TV y Espectáculo


Policía detalla cómo fueron las últimas horas de Chris Cornell

Chris Cornell en su último concierto – MichaelAdams317 | Twitter
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Ya fue redactado el informe policial sobre la muerte de Chris Cornell, el célebre líder de Soundgarden que se quitó la vida la madrugada del jueves en la pieza de un hotel en Detroit. El texto detalla cómo fueron las últimas horas del cantante, ícono del grunge de los noventa.

De acuerdo a la información que publicó el periódico local Detroit News, basada en dicho informe policial, Cornell llegó al hotel acompañado de su guardaespaldas, Martin Kirsten, quien lo ayudó a instalar su computador antes que el músico decidiera aislarse en su habitación.

Ya eran pasadas las 23:30 horas del miércoles 17 de mayo. Esa noche, en la misma ciudad, Soundgarden ofreció un concierto en el marco de una gira de reencuentro, que los mantenía viajando hace días por EE.UU.

En la soledad de su pieza, el músico consumió dos dosis de Ativan, un medicamento para lidiar con la ansiedad. Desde ahí, Cornell llamó a su esposa, Vicky Cornell. Según el relato entregado a la policía, al momento de comunicarse con su marido notó en él dificultades para hablar.

Consultado por su esposa, el vocalista dijo que sólo se trataba de cansancio y de la posibilidad de haber ingerido Ativan más de la cuenta. A Cornell no le gustó el diálogo, y colgó el teléfono de golpe. Después, Vicky llamó al guardaespaldas del músico, y este advertido por la escena acudió a la habitación de Cornell.

Al llegar, no pudo abrir la puerta a pesar de poseer una llave de la misma. Fue donde el personal del hotel, y ellos le informaron que no tenían autorización para romper el inmueble.

Kirsten perdió la paciencia y forzó la llave. Una vez en el baño, vio la escena: el músico tirado en el piso, con una hemorragia saliendo de su boca y una banda de ejercicio colgada al cuello. Versiones de prensa detallan que la banda estaba atada a un mosquetón, que a su vez se mantenía amarrado a la puerta.

“Chris (Cornell), un adicto en recuperación, tenía una prescripción médica para Ativan y quizás ingirió más Ativan que la dosis recomendada. La familia cree que si Chris acabó con su vida, no sabía qué estaba haciendo, y que las drogas y otra sustancia quizás, afectó sus acciones“, aclaró el jueves la familia del músico, con el afán de desmentir cualquier tipo de rumor sobre las sabidas adicciones del fallecido.

Ya en la madrugada, en la habitación del hotel, los paramédicos no pudieron reanimar a Chris Cornell, y en el momento, establecieron la hora de muerte: 1:30 del jueves 18 de mayo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados