freundlich.

Por lo mismo hoy ha tomado gran fuerza el mercado de juguetes y productos sexuales enfocados en estas mujeres que, estando con o sin pareja, buscan enriquecer su vida sexual. La cadena Gran Sex Shop ofrece varias alternativas para ellas que van desde aceites de masajes comestibles de sabores exquisitos como chocolate, vainilla pasando por múltiples opciones de vibradores discretos, en forma de labial o con motores silenciosos.

Jody Frost (CC) Flickr
Jody Frost (CC) Flickr

Otra característica de esta mujer más protagonista en su sexualidad, es que está informada sobre las disfunciones sexuales y de que tienen solución y tratamiento.

“Las mujeres están más dispuestas a buscar ayuda además que ahora saben a dónde ir a buscar ayuda. Pienso que las mujeres si hubiesen tenido antes espacios donde ir a atenderse, lo hubiesen hecho desde siempre. Lo que pasa es que ahora hay más profesionales que trabajan en el área de la sexualidad, se habla de sexualidad sin tanto tapujo, se sabe lo que es un sexólogo”, agrega la especialista de Medical Sex Center.

En tanto, la Directora de Centro Mi intimidad, agrega que “las chilenas están cada día más informadas sobre sexualidad. El acceso a la información está a la mano, pero lamentablemente no todos los medios son tan serios como debieran. Existe una sobre exposición en los temas de sexualidad, exigencias de modelos ideales a seguir, para conseguir una sexualidad inolvidable. Lamentablemente muchas mujeres se involucran en seguir los 10 consejos para un mejor orgasmo y se olvidan de vivir la sexualidad a su manera, desconectándose de su propio placer”.

Chilenos asustados

Pero no todo es miel sobre hojuelas. De manera paralela a este avance en la sexualidad femenina se ha dado otro fenómeno que pareciera ir en dirección contraria. Al haber más mujeres empoderadas de sus orgasmos, deseo y sexualidad, han aparecido una mayor cantidad de casos de disfunciones sexuales masculinas.

Natalia Guerrero comenta que “las chilenas sin duda están más exigentes en la cama. En ese sentido, es importante educar en cómo ser exigente porque muchas de las problemáticas actuales de pareja tienen que ver con que hemos avanzado en el empoderamiento de la mujer en la sexualidad, pero a la vez, los hombres se han quedado muy abajo”.

“Tenemos cada vez más hombres que no conocen cuáles son gustos sexuales, no saben lo que les gusta y cada vez más mujeres que sí saben lo que les gusta, entonces hay un desequilibrio de crecimiento y no se educa en cómo comunicarle a la pareja todo este avance, las mujeres se van quedando un poco solas. No sirve de nada avanzar tanto si después no tenemos con quién disfrutar”, señala.

“Los hombres están súper asustados. Hay un montón de hombres que consultan en la clínica. Hay distintos perfiles, y uno de ellos es el hombre que se acaba de separar y que está recién saliendo de nuevo a las pistas y conoce a una de estas mujeres empoderadas que le dice que el sexo para ella es súper importante y ¡cooperó!, disfunción sexual eréctil segura en el primer encuentro, porque los nervios lo matan”, agrega.

Esto, según cuenta la especialista se generaría también por el machismo. “Aún se piensa que es el hombre el que tiene que provocarte el orgasmo, eso es una idea muy machista. En ese sentido también hay que educar en lo que significa feminismo porque generalmente se piensa es ponerle las patas encima a los hombres, pero es un movimiento cultural y social que busca que hombres y mujeres podamos tener relaciones más igualitarias y así las mujeres puedan estar más empoderadas de su sexualidad sin que eso signifique una amenaza para los hombres”, comenta Guerrero.

Por su parte, Freundlich desde su experiencia comenta que “las mujeres están más exigentes, se atreven a expresarse a decir ‘NO así, me gusta de esta manera, espera aún no estoy lista’ y los hombres están aprendiendo a escuchar”.

Pero esto tiene solución y es a través de la educación sexual para adultos que permite que ambos mundos puedan en algún punto reencontrarse. Lo que no hay que hacer es sucumbir ante el pánico masculino.

“El hacerse cargo es un deber, una necesidad. Si nos conocemos y sabemos cómo nos gusta ser seducidas, estimulas y amadas, tendremos una sexualidad mucho más placentera, satisfactoria y empoderada. Podremos comunicarle a la pareja de nuestras preferencias, guiarlo y no culparlo de nuestra frustración e insatisfacción”, puntualiza la Directora del Centro Mi intimidad.

En tanto Guerrero reafirma que tomar un rol activo en la sexualidad sirve para la creatividad y la salud. “De hecho, si investigas las indicaciones de la OMS, y de las asociaciones mundiales de la salud sexual, indican que la estrategia clave para mejorar la salud de las personas, es el autoconocimiento del placer sexual y el autoerotismo. Si nos conocemos, nos empoderamos de nuestro cuerpo, sabremos cultivar nuestro imaginario erótico y nuestra salud mejorará”, enfatiza.

URL Corta: http://rbb.cl/eiup