temas del día

Notas


El impacto de la brecha de la educación en las elecciones

David Cortés | Agencia Uno
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Por Antonio Díaz, Cristóbal Huneeus y Marta Lagos
DecideChile

En las elecciones presidenciales celebradas entre 1989 y 2009 han votado entre 7,25 millones de un total de 8,06 millones de votantes (89.9%) y 7,38 de un total de 12.1 millones, lo que representa una tasa de participación de un 61%.

Todos los porcentajes están calculados respecto del total de votantes potenciales de cada elección, no respecto de los votantes registrados, con el objeto de comparar con el período que se inicia de voto voluntario.

En 2012, al introducirse la inscripción automática y voto voluntarios, se produce una fuerte caída en el número de electores que acuden a las urnas. Así fue como lo experimentamos en las elecciones municipales de octubre de 2012, donde sólo 5.79 millones de personas ejercieron su derecho a voto, una tasa de participación del 40%.

Es decir, al menos 1,2 millones de personas menos que las que habían votado cuando el registro era voluntario y el voto obligatorio.

¿ Y qué esperamos que suceda en las urnas el 17 de noviembre?

El potencial de personas para votar ese día es de 13,5 millones de personas. Si vota el 60% deberían llegar a las urnas 8,1 millones de votos. Esto corresponde a casi un millón más de votantes que en la ultima elección presidencial del 2009/2010. Si la participación fuera del 70%, tendría que elevarse a 9,45 millones de votos.

¿Cuál es el impacto de un aumento de la participación electoral en el resultado? ¿Qué coalición se ve beneficiada cuando votan más personas?

Con la información que tenemos de los electores que votaron en las primarias, sumados a otros datos construidos a partir de información del INE, podemos observar lo siguiente:

En comunas donde la participación es mayor, la Nueva Mayoría (NM), obtiene un menor porcentaje de votos que en las comunas donde votan menos personas. A contrario censo, la Alianza obtiene un mayor porcentaje de votos. Se produce asimismo un efecto similar en comunas donde el nivel de educación es mas alto. Allí los candidatos de la Alianza obtienen un mayor porcentaje de votos, que en las comunas donde el nivel de educación es menor. (1). A contrario censo la Nueva Mayoría obtiene menos votos en esas comunas (2).

Es decir, los resultados de las primarias indican que mientras más gente vota, más se beneficia la Alianza. Veremos si esta situación se cumple en las próximas elecciones presidenciales.

Sin embargo, plantearnos qué universo de electores beneficia a qué coalición, no es la única interrogante que existe frente a los próximos comicios. Existen otras preguntas como ¿Cuál es la participación electoral que podemos esperar para el 17 de noviembre? ¿Cuál es la composición de esos chilenos, que irán a votar, si corresponden a votantes nuevos o viejos?

Todas estas preguntas las iremos respondiendo en los artículos que publicaremos en BioBioChile, de aquí hasta la elección del 17 de noviembre.

Por Antonio Díaz, Cristóbal Huneeus y Marta Lagos
DecideChile

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados