¿encontraste un error?
avísanos

5 grandes mentiras que las personas dicen en los encuentros sexuales

0VISITAS
Christof Stache / AFP

Publicado por

Muchas veces la intimidad en las relaciones de pareja vive una especie de conflicto, cargado de mentiras y engaños en torno al placer experimentado al momento del encuentro sexual.

Y es que se puede pensar que una vez que se llega a dicho plano uno se muestra tal cual es, sin embargo, hasta en ese aspecto de la vida tanto hombres como mujeres suelen decir mentiras, ya sea por presunción, por quedar bien ante la pareja o simplemente por llamar la atención del otro.

Algo bastante común al parecer, pues Terri Fisher, profesora de la Universidad de Ohio señaló al portal de noticias Salud 180 que “al hablar de sexo, hombres y mujeres tienden a mentir en la forma de sus encuentros, ya que exageran en tiempos, calidad y en muchas ocasiones lo vivido es totalmente diferente a lo que relatan”.

En el plano sexual tales engaños están asociados principalmente a la experimentación o no del orgasmo y a la satisfacción con la experiencia carnal, ya que muchas veces las expectativas no coinciden en lo más mínimo con la realidad.

Sex Tape | Sony Pictures Entertainment

Sex Tape | Sony Pictures Entertainment

Razón por la que la experta de la Universidad de Ohio encabezó un estudio, en que a la muestra investigada se le puso un supuesto detector de mentiras para saber sus costumbres sexuales, logrando detectar así las mentiras más sobresalientes al momento del encuentro.

1. “Nunca había hecho algo así”

Debemos aceptar que tal frase es típica de ellas y la usan con el objetivo de darle a entender a su pareja que son inexpertas en el plano sexual y que él es el superhombre que cualquier chica querría tener en su cama.

2. “Te dije que tuve un día agotador”

Cuando un hombre no logró llegar al punto máximo del placer recurre a esta frase como una excusa que su bajo rendimiento se debe a factores externos, como problemas personales, exceso de trabajo, cuadros de estrés, etc.

3. “Lo haremos tal como lo vimos en aquella película porno”

Por muy flexible que seas, te darás cuenta que las posturas que ves en aquellas cintas para adultos muy pocas veces se logran realizar en la vida real. Si a la pose le sumas que tras el sexo las parejas quedan perfectamente peinadas, sin una gota de sudor y con suficiente energía para una segunda vuelta, notarás que todo es un simple montaje y que la realidad es completamente diferente.

4. Gritar en el momento del encuentro es señal de buen sexo

Con la experiencia y el paso de los años te das cuenta que a veces el ruido es solo una especie de “show” y no una necesidad del momento. Por eso, si en el encuentro salen de tu boca gemidos o ruidos poco auténticos, lo mejor es no fingir ni recurrir a ello para hacerle sentir a tu pareja que lo estás pasando increíble.

5. “Me fascina tener sexo en el jacuzzi o bajo la ducha”

Muchas veces la pasión del momento puede bajar mientras esperas que el jacuzzi se llene de agua, pero eso no es todo, ya que una vez dentro los movimientos resultan un poco incómodos, te puedes resbalar provocando un accidente, la penetración es casi imposible y las bacterias presentes en el agua pueden afectar tu salud.

Visualhunt.com (CC)

Visualhunt.com (CC)

Pero, ¿cuáles son las razones por las que se recurren a este tipo de engaños cuando se tiene sexo? Plano en que Patricia Toledo, psicóloga especialista en terapia de parejas y docente de Universidad San Sebastián, señaló que hay una serie de motivos que utilizan las personas para mentir en la intimidad, como por ejemplo:

- Por ser piadosos con el otro
- Para exagerar o modificar la realidad
- Como una forma de sentir más seguridad
- Para evitar vergüenza o afrontamiento de una situación desagradable
- Con el fin de evitar la pérdida o alejamiento de la pareja
- Para evadir ciertas responsabilidad

“En general, recurrir a las mentiras habla de una relación que está con dificultades, principalmente de comunicación y de inseguridad, donde estos engaños sólo se utilizan como un método para permanecer en el compromiso y no dar paso a un quiebre”, destacó la profesional.

Si bien en la vida cotidiana hay señales para detectar cuando el otro nos está mintiendo, en el aspecto sexual tales indicios pasan a un segundo plano, pues en el acto mismo es la confianza la que prima por sobre cualquier otra conducta extraña.

Sin embargo, si tales engaños perduran en el tiempo pueden acarrear serias consecuencias como falta de confianza y serios problemas sexuales.

Mismo contexto en que la experta manifiesta que las expectativas de una relación sana se alejan frente a las mentiras, sin embargo, hay parejas que pueden trabajar en la aceptación y el perdón de manera genuina cuando los engaños son aislados y no se presentan como un comportamiento repetitivo que ha causado gran daño al otro.

Motivo por el que la especialista exhorta a las parejas a mejorar la comunicación y en caso de una posible crisis – producto de una mentira en la intimidad – puedan recurrir a un profesional y en conjunto buscar las mejores alternativas de solución, evitando así problemas de infidelidad o un futuro quiebre producto de un engaño al momento de tener sexo.

URL Corta: http://rbb.cl/dy9u