temas del día

Internacional


Absuelven en Argentina a ex agentes de la dictadura acusados de secuestros extorsivos

Palacio de Justicia de Argentina | Roblespepe (cc)
Publicado por
Envíanos tu corrección

Tres ex agentes de inteligencia militar de la dictadura argentina fueron absueltos este jueves, en un juicio por secuestros extorsivos a financistas durante el régimen, informó el sitio Infojus del ministerio de Justicia.

Leandro Sánchez Reisse, Rubén Bufano y Arturo Silzle fueron absueltos por el Tribunal Oral Federal Nro 6, que invocaron la prohibición a la doble persecución penal en un fallo dividido, cuyos fundamentos se conocerán el 29 de mayo.

La fiscalía había pedido penas de entre 17 y 10 años de prisión, mientras que las querellas reclamaron 18 años para dos de ellos y 14 años de cárcel para el restante.

En la última jornada, los jueces escucharon las últimas palabras de los imputados por delitos de secuestro extorsivo y asociación ilícita, cometidos en perjuicio de Alberto Martínez Blanco, Ricardo Tomasevich, y Carlos Koldobsky durante la dictadura.

Según el procesamiento y la acusación de la fiscalía, en 1980 y 1981 funcionó una asociación ilícita de represores en el llamado ‘Batallón 601′, que se especializaron en secuestros extorsivos de financistas a los que perseguían por supuesta “subversión económica”, pero en realidad sirvió para alimentar la estructura represiva.

“La organización ilícita investigada estuvo integrada por más de tres personas dependientes de las Fuerzas Armadas, de servicios de Inteligencia y de las restantes fuerzas de seguridad y de otros sujetos vinculados con éstas”, indicó el juez que los había procesado.

El magistrado aclaró que “llevaron a cabo delitos en distintas jurisdicciones y utilizaron armamentos de gran calibre (…) con la tolerancia y aquiescencia de los superiores”.

En el emblemático Batallón 601, que funcionaba en un edificio del centro de Buenos Aires, se reunió gran parte de los datos utilizados para secuestrar y desaparecer a militantes políticos.

“Del gran aparato de inteligencia de la dictadura, el Batallón 601, era el brazo armado: como las SS del nazismo. Se llamaba la comunidad de informativa”, explicó la fiscal federal Gabriela Sosti.

Según Sosti, el objetivo “en una primera etapa fue perseguir y torturar militantes políticos dentro de los centros clandestinos, después fue buscarlos afuera, mientras que otro fue exportar la represión. Los secuestros de empresarios se inscriben en esa lógica: seguir financiando parte de esa represión exportada”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados