temas del día

Notas


Usuario denuncia negligencia de Sky Airline luego que turbina explotara en pleno vuelo

Archivo | Cristóbal Escobar | Agencia UNO
Publicado por
Envíanos tu corrección

Jonathan Valenzuela denunció la falta de explicaciones que Sky Airline le dio a los pasajeros del vuelo 803, que viajaba desde Lima, Perú, hasta la capital de nuestro país, luego de que una turbina explotara a los 20 minutos de comenzado el viaje.

BioBioChile tomó contacto con Sky Airline por esta situación, y la empresa se comprometió a entregar una respuesta dentro de las próximas horas.

A continuación, lee el relato completo del usuario afectado sobre la emergencia ocurrida:

Por fin en casa. Ahora sí cuento lo que pasó. El primer avión que tomamos salió de Lima, Sky Airline, a eso de las 02:15 AM. Cuando iban unos 20 minutos de vuelo, de repente se escucha un estallido muy fuerte y el avión de zamarreó como si hubiera chocado con algo. Al mismo tiempo, se apagaron todas las luces. Al parecer de cortó la energía del avión debido al estallido.

A los 5 o 6 segundos se prenden las luces y la gente se queda callada. Yo miro por la ventana que estaba justo al lado del ala y veo una de las turbinas del avión que se está incendiando. En ese momento pensé “Esta hueá explota, se rompe el ala, y fuimos”. La gente estaba con cara de “no poder creer” lo que estaba pasando.

El piloto dice por altavoz que por motivos de seguridad, el avión dará la vuelta y volverá a Lima, pero nadie tenía claro si se alcanzaba a llegar con una sola turbina funcionando. En esos 15 minutos que duró el trayecto de regreso, lo único que hice fue mirar las llamas que salían de la turbina derecha del avión, hasta que de repente se apagó. Ahí el capitán dice que la desconectó por seguridad, pero la volvió a conectar una vez que tuvo que girar sobre Lima para aterrizar.

Agregar a eso que estaba oscuro y no veíamos nada, no sabíamos la altitud que tenía el avión, pero sólo sentíamos cómo iba bajando. Finalmente, cuando tocó la pista, la gente se paró y aplaudió, mientras los Bomberos y el protocolo de seguridad se llevaba a cabo en el aeropuerto.

Posterior a eso nos llevaron a una de las salas de embarque del aeropuerto, sin wifi, sin comida ni agua, y lo más importante, sin explicaciones. Sólo estaban los muchachos de planta que estaban trabajando en ese momento para Sky, los que no tenían solución para nosotros.

Así pasaron unas cuatro horas, hasta que apareció la encargada como a las 7 AM a decirnos que vendría otro avión a las 17:00 horas, y obviamente la mandaron a la mierda. Muchas personas exigieron que devolvieran la plata de los pasajes o que los trasladaran internamente a LAN, o derecho a un hotel para esperar el siguiente vuelo. Nada de eso fue aceptado. Sí se logró adelantar el vuelo a las 12 PM, por lo que las siguientes cinco horas las pasamos en esa sala de embarque.

Mucha gente simplemente se fue, porque no estaba dispuesta a subirse a otro avión Sky de nuevo, entre ellas una niña colombiana que se fue llorando. En esas horas, la gente se organizó y juntó correos para entablar una demanda colectiva en contra de la empresa, ya que no ofreció soluciones rápidas ni tomó en serio la gravedad de lo que pasó. Si este mismo accidente hubiera ocurrido a la hora del viaje, existía mucha posibilidad de que la otra turbina no hubiera aguantado más de 45 minutos.

Así, el avión nuevo llegó a la 1 de la tarde, lo abordamos cagados de miedo y volamos hasta Antofagasta, y luego a Santiago, lugar al que llegué a las 20:30 horas.

Jonathan Valenzuela Torres

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados