temas del día

Notas


Cuando los jóvenes hacen preguntas fáciles, se les contesta con mentiras fáciles

Imagen de Archivo | Craig Lifton/U.S. Army (cc)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Seguramente recuerdan ese tiempo de la infancia cuando la abuela nos contaba historias y nos enseñaba cosas especiales. Por ejemplo, aquellos versitos que decían… “La verdad, aunque severa, ¡es amiga verdadera!”.

Y por supuesto uno entendía el sentido de eso. Que más vale una mala noticia a tiempo, que una buena noticia falsa. Y, por cierto, que la verdad es una amiga que no traiciona, mientras que si uno empieza con mentiras, termina enredado, sintiéndose tonto y con la autoestima por los suelos.

O sea, aun siendo niños nos damos cuenta de que no conviene andar con mentiras. Cuando más, alguna mentirilla de emergencia si la situación es desesperada, pero no más que eso.

Y sin embargo, si miramos hacia el mundo, nos parece que la mayoría de los gobernantes nunca tuvieron una abuela y jamás aprendieron que la verdad es una buena amiga.

Escucha la crónica completa de Ruperto Concha a continuación:

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados