TV y Espectáculo


5 famosas chilenas que sucumbieron a la cirugía plástica y sufrieron horribles resultados

Sandra Solimano en la teleserie Champania
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Hace años que la cirugía plástica dejó de ser un tema tabú, al contrario. El porcentaje de chilenos que busca mejorar algún aspecto de su cuerpo a través de una operación estética se ha incrementado en un 20% en la última década, de acuerdo a estimaciones de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica (SCCP).

“Ya no es un tabú que los chilenos decidan hacerse una liposucción o un lifting facial. No tienen temor de acudir a consultas de cirujanos plásticos acreditados y preguntar qué procedimiento pueden realizarse para mejorar su apariencia”, afirmó Stefan Danilla, director de la SCCP, tal como lo consignó anteriormente BioBioChile.

“La tendencia está influenciada por los cánones de belleza actuales, los cuales responden a obtener resultados naturales y lo menos invasivos posible”, agregó.

Aunque en su mayoría las operaciones tienen un alto porcentaje de éxito, hay ocasiones donde algo puede salir mal con consecuencias desastrosas. Esto le ocurrió al siguiente grupo de famosos quienes vivieron en carne propia, la pesadilla de las cirugías plásticas mal realizadas.

1. Sandra Solimano

Durante años la actriz Sandra Solimano era uno de los rostros recurrentes en las teleseries de Canal 13. Ella no sólo tenía un gran talento sino que también destacaba por su belleza. Sin embargo, los años fueron pasando y la industria fue renovando sus áreas dramáticas, lo que puso en la actriz una fuerte presión para lucir igual de joven que sus colegas.

Fue así como encontró en los procedimientos estéticos una forma de lograr su objetivo, aunque no lo hizo de la mejor manera. La actriz se encontró con una cosmetóloga que a través de inyecciones con cierta sustancia, le ayudaría a rellenar sus arrugas.

“En un principio no lo hice. Me negué. Pero esta persona insistió y me convenció“, señaló la artista en el programa Mentiras Verdaderas.

Sandra Solimano en la teleserie Champania
Sandra Solimano en la teleserie Champania

Mi gran error fue no saber lo que me estaban poniendo. Confié, fui muy poco precavida. Y resulta que lo que me estaban poniendo era un producto que el cuerpo no logra absorber, porque es plástico. Como no lo absorbe, lo encapsula. Y al encapsularlo, se hincha. Por lo tanto, mi cara se deformó siete años después”, reconoció.

“Yo empecé a ver que mi cara se veía angulosa. Yo tengo la cara larga. Los pómulos se me notan. Y empecé a notar que mi cara se ponía redonda. Y dije ‘¿estaré hinchada por la menopausia?’, no sé, retención de líquidos. Los años van pasando y uno cambia. Hasta que empecé a sentir que tenía cototos. Ahí empecé a hincharme, y la cara se deformó completamente”, dijo ante la sorpresa de Ignacio Franzani, el animador del espacio.

La Red
La Red

Los “cototos” a los que se refería la actriz era el producto que le había sido inyectado. Esto la llevó a ver varios médicos y cirujanos plásticos, pero ninguno le dio alguna solución. “Me dijeron que tenía que irme a mi casa a morirme así”, sentenció.

Tras ello buscó sin éxito ayuda fuera de Chile pero tampoco hubo buenas noticias, hasta que dos médicos chilenos decidieron tomar su caso y ayudarla. Hoy luce mucho mejor y se siente contenta de haber superado esa pesadilla.

2. Solange Lackington

En 2014, Solange Lackington se sometió una liposucción, una abdominoplastía y una cirugía mamaria, sin sospechar que esas operaciones pondrían en riesgo su vida.

La actriz decidió operarse debido a que en la teleserie que trabajaba en ese momento, le pidieron mostrar más su figura, justo en un momento en el que ella no se sentía bien consigo misma.

