Notas


Estudio apunta relación entre mal de Parkinson y alteraciones del sueño

SEBASTIAN RODRIGUEZ | AGENCIAUNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Chile es un país que envejece y así lo demuestran las estadísticas. Actualmente, la esperanza de vida al nacer es de 76,5 años para los hombres y 81,7 años para las mujeres, según el INE. Estas cifras hacen que las enfermedades neurodegenerativas sean cada vez más frecuentes en la población.

Hoy una serie de estudios podrían demostrar que las alteraciones al sueño son una manifestación clínica frecuente e importante de enfermedades degenerativas. Uno de estos es el trastorno conductual del sueño REM (Movimiento Rápido de los Ojos en castellano, al que habitualmente se refiere por su sigla en inglés), que se está configurando como un potencial bio-marcador del mal de Parkinson.

En un análisis realizado por el doctor Rodrigo Kuljis, neurólogo del Centro de Medicina del Sueño, en casi el 90% de los pacientes con enfermedad de Parkinson se pudo determinar alguna alteración del sueño o de la vigilia asociado al sueño: tales como insomnio, trastorno de la conducta durante el sueño REM, alteraciones respiratorias y la somnolencia diurna excesiva.

Se estima, además, que entre un 20% y 50% de los pacientes que presentan la Enfermedad de Parkinson tienen un síndrome de apnea e hipopnea obstructiva del sueño, que es clave al momento de detectar y tratar ya que es un factor de riesgo muy importante para infartos del corazón y el cerebro.

Por otro lado, alrededor de un 50% de los pacientes parkinsonianos presentan somnolencia diurna significativa, ya que los mecanismo implicados en la vigilia, es decir, en mantener a las personas despiertas, se encuentran alterados con la enfermedad. Se postula que los sujetos con hipersomnolencia primaria, tienen tres veces más riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson.

En una polisomnografia nocturna, la prueba más rigurosa disponible para estudiar el sueño, se presentaron micro-despertares y fragmentación del sueño. Esto ha permitido en algunos centros establecer una terapia dopaminérgica, el uso de la apomorfina y la estimulación cerebral profunda para mejorar la calidad del sueño de los pacientes con Parkinson.

“En todas las enfermedades neurodegenerativas se producen trastornos del sueño. En el caso de la enfermedad de Parkinson el trastorno REM, que ocurre en una de las fases del sueño, es un indicador biológico muy característico para poder sospecharla de manera precoz”, enfatizó el doctor Kuljis, además agregó que “junto con nuevas técnicas de Medicina Nuclear recientemente disponibles en Chile, buscamos estos trastornos del sueño para poder predecir estas enfermedades neurodegenerativas, y así lograr tratarlas lo antes posible para enlentecer su avance y mitigar la invalidez que causan”.

Si requieres de mayor información sobre este tema o los trastornos del sueño en niños y adultos puedes ingresar al sitio web del Centro Medicina del Sueño

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados