¿encontraste un error?
avísanos

5 cosas que es mejor evitar antes de la intimidad

0VISITAS
CORDONPRESS/AGENCIAUNO

Publicado por

Son múltiples factores los que pueden influir en que un encuentro íntimo no resulte cómo quisiéramos. Algunos son impredecibles, pero otros se pueden evitar con algo de precaución.

La revista especialista en salud femenina Woman’s Health expuso algunas cosas que es mejor evitar antes poco antes de las relaciones sexuales, ya sea por comodidad, bienestar o incluso riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Lee también: 9 errores comunes que los hombres cometen en la intimidad

1. Tomar antihistamínicos

Según explica la ginecóloga Nicole E. Williams, como los antihistamínicos fueron hechos para secar las mucosas de la nariz con el fin de aliviar la congestión, pueden secar también otras zonas del cuerpo como la vagina.

Por eso, si los tomas justo antes del encuentro sexual, podrías tener dificultades con la lubricación y sentir dolor durante la penetración. Si debes tomarlos sí o sí, ayúdate de un lubricante íntimo.

2. Beber demasiado alcohol

Aunque beber un poco de alcohol puede ayudar a preparar el ambiente para la intimidad, cuando bebes demasiado tus sentidos se “adormecen”.

Así lo afirmó Williams, quien explicó que “como el alcohol es un depresor conocido del sistema nervioso, tu capacidad para experimentar un orgasmo puede quedar dilapidada”.

Asimismo, un estudio de la University of Missouri-St. Louis determinó que al menos un 11% de quienes beben alcohol regularmente tienen problemas para alcanzar el clímax, tanto hombres como mujeres.

3. Usar un cepillo de dientes eléctrico y enjuague bucal con alcohol

Si vas a tener sexo casual, evita usar un cepillo de dientes eléctrico y enjuague bucal con alcohol. Aunque parece absurdo, la dermatóloga Tsippora Shainhouse explica que este aparato puede aumentar la disposición a contraer una ETS durante el sexo oral.

“Las cerdas rotatorias pueden provocar unos rasguños minúsculos en las encías, y los enjuagues bucales con alcohol pueden secar e irritar la mucosa, lo que predispone a irritaciones y a contraer ETS”, señaló la profesional.

4. Depilarte

Shainhouse dice que si bien muchas mujeres se rasuran la zona del bikini justo antes del encuentro sexual, es preferible hacerlo la noche anterior, para que así tu piel pueda descansar.

“Depilarte exfoliará la capa superior de la piel, de modo que estará más sensible. Puede irritar los folículos capilares, provocar un sarpullido rosáceo y pequeños cortes, lo que deja la piel más expuesta a infecciones potenciales, como un herpes o el virus del papiloma humano”, dice la especialista.

Además, ella recomienda usar una máquina de afeitar con varias cuchillas para no tener que pasarla más de una vez. La especialista también aconseja usar una pomada hidrocortisona al 1% para evitar irritaciones.

5. Usar comida en el juego previo

A algunas parejas les gusta experimentar con alimentos como chocolate, crema batida o mermelada en los juegos previos, pero en realidad no es tan buena idea.

“Usar algo con azúcar añadido como lubricante (sea a propósito o no) puede provocar candidiasis, ya que las infecciones crecen en el azúcar”, señala Kathryn Boling, médico de familia en el Mercy Medical Center.

Bloqueadores del erotismo que debes evitar en tu relación de pareja

De acuerdo a Diana Resnicoff, psicóloga argentina especialista en sexología clínica, la falta de privacidad, la costumbre y las distracciones, entre otros, alteran de modo negativo el interés sexual, la excitación e incluso el orgasmo. Esto, a corto o mediano plazo, podría provocar que la pareja empiece a distanciarse.

Para prevenir que esto ocurra, la experta explicó algunos de estos “bloqueadores del erotismo”, de modo de que te hagas una idea sobre las cosas que pueden poner en riesgo tu vida en pareja.

Transformar la cama en un campo de batalla: De acuerdo a Resnicoff, la cama no debe convertirse “en un espacio para mostrar lucha de poderes, tomando una actitud de enfrentamiento ante la relación sexual”. Por el contrario, es aconsejable dejar los problemas fuera de la habitación cuando se quiera disfrutar de la relación sexual.

Tener “costumbres”: Otra de las situaciones que debieran evitarse es crear “costumbres” en torno al sexo, como “tener relaciones sexuales solamente en un día predeterminado, por ejemplo, si es sábado por la noche”. Lo anterior, ya que situaciones como ésta frenan el erotismo y la espontaneidad en la pareja.

Creer que sólo uno es responsable del placer del otro.: Según la sexóloga, cuando se piensa que uno es el responsable del placer del otro no se admite “que cada uno es responsable de su propio placer y, por ende, es necesario contarle a nuestra pareja cuáles son nuestras preferencias”.

A su juicio, en el extremo opuesto está el hecho de no considerar al otro, es decir, ser “egoísta” en la cama. “Si la falta de empatía entorpece cualquier relación, en el terreno sexual es ésta determinante”, agregó.

Pensar que ya pasó la época de goce sexual: Hay que dejar de pensar que la satisfacción sexual es sólo “para los jóvenes”, pues según la especialista “una mano es una mano, aunque esté arrugada, y las caricias siempre son caricias. Desnudar al otro, sentir con nuestras manos los cuerpos, resulta un poderoso afrodisíaco”.

“A través del mundo de las caricias corporales se obtienen sensaciones placenteras, muy importantes para el bienestar afectivo”, añadió Resnicoff.

Estar enojado con la pareja y no decírselo: A juicio de la sexóloga, la respuesta “a mí no me pasa nada” provoca mucho malestar en la pareja, pues “la comunicación va más allá de las palabras”, indicó. Esto, en ocasiones puede convertirse en un bloqueador del erotismo que juegue en contra de tu vida sexual.

Las distracciones: Uno de los errores que las parejas suelen cometer, es pensar en cosas anexas cuando se tienen relaciones como, por ejemplo, que hay que llevar el auto al taller o comprar ciertos productos en el supermercado. Recuerda que los “Pensamientos intrusivos, lejanos, distracciones o preocupaciones durante el acto sexual” interrumpen el erotismo y, eventualmente, pueden dañar tu intimidad.

La falta de privacidad: Para una pareja, sobre todo aquellas que tienen hijos y/o horarios de trabajo muy demandantes, es cada vez más difícil tener un tiempo a solas que les permita disfrutar de su amor y compañía. No obstante, es necesario que se hagan esfuerzos para no caer en la rutina y mantener momentos de privacidad que fortalezcan su relación.

URL Corta: http://rbb.cl/dytn
+ Leídos