Solange Lackington
Solange Lackington

Según ella misma comentó, la operación le produjo una infección que la mantuvo cinco meses con una herida abierta y con el ánimo por el piso, pues llegó a pensar que moriría. “Sientes una impotencia que puede significar que mueras en un postoperatorio“, señaló el Primer Plano.

“Fueron meses complicados porque además estaba trabajando paralelamente y tuve que dejarlo, perder algunos trabajos que tenía de teatro porque tenía una herida abierta que no cicatrizaba y tenía riesgo constante de infección“, indicó, agregando: “Aprendí que con la vida no se juega“.

Solange Lackington
Solange Lackington

3. Mónica Aguirre

Mientras disfrutaba del éxito como modelo hace 20 años, Mónica Aguirre tomó una de las peores decisiones de su vida; se puso implantes mamarios y se inyectó silicona en los labios, algo que terminó por deformarlos.

“Me equivoqué, fui ingenua y poco inteligente al acudir a cualquier centro de estética y dejar que me aplicaran silicona industrial”, reconoció en una entrevista con la Revista Paula.

Una década después de la operación, decidió remover los implantes pues comenzó a sentir fuertes dolores. El gran problema es que debido a que se trata de una zona extremadamente delicada, no es posible retirar toda la sustancia.

“Fue una tontera. Me lo ofrecieron en un centro de estética y acepté de impulsiva, porque vi a una amiga que se lo había hecho con un doctor y le quedó muy bien”, recordó en la entrevista.

“Pero a mí lo que me hicieron fue una carnicería: el procedimiento debe ser que te inyecten silicona en los bordes para que el labio suba un poco. A mí me clavaron toda la boca. Me quedó enorme, pero me dijeron: ‘tranquila, está hinchada, va a bajar’. Nunca bajó ni un poco y, para peor, me quedó asimétrica”, reconoció.

“Pensé que tal vez sólo yo lo notaba, pero a las semanas fue una periodista a entrevistarme y lo primero que me dijo fue: ¿te hiciste algo en la boca, verdad? Ahí dimensioné. Y ahí también partió el show mediático de la boca que no paró hasta mucho después”, finalizó.

Youtube
Youtube

4. Romina Zalazar

Otra modelo que vivió una terrible pesadilla por culpa de una cirugía fue la argentina Romina Zalazar, quien se puso en manos de un médico trasandino al que terminó denunciando por mala praxis.

La maniquí y actual abogada decidió operarse para  afinar la forma de su nariz, sin embargo, tuvo una pérdida completa de la forma natural de ésta, lo que se convirtió en la experiencia más traumática de su vida.

“Sentí toda la cirugía, estaba con los ojos abiertos y decía ‘me duele’. Gritaba. Me quería ir. Él -médico- me operó sin anestesia, y casi me mata, me dio una especie de sedante y cuando me despierto grito de dolor, me quería ir pero me agarraban los brazos”, contó a Las Últimas Noticias.

“Después me desperté y me di cuenta que me transformó la cara como un monstruo, y él ya no estaba allí”, señaló la modelo. “Me desfiguró, y además de hacerme un daño estético, me afectó psicológicamente”, finalizó la actual abogada.

Romina Zalazar
Romina Zalazar

5. Carla Ochoa

Carla Ochoa se dio a conocer cuando apenas tenía 16 años y era novia de Miguel “Negro” Piñera. En ese momento era una guapa joven alta y de melena rubia que buscaba abrirse paso en el mundo del espectáculo.

Pero no fue hasta que terminó su mediática relación, que Ochoa comenzó a brillar con luz propia. La hermosa joven pronto comenzó a forjarse una carrera en el modelaje, mundo que la aceptó encantada dada su figura y estatura.

Sin embargo, cuando el tiempo comenzó a pasar, Carla decidió retocarse en varias zonas del cuerpo, comenzando por su rostro. Fue así como el exceso de botox y una mala cirugía de labios la dejaron irreconocible.

Carla Ochoa
Carla Ochoa
Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados