temas del día

Notas


Fabricantes de genéricos no podrán ser demandados en EEUU por efectos secundarios

Pawel Kryj (SXC)
Publicado por
Envíanos tu corrección

La Corte Suprema de Estados Unidos sentenció este lunes que los fabricantes de genéricos no podrán ser demandados por los efectos secundarios de sus medicamentos.

Por cinco votos contra cuatro, el más alto tribunal del país falló en favor de Mutual Pharmaceutical y modificó así un fallo de un tribunal inferior, que había fijado en 21 millones de dólares las indemnizaciones a una paciente que había sufrido quemaduras graves después de tomar un anti-inflamatorio genérico.

Al leer la sentencia, el juez conservador Samuel Alito indicó que la Corte Suprema tomaba esa decisión “a regañadientes”, e hizo referencia a la “trágica situación” de la paciente “gravemente desfigurada, (víctima) de minusvalías físicas y prácticamente ciega”.

La Suprema Corte resolvió confirmar una sentencia de 2011 en la que estimaba que sólo los laboratorios de medicamentos de marca podía ser llevados ante la justicia por falta de explicaciones sobre los efectos secundarios de sus medicamentos.

El juez estimó “imposible para Mutual y otros fabricantes en la misma situación ajustarse a la vez a ley del estado de New Hampshire (donde fue presentada la demanda) y a la ley federal”.

La agencia federal para el control de los medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) exige que los fabricantes de genéricos copien el prospecto de los medicamentos de marca y “prohíbe” cualquier modificación.

En este caso, la demandante Karen Bartlett, sufría dolores de espalda cuando tomó en 2004 este antiinflamatorio genérico comercializado bajo el nombre de Clinoril. Tras padecer quemaduras graves, meses en coma y secuelas importantes, obtuvo una compensación de 21 millones de dólares de un tribunal de Apelaciones de New Hampshire, que estimó que Mutual debió abstenerse de producir el medicamento.

“Ninguna explicación habría generado alguna diferencia en cuanto a los riesgos que se corrían”, consideró en audiencia el defensor de la paciente, David Frederick, para quien era necesario prohibir la venta del medicamento, aunque éste ya hubiera sido aprobado por el Estado federal.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados