temas del día

Sociedad


Zumbido de Taos: El misterioso sonido que desconcierta a los residentes de un pueblo en EEUU

Zeality (CC) Wikipedia
Publicado por
Envíanos tu corrección

Taos es un pequeño pueblo ubicado en el estado estadounidense de Nuevo México y que no tiene más de 5.800 habitantes, según el último Censo realizado en 2010 en la nación norteamericana.

Su fama de “relajada” y “tranquila” ha hecho que algunos artistas decidieran residir allí por algún tiempo, como es el caso de la actriz Julia Roberts y los escritores DH Lawrence y Aldous Huxley.

Pero Taos también es célebre por otra situación: el llamado “Zumbido de Taos” (Taos Hum, en inglés), un misterioso y molesto sonido de baja frecuencia que muchos han asegurado oír en medio del desierto.

Posibles explicaciones

Según el portal especializado en ciencia y tecnología, LiveScience, existen numerosas teorías para explicar este fenómeno que van desde “lo mundano a lo fantástico y de lo psicológico a lo paranormal”.

Lo cierto es que los primeros reportes sobre este zumbido aparecieron en la década de 1990, lo que motivó a Joe Mullins, profesor emérito de ingeniería en la Universidad de Nuevo México, a comenzar una investigación al respecto. Lo curioso, es que en esa oportunidad se determinó que sólo un 2% de la población en general dijo oír estos pitidos, quienes solicitaron un sistema para grabar este molesto ruido.

No obstante, luego de instalar equipos sensibles al sonido y vibraciones en varios hogares, no se detectó nada inusual. Por esto mismo, la investigación finalmente estableció que este zumbido podría ser más producto de la sugestión que un hecho concreto.

Esto se relaciona con otra de las teorías, que vincula el fenómeno con alucinaciones auditivas. Éstas últimas no indican necesariamente una enfermedad o trastorno mental, sino que pueden ser el resultado de procesos psicológicos y fisiológicos comunes.

National Geographic

National Geographic

Pero éstas no son las única explicaciones al respecto. En Livescience, indican que también se ha planteado la posibilidad de que se trate de emisiones otoacústicas espontáneas, sonidos creados por nuestros propios oídos, y que no solemos notarlos porque son muy sutiles. Sin embargo, hay algunas personas con una audición especialmente aguda, que llegan a oírlos cuando están en un lugar tranquilo y escuchan cuidadosamente.

Al respecto, en el diario español ABC señalan que tampoco se descarta que sean sonidos geológicos, correspondientes a los movimientos tectónicos o desplazamientos del magma bajo la corteza terrestre.

Por otro lado, el doctor David Baguley, jefe de audiología del Hospital de Addenbrooke en Cambridge (Inglaterra), dice que un tercio de los casos de este tipo de zumbidos -que también se reportan en ciudades como Bristol en Inglaterra y Bondi, en Australia- suelen deberse a una fuente ambiental que puede ser rastreada y tratada.

“Puede ser una nevera o un ventilador industrial o una pieza de maquinaria pesada en una fábrica cercana que está causando la perturbación y puede desconectarse”, indica a la cadena británica BBC.

Pero en base a sus años de investigación, él cree que la mayoría de quienes reportan este tipo de zumbidos en ciudades, se han vuelto demasiado sensibles al sonido por efecto de la sugestión, el temor o la concentración intensa.

“Si estás sentado en una mesa a la espera de los resultados de un examen y suena el teléfono, eso te hará saltar. Lo mismo pasa cuando esperas a que tu hijo adolescente vuelva de una fiesta, la llave en la puerta se escuchara muy fuerte en medio del silencio”, afirma, explicando que esto corresponde a un mecanismo que se activa en momentos de presión o estrés, cuando inconscientemente queremos que nuestros sentidos estén en alerta máxima.

Según Baguley, el problema se suscita cuando un sonido de fondo, posiblemente inofensivo, se comienza a escuchar más fuerte, sólo por efecto de nuestra concentración y estado de alerta.

“Se convierte en un círculo vicioso. Mientras más gente se centra en el ruido, más ansiosas y temerosas se vuelven las personas, y más responde el cuerpo mediante la amplificación del sonido, causando aún más malestar y la angustia”, explica.

Aunque algunas explicaciones tienen más sentido que otras, lo cierto, es que ninguna de estas teorías ha logrado ser comprobada al 100%.

A continuación te dejamos con un video que representa el sonido que dicen oír algunos residentes.

http://youtu.be/QR3FwDNig3A?t=1m11s

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados