temas del día

Notas


Protestas se extienden en Bolivia en rechazo a cuestionado censo

Archivo | Dennis Jarvis (CC)
Publicado por
Envíanos tu corrección

Una protesta que se extiende a las principales ciudades de Bolivia mostraba este miércoles un rotundo rechazo a los resultados de un controvertido censo poblacional, cuyos guarismos repercuten en la atribución de recursos y representación política a los departamentos del país.

Las protestas, que incluyen una huelga de hambre de entidades sociales en Santa Cruz –el motor económico boliviano y uno de los principales polos de oposición al gobierno– exigen una auditoría imparcial para determinar la dimensión de los errores que se denuncian y, de ser necesario, la realización de un nuevo censo.

“Pedimos una auditoría técnica internacional, porque eso está permitido por ley, con participación de las organizaciones sociales”, dijo Omar Rivera, ejecutivo de la asociación de vecinos del departamento de Santa Cruz, que encabeza una huelga de hambre de una decena de dirigentes.

Santa Cruz, 900 km al este de La Paz, registró en los resultados oficiales entregados este mes una población de 2.655.084 habitantes, 120.000 menos que los datos preliminares anunciados en enero por el presidente Evo Morales.

La diferencia de cifras no afectó únicamente a Santa Cruz, sino a otras regiones del país, razón por la que el gobernante admitió el “error” de proporcionar estimaciones preliminares.

La merma poblacional afectará la nueva distribución de recursos y, eventualmente, la asignación de escaños parlamentarios para los nueve departamentos de Bolivia, denuncian los inconformes.

En algunas regiones, como Tarija, las protestas comenzaron a galvanizar sentimientos regionalistas.

“Tarija sólo se queda con el 11% de lo que produce (por los hidrocarburos). Con la plata de los tarijeños estamos construyendo hospitales en Santa Cruz, carreteras en Pando, mercados en La Paz”, se quejó el dirigente civil Baldemar Peralta, en un mitin público.

Al rechazar “los datos mentirosos del censo”, Peralta pidió un nuevo padrón.

Las protestas y cuestionamientos al censo alcanzan a organizaciones civiles de Tarija (sur) –emporio del gas natural de Bolivia– Chuquisaca (sudeste) y Beni (noreste), cuyos liderazgos civiles son opositores al gobierno de Evo Morales.

Pero incluso organizaciones vecinales y cívicas de regiones afines al gobierno como La Paz, Cochabamba (sudeste), Oruro (sur) y Potosí (sudoeste), se mostraron disconformes con los resultados.

La Paz, sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo, también padeció una baja poblacional.

Únicamente Pando (norte), que incrementó su población, está satisfecha con los resultados censales.

Las organizaciones vecinales y cívicas están también en desacuerdo con que el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade) realice una evaluación del margen de error del censo, en lugar de una auditoría.

La delegada de la ONU en Bolivia, Katherine Grigsby, dijo por su lado que “confiamos que (una auditoría) no será necesaria, y que la evaluación nos dejará a todos satisfechos”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados