temas del día

TV y Espectáculo


Caso de "¿Y tú que harías?" conmueve profundamente a televidentes

TVN
Publicado por
Envíanos tu corrección

Anoche se emitió un nuevo capítulo del programa de TVN “¿Y tú que harías?”, que se caracteriza por montar situaciones difíciles en lugares públicos para medir la reacción de la gente.

En este episodio uno de los casos que más impacto en la audiencia, fue el de un anciano que era sorprendido robando en un supermercado por necesidad.

“Muchas veces algunos ancianos apenas tienen para comer, debido a sus bajas pensiones. A través de un experimento veremos qué sucede frente a un abuelo desesperado que intenta hurtar bienes de primera necesidad, enfrentado al administrador de un almacén que lo pone entre la espada y la pared al sorprenderlo in fraganti”, describían en el espacio conducido por Consuelo Saavedra y Amaro Gómez-Pablos.

TVN
TVN
TVN
TVN

Al ver esta escena, muchos clientes del supermercado ignoraron la situación, mientras otros decidieron actuar pagando los productos básicos que había robado el adulto mayor.

Aunque se trataba de un actor y el público lo sabía, los televidentes se mostraron profundamente conmovidos en las redes sociales.

En el capítulo también se mostró el caso de una joven sorda (en la vida real), que acompañada de su amiga traductora de lengua de señas, llegaba a un café a buscar trabajo como copera. El problema para ellas surgía cuando el dueño del lugar se negaba rotundamente a darle una oportunidad, ni siquiera como prueba, por considerar que una persona con discapacidad auditiva era “anormal” y sería un estorbo para su negocio.

Aquí también se dieron reacciones divididas, unos abandonaron el local como acto de protesta, otros intervinieron sin pensarlo increpando al dueño del recinto y otros se mostraron molestos pero no dijeron nada.

La otra situación giró en torno al bullying. En la ocasión se vio a un joven que estaba siendo hostigado por dos compañeros de colegio por su orientación sexual. Roberto fue el protagonista de esta historia y no era un actor, sino que una víctima de bullying escolar. Él decidió participar en esta experiencia para entregar su testimonio real de lo fuerte y marcador que puede ser para una persona.

En esa ocasión, muchos se cuadraron con él, lo defendieron, mientras otros se rieron. Llamó la atención que un valiente niño de 14 años no tuvo reparos en defenderlo de los actores que simulaban ser matones.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados