¿encontraste un error?
avísanos

Estudio establece que algunos anticonceptivos incrementan en un 50% el riesgo de cáncer de mama

0VISITAS
Lookcatalog (CC) | Flickr

Publicado por

Un estudio realizado por el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle (Washington, Estados Unidos) y publicado en la revista Cancer Research, determinó que algunas píldoras anticonceptivas pueden aumentar en un 50% el riesgo de cáncer de mama.

La investigación estableció que aquellas mujeres que usan pastillas con altas dosis de estrógeno tienen más posibilidades de desarrollar esta enfermedad.

“Nuestros resultados sugieren que el uso de anticonceptivos orales contemporáneos en el último año se asocia con un mayor riesgo relativo de cáncer de mama (…) y que este riesgo puede variar según la formulación de los anticonceptivos orales”, señaló la doctora Elisabeth F. Beaber, miembro del staff científico del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson.

“Nuestros resultados requieren confirmación y deben interpretarse con cautela. El cáncer de mama es raro entre las mujeres jóvenes y hay numerosos beneficios para la salud comprobados asociados con el uso de anticonceptivos orales que deben ser considerados. Además, estudios previos sugieren que el mayor riesgo asociado con el uso de anticonceptivos orales, disminuye después de suspender su consumo”, indicó la experta.

De acuerdo al servicio de noticias científicas EurekAlert, para llegar a estas conclusiones se analizaron a 1.102, de entre 20 y 49 años, que fueron diagnosticadas con cáncer de mama entre 1990 y 2009. Luego se contrastaron los datos con un grupo de féminas que no tenían la enfermedad.

El estudio estableció que las píldoras anticonceptivas que contienen altas dosis de estrógeno aumentan el riesgo del mal 2.7 veces, mientras las que contienen dosis moderada de estrógeno sólo 1.6 veces. Las píldoras que contienen diacetato incrementaron el riesgo 2.6 veces, y las píldoras de combinación trifásicos que contienen un promedio de 0.75 miligramos de noretindrona tenían un riesgo 3.1 veces mayor.

En tanto, las píldoras anticonceptivas que contienen dosis bajas de estrógenos no aumentan el riesgo de cáncer de mama.

La doctora Caroline Dalton, representante de la fundación británica Breakthrough Breast Cancer, dijo al diario The Telegraph que aunque la investigación previa en este área ha encontrado resultados similares, este estudio es bienvenido, “ya que nos dice más sobre las diferencias entre las opciones de dosis alta y baja (de estrógenos)”.

“Los niveles de estrógenos en la píldora combinada se han reducido en los últimos 30 años. Mientras que los investigadores afirman que estos resultados requieren más investigación, estamos un poco más cerca de averiguar si las píldoras actuales con dosis bajas tienen el mismo riesgo que las formulaciones con niveles más altos, que eran de uso más común en el pasado”, indicó.

“Sin embargo, es importante tener en cuenta que el cáncer de mama es raro en mujeres menores de 40 años, independientemente de si usan o no usan la píldora anticonceptiva”, agregó Dalton.

Asimismo, ella aconsejó a las mujeres que preocupadas por esta situación o aquellas que deseaban dejar de tomar la píldora, consultaran a su médico sobre la opción más recomendable antes de tomar una decisión.

Por otro lado, Sarah Williams, miembro de la fundación Cancer Research UK, afirmó que “las mujeres no deben dejar de tomar la píldora, basándose en este estudio. (Porque) No nos puede decir si hay nuevas versiones de la píldora que afectan el riesgo de cáncer de mama de una manera diferente a las versiones anteriores”, explicó.

Ella dijo que estas conclusiones no sólo podrían ser una casualidad, sino que tampoco pudieron explicar completamente cosas relativas a la edad o antecedentes familiares de cáncer de mama, de las mujeres analizadas, o por cuánto tiempo habían usado la píldora con anterioridad.

Williams también explicó que aunque se sabe que la píldora tiene efectos sobre cánceres como el de mama o cuello de útero mientras se está tomando, este riesgo disminuye al dejar de consumirla. Además, por otro lado “la píldora también ofrece una protección duradera contra los cánceres de ovario y de útero durante décadas después de que las mujeres dejan de usarla. A fin de cuentas la píldora previene más casos de cáncer que los que causa”, señaló.

URL Corta: http://rbb.cl/a7l7