Nacional


El círculo de violencia y agresiones que tocó a las mujeres en la familia de Nabila Rifo

MARIBEL FORNEROD/AGENCIAUNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Sin duda el ataque a Nabila Rifo, de 28 años, conmocionó al país por el nivel de violencia ejercida por su expareja, el mecánico Mauricio Ortega, en Coyhaique.

La madrugada del 14 de mayo, la madre de cuatro hijos fue encontrada semi desnuda, golpeada, con señales de haber sido abusada sexualmente, al borde de la hipotermia, con múltiples fracturas, sin algunos dientes y sin sus ojos.

Lee también: Las últimas horas de Nabila Rifo antes del ataque que conmocionó al país

Pero tras este lamentable hecho, se esconde un círculo de violencia y agresiones en la familia de Nabila. Según consignó The Clinic, Noelia Ruiz, fue víctima de violencia intrafamiliar en contra de su expareja, José Luis Miranda, durante años.

El medio de comunicación precisó que el 9 de septiembre de 2006, Elvis Rifo, hijo de Noelia Ruiz y hermano de Nabila, llamó a la Primera Comisaría de Coyhaique para solicitar presencia policial. “Un hombre está golpeando a mi mamá”, aseveró vía telefónica.

El agresor, expareja de su madre y padre de la hermanastra menor de sólo tres meses de edad de Nabila, protagonizó con su progenitora varios episodios de violencia.

Ellos se habían separado hace siete meses, pero esa noche el hombre llegó borracho exigiendo que lo dejaran entrar. Por temor, Noelia se negó. Estaba acompañada de sus tres hijos y cinco nietos.

El hombre insistió, abriendo la puerta a golpes, empujó a Noelia y buscó a su hija de tres meses para llevársela. La madre de Nabila corrió a buscarla y la apretó entre sus brazos para que su expareja no se la quitara. El hombre le pegó varios combos en la cara que la dejaron en el piso.

Mientras los nietos gritaban y Nabila con sus hermanos asistían a su madre, José se llevó a la niña de la casa.

Noelia lo siguió, llorando y gritando por la calle, solicitando ayuda a sus vecinos. Uno de ellos persiguió a José, comenzaron a pelear y el padre de la hermanastra de Rifo tiró a la niña al piso, permitiendo que el vecino pudiera tomarla en sus brazos, entregándola a Noelia.

Carabineros llegó y José fue detenido quien en su estado de ebriedad maldecía a la madre de Rifo. Cuando personal policial tomó declaraciones, la mujer agredida reconoció: “No es primera vez, yo tengo denuncias en la Fiscalía y en el Juzgado de Familia por violencia intrafamiliar, hagan algo”, rogó.

Tras realizarse la investigación pertinente, Miranda fue condenado a 61 días de cárcel.

Relación de Nabila con la expareja de su madre

El vínculo de Nabila con la pareja de su madre nunca fue bueno. Miranda siempre fue violento con Noelia y el resto de la familia, según declararon los hijos de la mujer en distintas denuncias.

Antes de este episodio de violencia, un año antes, Nabila declaró como testigo en otra agresión de José Luis.

Aquella vez, el hombre ingresó a la fuerza a la casa de Noelia, rompiéndole dos ventanales. “¡Te voy a matar! ¡Te voy a matar delante de tu hija!”, gritaba ese día.

Noelia interpuso una denuncia, como precisa en la investigación, pero la Fiscalía decidió no “perseverar en el procedimiento”.

El 4 de abril del 2007 salió en libertad. El Tribunal de Garantía de Coyhaique decretó “prohibición total a José Luis Miranda de cualquier de interacción violenta en contra de Noelia”.

No obstante, el 28 de agosto de ese año, cuatro meses después que saliera en libertad, José fue a la casa de Nabila exigiendo hablar con su madre.

Noelia accedió, pero la conversación se convirtió en pelea. Nabila defendió a su madre y echó a José Luis, pero el agresor sacó un cuchillo y le gritó: “¡Te voy a matar porque siempre te metes a defender a tu madre! ¡Por tu culpa me echaron de la casa!”.

Ambas pudieron llamar a Carabineros pese a las amenazas de un enajenado Miranda, siendo la tercera vez que denunciaban por violencia a la expareja de la madre de Nabila.

A pesar de este violento episodio, el Tribunal decidió que por amenazar de muerte a Nabila, multar a José Luis con 1 UTM mensual durante un año por violación de morada, correspondiendo este monto a unos $33 mil de la época.

Varios años después Nabila protagonizó su primera denuncia por violencia intrafamiliar el 5 de junio del 2015 cuando Mauricio Ortega ingresó a la casa de Rifo con una hacha, gritándole que la iba a matar.

Hoy Ortega se encuentra en prisión preventiva como el principal sospechoso del brutal ataque que le desfiguró el rostro a Nabila.

Mientras que la afectada de este caso que remeció al país, se encuentra en recuperación tras las siete horas que duró la cirugía reconstructiva de su rostro en la ex Posta Central.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados