Internacional
Expresidente de Odebrecht va a prisión domiciliaria a enfrentar el odio de su familia
Publicado por: Christian Leal La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El magnate Marcelo Odebrecht, implicado en el mayor esc√°ndalo de corrupci√≥n de la historia de Brasil, pasar√° el martes a prisi√≥n domiciliaria, a tiempo para la Navidad… aunque en su familia el clima no est√° para fiestas.

Despu√©s de pasar dos a√Īos y medio en una c√°rcel de Curitiba (sur), el exempresario, de 49 a√Īos, cumplir√° el resto de su sentencia de 10 a√Īos por corrupci√≥n y lavado de dinero en una lujosa mansi√≥n de Sao Paulo. Un confort oscurecido por tensiones familiares.

Lee tambi√©n: Kuczynkski busca un milagro para evitar su destituci√≥n de la presidencia de Per√ļ

Apodado “el pr√≠ncipe”, Marcelo Odebrecht dirigi√≥ la mayor constructora de Am√©rica Latina, responsable de obras en todo el mundo, desde el estadio del equipo de baloncesto Miami Heat hasta usinas hidroel√©ctricas en Angola.

Este hombre de figura delgada, aspecto discreto y mirada penetrante, detrás de un par de anteojos ovalados, llegó a ser uno de los hombres más influyentes de Brasil. Su empresa llegó a convertirse en el símbolo de una nación pujante. Y su caída llegó junto a una grave crisis económica y política en el gigantesco país.

El derrumbe se inició el 19 de junio de 2015, cuando Marcelo Odebrecht fue detenido, acusado de pagar sobornos a decenas de líderes políticos en Brasil -luego se reveló que el procedimiento envolvía tres continentes- para obtener contratos.

El arresto se llev√≥ a cabo en el marco de la Operaci√≥n Lava Jato (‘lavadero de autos’), que un a√Īo antes hab√≠a empezado a destapar una inmensa red de corrupci√≥n urdida entre pol√≠ticos y empresarios para obtener contratos en la estatal Petrobras.

Cuando la investigaci√≥n revel√≥ que Odebrecht gestionaba los millonarios sobornos a trav√©s de un departamento creado exclusivamente para ese fin, la ca√≠da del “pr√≠ncipe” amenaz√≥ con arrastrar a toda la empresa.

De la celda al condominio

Las condiciones de detenci√≥n Marcelo Odebrecht en Curitiba no han sido las peores: con derecho a microondas, heladera y televisi√≥n, las puertas de su celda siempre est√°n abiertas. All√≠, seg√ļn reportes, desarroll√≥ cierto fanatismo por el fitness.

Pero, desde luego, la prisión en casa será mucho más amena.

Seg√ļn la prensa brasile√Īa, Odebrecht viajar√° a Sao Paulo con escolta policial en su jet privado. Una vez en la megal√≥polis, se reencontrar√° con su esposa Isabela y sus tres hijas en una lujosa mansi√≥n del barrio Morumbi.

Un portavoz del caso Lava Jato confirm√≥ que pasar√° los pr√≥ximos dos a√Īos y medio recluido en su casa y con tobillera electr√≥nica.

Le seguir√°n otros 5 a√Īos de pena, la primera mitad con salidas diurnas autorizadas y los √ļltimos dos a√Īos y medio con la obligaci√≥n de permanecer en su hogar s√≥lo durante los fines de semana.

Comparada con su actual celda de 12 m2, la nueva prisi√≥n ser√° una jaula de oro: ubicada en uno de los barrios privados m√°s ricos de la ciudad, la vivienda tiene una superficie de 3.000 m2. Y una gigantesca piscina, seg√ļn los peri√≥dicos.

AguaClaraMS.com.br
AguaClaraMS.com.br

Reyerta familiar

Gran parte del conglomerado familiar fue alcanzado por los tent√°culos de Lava Jato, aunque Marcelo Odebrecht es se√Īalado como el mayor responsable de los niveles de corrupci√≥n alcanzados por la empresa desde que asumi√≥ su comando en 2008.

Cuando el cerco de las investigaciones comenz√≥ a cerrarse sobre la compa√Ī√≠a, el CEO se resisti√≥ inicialmente a un acuerdo de delaci√≥n premiada, relatan los medios.

Sin embargo, su padre Emilio tom√≥ cartas en el asunto y asumi√≥ las negociaciones con la Fiscal√≠a, seg√ļn el peri√≥dico O Globo. Esto deriv√≥ en un acuerdo de confesi√≥n masiva en el que 77 ejecutivos de la empresa -incluido el detenido Marcelo- revelaron a las autoridades lo que sab√≠an.

La empresa se comprometió a pagar una multa de 2.600 millones de dólares a los gobiernos de Brasil, Estados Unidos y Suiza.

A cambio, la firma logr√≥ sobrevivir y la justicia redujo de 19 a 10 los a√Īos de prisi√≥n para Marcelo Odebrecht y concedi√≥ un tratamiento especial para su padre.

La confesi√≥n, vista como una rendici√≥n, caus√≥ una grieta en la familia, seg√ļn varios medios brasile√Īos.

O Globo asegura que Emilio fue apenas dos veces a visitarlo a prisión, mientras Folha afirma que Marcelo también se distanció de su hermana, su madre y varias figuras de relevancia en la empresa. Tres de sus tíos habrían tomado partido por el patriarca Emilio y apenas uno lo habría respaldado a él.

“Hab√≠a dos grupos en la empresa”, confi√≥ un miembro de Odebrecht al sitio de noticias UOL. “El lado de Emilio gan√≥”, asegur√≥ esta fuente.

Odebrecht S.A. emprendió un proceso de renovación y anunció que a partir de ahora, el cargo de CEO no será ocupado por miembros de la familia.

Emilio, de 72 a√Īos, anunci√≥ esta semana que dejar√° en abril su puesto de presidente del Consejo de Administraci√≥n.

Daniel Vargas, profesor de derecho de la Fundaci√≥n Getulio Vargas, considera que el grupo Odebrecht est√° “haciendo grandes esfuerzos” para acabar con pr√°cticas antiguas.

Pero la supervivencia de la empresa, apunta, depende de que todo el sector de la construcción tome conciencia y cambie de actitud.

“Si no, ¬Ņc√≥mo puede Odebrecht seguir siendo competitiva sin participar en la corrupci√≥n?”, se pregunta Vargas.

URL CORTA: http://rbb.cl/itbn
Tendencias Ahora