Blogs


Una seria advertencia antes de que actualices a Android 6 Marshmallow

The Register
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Chicos, una seria advertencia sobre Android 6 Marshmallow, o mejor dicho, sobre una de sus funcionalidades: la de la tarjeta de expansión adaptada.

Sucede que la nueva versión de Android (a la que todavía no le encuentro nada por lo que haya valido la pena actualizar salvo que el botón “No molestar” es más accesible), trae una funcionalidad que en teoría es maravillosa: puedes usar la tarjeta microSD de tu teléfono como expansión de la memoria interna. De esta forma, si tu teléfono tiene magros 8 GB de memoria, de un salto puedes pasar a tener 72 en total.

Bueno, eso en teoría. Y he ahí el problema.

Para activarlo debes 1) tener una tarjeta de alta velocidad (clase 10 ó superior) y 2) formatearla para que sea parte integral de tu teléfono. Sí, perderás todos tus datos en ella así que respalda, y además quedarán cifrados por lo que no podrás leer la tarjeta en ningún otro dispositivo.

Yup. Dat’s da rulz.

Ok, formateas la tarjeta y aceptas que se transforme en un monje de claustro de tu dispositivo. ¿Qué pasa entonces? Cuando veas tu almacenamiento, comprobarás con satisfacción que Android “fusiona” ambos dispositivos de memoria y parece que podrás instalar todas las versiones existentes de Candy Crush de Google Play. Pero aquí vienen 2 problemas críticos…

1) No puedes disponer de tu tarjeta para almacenar multimedia

¿Quieres poner tus canciones en el teléfono? Lo lamentamos. Por alguna razón más allá del razonamiento humano, Google sólo te deja acceder a su almacenamiento interno (los mismos 8 GB), por lo que perderás TODA capacidad de almacenamiento externo para tus archivos.

Esto es un problema que ha causado mucha polémica en foros de usuarios de Android por su evidente imbecilidad. Tal como lo dijo alguien en un foro: “Google parece darte a elegir: 8 GB para tus aplicaciones y 64 para tus archivos multimedia en el sistema antiguo, ó 64 GB para tus aplicaciones y 8 GB para tus archivos multimedia en el nuevo“. Lo peor: Android 6 deja obsoletas las aplicaciones de transferencia de (duh) aplicaciones (como App2SD), por lo que ya no puedes tener lo mejor de ambos mundos. Es la espada o la pared.

Apollo Music

Apollo Music

Bueno, siempre podemos resolverlo comprando un reproductor de MP3/MP4 por separado, ¿no? No es la solución más elegante, pero…

Pero si no fuera por lo siguiente.

2) Tu teléfono se pondrá EXTREMADAMENTE lento

Ok, y esto es inaceptable porque invalida todo el objetivo de la funcionalidad. Cuando conviertes tu tarjeta a la religión del telefonismo, Android traspasa automáticamente a ella las aplicaciones más obesas (como Facebook) y también puedes elegir trasladar de forma nativa las que tú quieras, a excepción de las que vienen en el núcleo del sistema (como Docs, Drive, Maps… oh, qué casualidad, todas las de Google).

El asunto es que acceder a ellas es más lento que tramitar un proyecto de ley. De hecho abrir una aplicación y esperar a que reaccione suele tardar tanto, que el mismo sistema te dirá que al parecer no responde y si deseas esperar o cerrarla… Pero no, espera (y mucho). Sólo está cargando desde la tarjeta.

No. Y no es un tema de velocidad de la tarjeta. El mismo Android no se rebajará a que lo desflores con una magra tarjeta clase 4 ó 6. Sólo acepta tarjetas UHS (Ultra High Speed), que significan clase 10 / U1 (10 Mbps) o la más reciente U3, cuyos suculentos 30 Mbps aún no se encuentran en el mercado chileno salvo por importación directa (me corrigen: las grandes tiendas tienen, pero no sé si harán gran diferencia).

La mía era clase 10 y créanme, fue un calvario al punto que debí volver a formatear el teléfono y usar el sistema antiguo de memoria y tarjeta por separado. Prefiero ahorrar en espacio que tener un teléfono que no responde.

Ah, y como bonus: un estudio comprobó técnicamente lo que todos sabemos: la aplicación de Facebook es un cerdo de recursos, que va poniendo tu teléfono cada vez más lento.

Lo bueno es que no tienes por qué dejar de acceder a la red social: existen alternativas como Facebook Lite, Metal o Folio que cumplirán la misma función, e incluso estas últimas permiten acceder a Twitter a la vez, por lo que podrás eliminar dos aplicaciones por el precio de una.

Así que considérense advertidos, you fools.

Fly you foolz...

Fly you foolz...

Christian F. Leal Reyes | facebook.com/christianleal
Periodista (otrora de tecnologías)
Director de BioBioChile
(Cambio gatos por botellas)

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)