Sociedad


6 errores que cometen en sus hábitos alimenticios incluso quienes comen saludable

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Se acerca el verano y con ello un aumento en las temperaturas. Razón por la que todos desean lucir un cuerpo perfecto y tonificado en época estival.

Ya has dado el primer paso y cambiaste esa hamburguesa por una ensalada liviana y fresca que te ayudará a perder esos kilos que tienes de más. No obstante, el problema viene cuando muchas personas no aprenden de sus errores y, al paso de unas semanas, sucumben ante esos malos hábitos alimenticios que tiran por la borda todos los esfuerzos por comer sano.

Por eso, el portal de noticias Muy Interesante realizó un listado con los 6 errores más comunes en las dietas actuales, pero que se pueden evitar.

1- Desayunos carentes de proteínas

Una persona que decide comenzar una dieta saludable muchas veces al desayuno toma cereales con leche y una fruta, sin embargo, al paso de una hora ya tiene hambre.

Las personas que adoptan este hábito, están moviéndose en la dirección correcta, pero sin duda la escasez de proteína que tiene la leche no serán suficientes para mantenerlos bien hasta la hora de almuerzo.

Como consecuencia, a la hora de almuerzo comen más de lo normal o comen cualquier cosa antes de la hora de colación. Para evitar eso, se recomienda añadir grasa saludable a la mezcla de cereales, como almendras laminadas, o consumir un poco más de proteína como es el caso de un huevo duro.

2- Comer algo a media mañana

Si bien la mayor parte de los nutricionistas recomiendan comer algo a media mañana, a menudo las personas calculan mal el tamaño de este bocado y muchas veces resulta ser un segundo desayuno.

Una ración de treinta gramos de almendras no es lo mismo que dos raciones. Recuerda que este refrigerio es un mini-almuerzo y no debería aportar más de 200 calorías. Además debería contener proteínas, grasa saludable o ambas; de no ser así, lo más probable es que en un par de minutos vuelvas a sentir deseos de comer.

3. Evita contar las calorías que contiene el alcohol

Puede que sea una tontera, pero hay un gran número de personas que han empezado una dieta, y cada vez que se toman un trago se sienten culpables. No hay razones para que los elimines por completo de tu vida, pero si puedes acceder a ellos durante los fines de semana. Instancia en que una copa no hará que ganes esas calorías que has perdido durante la semana.

4- Cambiar el almuerzo por una ensalada

Las personas que hacen dieta piensan que por comer ensaladas a la hora de almuerzo lo están haciendo todo bien. Pero es importante tener en cuenta lo siguiente: algunas ensaladas son sanas, pero otras son un tanto tóxicas.

Si piensas que agregarle a esa ensalada de todo lo que tienes en el refrigerador te hará bien, estás un poco equivocado. Pues los excesos de queso, pollo, aguacate y salsas espesas pueden sacarte de la dieta que llevas.

Así que, ya que estás comiendo una gran cantidad de verduras, por lo menos asegúrate de que los otros ingredientes vayan a tono con el plato que intentas preparar.

5- Eliminar los carbohidratos de la cena

Lo creas o no, se puede perder peso y también disfrutar de este tipo de alimentos en la cena. Muchísimas personas que están a dieta piensan que al incorporar proteínas al plato es mucho mejor que añadir hidratos de carbono; pero cuando haces los cálculos, normalmente no son favorables para las proteínas.

Un ejemplo de ello es que, un trozo de 225 gramos de pechuga de pollo tiene alrededor de 375 calorías, pero si reduces la ración a la mitad e incorporas junto a este trozo de carne medio vaso de arroz integral, te estarás ahorrando cerca de 78 calorías. Además de reducir las calorías, estarás aumentando la ingesta de fibra que por lo general también te ayudará a perder peso.

6. Negarse a probar tus comidas favoritas

Este es uno de los errores más comunes en cualquier dieta. Pues cuando alguien saca de sus hábitos alimenticios aquellos alimentos que tanto le gustan, inevitablemente surge un sentimiento de privación que le empuja a abandonar ese saludable hábito.

La clave está en encontrar una forma de incluir las comidas favoritas dentro del menú sin sabotear la meta que es bajar de peso. Por eso, se recomienda que de vez en cuanto optes por un trozo de pizza acompañado de una ensalada a la hora de almuerzo, de esa forma comerás de ese alimento y evitarás en un par de días llamar y pedir una pizza para ti solo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados