temas del día

Notas


Más de 300 palestinos muertos en Gaza, Ban Ki-moon viaja “para poner fin a violencia”

Archivo | Stan Honda | AFP
Publicado por
Envíanos tu corrección

Más de 300 palestinos murieron desde el comienzo de los ataques aéreos y terrestres israelíes contra la Franja de Gaza, una eclosión de violencia que incitó al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a anunciar una visita al la región este sábado.

Ban Ki-moon dijo que el motivo de esta iniciativa es “expresar (su) solidaridad a israelíes y palestinos y ayudarlos, en coordinación con los actores regionales e internacionales, a acabar con la violencia y a encontrar una salida” al conflicto, según indicó ante el Consejo de seguridad de la ONU el secretario general adjunto para asuntos políticos, Jeffrey Feltman, quien reiteró el llamado de la organización a un alto al fuego.

Desde la noche del viernes, al menos diez palestinos murieron a causa de ataques israelíes, lo que lleva a 306 las víctimas fatales en el 12º día de ofensiva militar. Unos 2.200 palestinos han resultado heridos, según fuentes humanitarias.

Uno de los últimos ataques tuvo como blanco un grupo de personas que se encontraban a la salida de una mezquita en Jan Yunes, entre los ocho fallecidos tres eran miembros de una misma familia.

Además, al menos ocho miembros de una familia, entre ellos mujeres y niños, murieron el viernes en la noche a causa de disparos de un tanque del ejército israelí en el norte de la Franja de Gaza, según informaron los servicios de socorro palestinos.

En Beit Hanun, horas antes, tres adolescentes de entre 12 y 16 años fueron muertos por disparos de blindados, mientras un bebé de cinco meses había muerto en la madrugada en Rafah junto a otras cuatro personas.

Un soldado israelí fue muerto por “fuego amigo” durante los ataques, según medios de prensa, por lo que las víctimas hebreas han sido dos hasta ahora, tras el deceso de un civil el martes.

Tropas del ejército hebreo, apoyadas por la aviación y los tanques, empezaron a destruir el viernes los túneles en Gaza utilizados por Hamas para transportar armas y efectuar ataques.

Obama preocupado, pero reitera apoyo a Israel

El presidente estadounidense, Barack Obama, conversó por teléfono este viernes con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, para expresar su preocupación por la crisis en la Franja de Gaza luego del inicio de la ofensiva terrestre israelí.

Obama dijo que, aunque Washington apoya el derecho de Israel de defenderse, “Estados Unidos y nuestros aliados y amigos estamos profundamente preocupados por los riesgos de una mayor escalada y la pérdida de más vidas inocentes”.

“Esperamos que Israel siga enfocando este proceso en una manera que minimice las bajas civiles”, añadió el mandatario, exhortando a un cese al fuego.

Barack Obama dijo a Netanyahu que el secretario de Estado, John Kerry, seguía impulsando la posibilidad de una tregua, basada en una propuesta de Egipto, y que planea viajar a la región para entablar conversaciones.

A solicitud de Jordania y Turquía -dos países que condenan la ofensiva israelí- el Consejo de Seguridad de la ONU celebró este viernes su reunión para debatir la forma de detener el baño de sangre.

Precisamente, en la jornada se desencadenó una crisis diplomática entre Israel y Turquía después de que el ministro de Relaciones Exteriores del primero, Avigdor Lieberman, denunciara la violación de las “reglas diplomáticas” por parte del segundo tras las violentas manifestaciones antiisraelíes registradas en todo el país.

Según el responsable, las duras declaraciones del primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, contra la operación israelí fueron el detonante.

Pero, Israel se declaró dispuesto este viernes a “ampliar” su operación terrestre en la Franja de Gaza, iniciada la víspera, pese a los llamados internacionales para evitar la escalada.

Se duplica número de desplazados en Gaza

Según un responsable de la ONU, unas 40.000 personas se refugiaron en sus instalaciones en esta franja de tierra palestina de 362 km2, donde se agolpan en plena miseria 1,8 millones de personas, sometidas desde hace años a un bloqueo israelí. Este número podría aumentar considerablemente apenas en horas.

“No es posible solucionar [el problema] de los túneles desde el aire únicamente, nuestros soldados hacen también eso en el terreno”, explicó el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, para explicar la ofensiva terrestre.

De momento, Israel asegura que no tiene la intención de tomar el control de Gaza, enclavada entre Israel, Egipto y el mar Mediterráneo.

Un “alto precio”

Hamas, considerado en Occidente e Israel como una organización terrorista, prometió que Israel pagará “un alto precio” por haber entrado en Gaza, en una operación “destinada al fracaso”.

“El inicio de la ofensiva terrestre israelí en Gaza es un paso peligroso, cuyas consecuencias no se han calculado”, dijo el portavoz de Hamas, Fawri Barhum, en un comunicado.

Un 70% de la Franja de Gaza estaba privada de electricidad, según la Oficina de electricidad del enclave. El norte estaba particularmente afectado.

Los imanes de las 1.400 mezquitas de Gaza exhortaron este viernes a los creyentes a ser “fuertes y pacientes”. “La victoria llegará”, prometieron

Esta es la primera ofensiva terrestre en Gaza desde la llevada a cabo en diciembre-enero 2008-2009 que causó la muerte de unos 1.400 palestinos. Esa operación no puso fin a los lanzamientos de cohetes desde Gaza contra Israel, que originó los actuales ataques militares del Estado hebreo.

Unos 1.164 cohetes fueron lanzados en dirección a Israel desde que comenzaron las hostilidades, y el sistema de defensa antimisiles (Cúpula de Hierro) interceptó 320 de estos proyectiles, según el ejército israelí.

Pese a la ofensiva terrestre, los combatientes de Hamas lograron lanzar este viernes unos 30 cohetes contra territorio israelí.

La prensa israelí aplaudió el viernes la decisión de penetrar en el enclave. Para Yediot Aharonot, el asalto terrestre era necesario pues la campaña de bombardeos aéreos “se orientaba hacia un empate”, ya que Hamas proseguía con sus lanzamientos de cohetes.

“No hay garantía de que la operación terrestre sea un éxito”, matizó sin embargo el diario. El propio Netanyahu aseguró que no había “garantía de éxito a 100%”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados