Notas


Los All Blacks se coronaron por segundo año consecutivo como el mejor equipo de rugby del mundo

All Blacks Oficial | allblacks.com
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Dos años después de su título mundial, los All Blacks neozalandeses demostraron de nuevo ser el mejor equipo de rugby del mundo al conquistar por segundo año consecutivo el título del Torneo Cuatro Naciones, tras ganar este sábado en Johannesburgo a Sudáfrica por 38-27.

En la ‘final’ de la presente edición del torneo, los All Blacks ya dominaban al descanso por 21-15 y en la segunda parte resistieron las acometidas de los sudafricanos, pese a jugar en inferioridad por las tarjetas amarillas que vieron Liam Messam (46) y Ben Francks (63).

Nueva Zelanda, que ha terminado invicta la competición, inscribió cinco tries por cuatro de los Springboks.

Por los All Blacks, los autores de los tries fueron Ben Smith (11), Liam Messam (25 y 40+1), Bauden Barret (60) y Kieran Read (64).

Los autores de los tries sudafricanos fueron Bryan Habana (17 y 19), Wille Le Roux (46) y Jean de Villiers (57).

Liderados por el número 8 Kieran Read, los All Blacks impusieron su rugby de movimiento y su sabiduría en los momentos clave del partido, sobre todo cuando los Springboks acariciaron el sueño de la victoria.

Si quería ganar el torneo, Sudáfrica debía vencer este sábado en el Ellis Park a Nueva Zelanda y marcar al menos cuatro ensayos (punto de bonus ofensivo).

El mejor de los Springboks, el wing Bryan Habana anotó los dos primeros, pero inmediatamente después tuvo que retirarse lesionado.

Pese a esa baja, el ‘milagro’ se produjo durante tres minutos, a la hora de juego, cuando el capitán sudafricano Jean de Villiers anotó el cuarto try de su equipo, que daba la victoria momentánea a los Springboks por 27-24 (minuto 58).

Cuando más presionados estaban los All Blacks, éstos sacaron lo mejor de sí mismos, ayudados también por los errores locales, primero con un despeje directamente fuera del full back Zane Kirchner y después con un ataque neozalandés, en el que los sudafricanos fallaron en tres placajes sobre Bauden Barret y el medio scrum sustituto neozelandés anotó un try para su equipo.

Era el cuarto ensayo de los All Blacks, con lo que se aseguraban el título del Cuatro Naciones, al anotarse el punto del bonus ofensivo e impedir así que Sudáfrica pudiese remontar ya los cinco puntos que separaban ambos equipos en la clasificación.

“Tuvimos la fe para devolver el golpe cuando el momento se puso en contra nuestra”, declaró el capitán de los All Blacks Richie McCaw.

“Como All Black disfruto con estas ocasioes y ganar en un gran estadio me llena de orgullo. Lo dimos todo esta noche”, añadió.

Pese a que la suerte del torneo se decidió a la hora del partido, lo vivido hasta ese momento en el Ellis Park fue una concentración de todo lo mejor que puede dejar este deporte: un catálogo de gestos técnicos, acompañados de una intensidad y una presión como pocas veces se ve en un terreno de juego.

Víctima de unos All Blacks insaciables, los Springboks no tuvieron ni siquiera el consuelo de una victoria de prestigio, ya que Kieron Read anotó un nuevo ensayo, el quinto, para Nueva Zelanda (65) que decidió el partido.

El capitán sudafricano Jean de Villiers señaló que “para ganar partidos de rugby tienes que atacar y defender y nuestra defensa no estuvo a la altura en este partido”.

“Déjenme felicitar a Nueva Zelanda. Merecieron ganar el partido y el campeonato tras esta gran demostración de rugby”, añadió deportivamente.

El encuentro fue de tal intensidad que hasta el árbitro, el galés Nigel Owens, acabó con calambres en sus piernas.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados