Internacional


Sube la tensión entre Irán y Arabia Saudí por conflicto en Yemen

Abdullah Hassan | AFP
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La tensión entre Irán y Arabia Saudí subió un nuevo escalón el miércoles tras la interceptación de un barco iraní con armas para los rebeldes de Yemen y una nueva polémica sobre la estampida que causó la muerte de cientos de personas cerca de La Meca.

El drama de la peregrinación a La Meca, que hizo de esta edición de la hach la más mortífera en los últimos 25 años, envenena aún más las relaciones ya muy deterioradas entre la República Islámica chiita de Irán y el reino sunita de Arabia Saudí.

Casi una semana después de la trágica estampida, en la que murieron 769 peregrinos, el guía supremo de Irán, Alí Jamenei, advirtió que Irán reaccionaría “duramente” si Arabia Saudí no “cumple con su deber” de repatriar rápidamente los cuerpos de los 239 iraníes muertos en la tragedia.

“El gobierno saudí no cumple con su deber en lo que concierne la repatriación de los cuerpos” y si no lo hace, Irán “reaccionará duramente”, afirmó el miércoles Alí Jamenei.

Antes de esa declaración, la coalición árabe que dirige Arabia Saudí anunció que había interceptado el sábado pasado, frente a las costas de la ciudad omanesa de Salalah, un barco cargado de armas destinadas a los rebeldes chiitas hutíes de Yemen.

Según la coalición, en el barco de pesca iraní intercpetado se hallaron 18 obuses antiblindados, 54 obuses antitanques BGM17 y sistemas de guiado de disparos.

Además del capitán, 14 iraníes estaban a bordo del barco, registrado como “barco de pesca” en Irán, agregó el comunicado.

La coalición, integrada principalmente por los países del Golfo, impone un bloqueo marítimo de Yemen desde el comienzo de su intervención en marzo pasado para apoyar al presidente Abd Rabbo Mansour Hadi contra los rebeldes chiitas hutíes aliados a Irán.

El gobierno yemení y la coalición acusan regularmente a Irán de apoyar activamente a los hutíes, que se ampararon de vastos territorios yemeníes desde hace un año y controlan Saná, la capital.

Para justificar la intervención, las monarquías sunitas del Golfo, encabezadas por Arabia Saudí, afirman que quieren impedir que Irán reedite en Yemen la experiencia del movimiento libanés Hezbolá.

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó en abril pasado una resolución que impone un embargo a las ventas de armas de a Yemen.

Polémica por estampida mortal

Durante la última semana Arabia Saudí e Irán subieron el tono a propósito de la mortífera estampida que de produjo durante el peregrinaje a La Meca.

Irán acusó a las autoridades saudíes de negligencia en la organización de las manifestaciones religiosas. Sin embargo, Arabia Saudí replicó acusando a Irán de querer “politizar” la catástrofe que enlutó la peregrinación.

El miércoles, Irán manifestó en términos virulentos su impaciencia por el atraso en la repatriación de los cuerpos de los peregrinos iraníes, a pesar de que “la República islámica de Irán ha demostrado moderación, cortesía islamista y fraternidad”.

El ministerio iraní de Relaciones Exteriores convocó el miércoles, por cuarta vez desde la tragedia, al encargado de negocios saudí en Teherán.

El ministerio le recordó que ningún familiar de las víctimas “quiere que sean enterrados en Arabia Saudí.

Los familiares piden “la repatriación rápida y respetuosa de los cuerpos” a Irán, indicó el ministerio, según la agencia de prensa oficial iraní IRNA.

El presidente iraní Hasan Rohani acortó su estadía en Nueva York, adonde participó en la 70ª Asamblea General de la ONU, para poder asistir a la llegada de los cuerpos de las víctimas, que estaba prevista en un primer momento el martes.

Pero las dificultades en identificar a las víctimas y entregar las autorizaciones de aterrizaje de los aviones han atrasado la repatriación de los cuerpos, según las autoridades iraníes.

Irán y Arabia Saudí también discrepan sobre la guerra civil en Siria.

“Irán forma parte del problema por lo cual no puede formar parte de la solución”, dijo el martes en Nueva York el ministro saudí de Relaciones Exteriores Adel al-Jubeir.

Irán es acusado de ser una “fuerza de ocupación” en Siria y de fomentar la inestabilidad y el extremismo en Oriente Medio.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados