¿encontraste un error?
avísanos

8 errores que cometes en la ducha que te pueden provocar acné

0VISITAS
Sebastian Rodríguez | Agencia UNO

Publicado por

El acné puede estar ocasionado por múltiples razones, pero es una condición cutánea que básicamente está originada por el exceso de grasa en la piel, y en esto tiene mucho que ver la forma en que nos duchamos y los productos que utilizamos.

Tal como dice el sitio femenino Bustle nuestra piel es como una enorme esponja que absorbe todo lo que aplicamos en ella, lo que explica que jabones, lociones y champús pueden estar asociados a esta enfermedad.

Las duchas diarias son fundamentales en términos de limpieza, pero podemos estar cometiendo algunos errores que hacen que los folículos pilosos se llenen aún más de grasa y células muertas.

Bustle elaboró un listado con 8 errores que cometemos en la ducha que pueden provocar la aparición del acné en nuestro cuerpo y rostro.

1. Utilizar un champú fuerte

Uno de los errores que cometemos es utilizar un champú con una fórmula muy fuerte, sobre todos aquellos 2 en 1 que contienen acondicionador en el mismo envase.

El champú y el acondicionador liberan aceites que causan estragos en el equilibrio de la piel, por esto es recomendable utilizar productos naturales libres de químicos que contengan ingredientes de origen vegetal como el hibisco que además hidrata la piel.

2. Utilizar un exfoliante irritante

El dermatólogo Zoe D. Draelos advirtió a Bustle que los exfoliantes contienen agentes corrosivos que aflojan los lazos que mantienen la piel firme y protegida.

Hay productos suaves e hidratantes que contienen aceite de oliva y sal del Mar Muerto que pulen la piel y la rejuvenecen al mismo tiempo.

3. No hidratarnos adecuadamente

Para hidratarnos correctamente también debemos preferir productos naturales que no contengan alcohol ni detergentes artificiales como aquellas lociones que contienen aceites de frutas y vitamina E.

4. No renovar la esponja

Las esponjas que utilizamos en la ducha están día y noche en la humedad por lo que rápidamente se llenan de hongos y bacterias.

Para prevenir que tu esponja sea uno de los causantes del acné, prefiere utilizar aquellas que tiene un gancho para colgarla en un área ventilada o aquellas que están impregnadas de carbón de bambú que son antibacterianas e hipoalergénicas.

5. No usar un filtrador de agua

No filtrar el agua puede ser otra de las causas del acné ya que un 85% de esta contiene productos químicos y metales que afectan la piel. Para evitar este problema, hay cabezales de ducha que filtran el agua eliminando el cloro, pesticidas, metales pesados, y bacterias.

6. Usar un jabón innadecuado

La mayoría de los jabones contienen hidroxido de sodio un alcalino que afecta el PH de la piel. En su reemplazo debes utilizar productos con manteca de karité y aceite de coco para limpiar la piel sin dañarla.

7. No renovar las toallas

Kelly A. Reynolds, profesor de salud ambiental, explicó que cuando la piel muerta se acumula en las toallas, se crea un entorno para el moho y las bacterias, por esto es importante que las renueves con frecuencia o utilices toallas de bambú que son antibacterianas.

8. No utilizar un cepillo

Para eliminar los excesos de grasa en nuestro cuerpo es fundamental tener a mano un cepillo para limpiar los lugares difíciles de alcanzar. Recuerda que la acumulación de sudor y grasa sólo hará que brote más acné en nuestro cuerpo.

URL Corta: http://rbb.cl/dwnp