¿encontraste un error?
avísanos

10 cosas que puedes decir a tu pareja en vez de “te amo”

0VISITAS
Jason Corey (CC) Flickr

Publicado por

“Decir ‘te amo’ puede convertirse en una especie de signo de puntuación en una relación de largo tiempo; las parejas lo dicen al terminar una conversación telefónica, o mientras cierran la puerta de casa, o cuando están medio dormidos en la cama. Y no hay nada malo en ello, de hecho, expresar afecto suele ser algo bueno. También es una buena forma de ver cómo va la cosa con tu pareja cada día (o varias veces al día)”.

Así lo afirman Em & Lo, columnistas del diario electrónico Huffington Post y autoras de varios libros sobre relaciones de pareja, quienes postulan que el problema de esto es que “cuando se dice muy a menudo, la frase puede resultar algo mecánica“.

¿Cuántas veces dices esas dos palabras, ‘te amo’, sin pararte a pensar de verdad en el hecho de que amas a esa persona? Sí, claro, la mayoría de las veces. E insisto, no hay nada malo. Todos estamos liados, tenemos un curro al que ir, estados de Facebook que actualizar, malas hierbas que arrancar, correo que abrir, sexo que practicar… Si tuviéramos que pararnos a meditar sobre lo que significa querer a alguien cada vez que decimos ‘te quiero’, nunca tendríamos tiempo para ir a hacer las compras”, expresan.

Sin embargo, ellas creen que es bueno tomarse ese tiempo para reflexionar sobre lo mucho que tu pareja significa para ti. En este sentido, sugieren 10 cosas para verbalizar este sentimiento pero con otras palabras, mucho más significativas.

1. Eres tan sexy/hermosa/guapa (o)

Esta frase no sólo expresas que te agrada su aspecto, sino que estás loco o loca por él o ella.

2. Hoy estoy más enamorada/o de ti de lo que estaba ayer

“Nos gusta la especificidad de la frase. No implica sólo que amas a tu pareja más de lo que solías hacerlo, sino que hoy de verdad te sentaste a pensar en el hecho de que tu amor ha aumentado durante las últimas veinticuatro horas”, señalan las autoras.

3. Me haces reír tanto que casi me hago pipí

“Bueno, igual puedes saltarte lo del pipí. Pero, ¿entiendes la idea? Por suerte para las parejas monógamas de larga duración, el sentido del humor no decae tanto con el tiempo. Aún así, es fácil olvidar lo divertida que es tu pareja. Esta frase es un recordatorio para que dediques tiempo a hacer reír al otro y para saber valorarlo cuando sucede”, comentan.

4. Me encanta tu cuerpo

“¿Cuándo fue la última vez que dijiste algo por el estilo a tu pareja? Claro que sabe que lo/a quieres, ¿pero sabe del deseo que su cuerpo sigue despertando en ti? Mira a tu pareja donde más te guste y cómetela con la mirada. Llega un punto en toda relación en que esto se convierte en un piropo”, explican.

5. Hoy odio a todo el mundo, pero a ti… a ti te soporto.

“Y es que a veces es mejor un medio piropo que ninguno en absoluto. Porque hay algunos días que lo mejor a lo que se puede aspirar en un matrimonio o relación larga es a poder estar con alguien a quien poder aguantar, un día sí y al otro también”, expresan, además le da un toque de humor a la situación, lo que siempre es positivo.

6. Me encanta verte correr/dar un discurso/ escribir/tocar un instrumento/hacer una foto

Puede ser alguna de estas acciones u otra. El punto es detenerte un momento y darte el tiempo de admirar a tu pareja porque “es una buena forma de incrementar el intervalo erótico entre los dos. También sirve para recordar lo que sintieron al conocerse, cuando pensaste por primera vez que tu pareja era increíble”.

7. Me encanta cuando hablamos y también cuando estamos en silencio

Hablar es relativamente fácil pero un silencio sociable, cómodo, es algo por lo que hay que trabajar.

8. Estás mejor ahora que cuando te conocí

“Envejecer deprime a todos. Esta frase funciona mejor si puedes ser más específico, es decir, encuentra algo en tu pareja que haya mejorado con la edad y piropéalo a tope: ¿un rostro más fino, quizás? ¿Un torso más musculado? ¿Una mirada más sexy?”, recomiendan.

9. Me encanta hacerte… (inserte acción sugerente aquí)

“No tiene por qué ser siempre el misionero, con esto de la monogamia (y tampoco tiene por qué terminar la frase con “el amor” precisamente). La frase admite variaciones, tantas como la imaginación del usuario”, comenta.

10. Te amo más que a el/la/las/los/un/una/unos/unas…(inserta cosas que te encanten aquí)

“Practica con diferentes finales (papas fritas, grupo musical, Sol, Luna, etc). Nunca te equivocarás. Por muy hiperbólica que sea la hipérbole, ¡es imposible encontrar algo que quieras más que a tu pareja!”, explican.

URL Corta: http://rbb.cl/eiww
+ Leídos