temas del día

Notas


Acusan a Apple de colusión por alza de precios en libros electrónicos

Francisco Longa | Agencia Uno
Publicado por
Envíanos tu corrección

El grupo informático Apple se sienta en el banquillo este lunes en Nueva York para responder a las acusaciones de colusión con los cinco mayores editores en Estados Unidos con el objetivo de subir el precios de los libros electrónicos.

Apple está acusado por el Departamento de Justicia y por varios Estados de haber jugado un rol central en el acuerdo con los editores para subir los precios de los libros electrónicos.

Apple lanzó en 2010 su tableta electrónica iPad y “ese mismo día el precio de la mayoría de los libros electrónicos subió más de un 15%”, mostró uno de los gráficos aportados por Lawrence Buterman fiscal del Departamento de Justicia en el primer día del proceso judicial.

Esto fue “el resultado de un plan coordinado que fue orquestado por Apple”, que “intencionalmente ayudó” a los editores en sus esfuerzos para subir los precios, dijo el funcionario, que agregó que se trataba de un caso de fijación de precios.

Apple será la única empresa que enfrentará el juicio ya que las cinco editoriales involucradas -la francesa Hachette, las estadounidenses HarperCollins (News Corp) y Simon & Schuster (CBS), la británica Penguin (Pearson) y una filial de la alemana Bertelsmann, Macmillan- prefirieron llegaron llegar a un acuerdo con las autoridades.

Las empresas de medios prometieron modificar sus prácticas y pagar 170 millones de dólares en multas y compensaciones a los consumidores afectados.

“El gobierno está equivocado”, replicó el representante de la defensa del grupo informático, Orin Snyder. Agregando que “Apple no hizo nada malo, no se coludió ni de forma individual ni colectivamente con las editoriales para subir los precios”, afirmó, calificando el manejo del grupo como “legal y legítimo” y las pruebas del gobierno como “ambiguas”.

“Apple debería ser aplaudido, no condenado” por el efecto que tuvo su entrada a un mercado al cual le faltaba “innovación” y que carecía de competencia, agregó Snyder.

Competencia e innovación
La empresa afirma que aportó competencia a un mercado que estaba dominado por el minorista del comercio online Amazon, con su lector Kindle, que había sido lanzado en 2007 y que vendía la mayor parte de los libros a 9,99 dólares (unos 5 mil pesos chilenos).

Según la acusación, Apple habría obligado a los consumidores estadounidenses a pagar “decenas de millones de dólares” más por sus libros electrónicos, arrastrando a los precios a un nivel de entre 12,99 y 14,99 dólares (entre 6.500 a 7.500 pesos chilenos aproximadamente).

Para el fiscal Buterman, la apuesta de Apple fue lograr “cambios para el conjunto del sector de los libros electrónicos”.

Entonces, los minoristas, con Amazon a la cabeza, pagaban un precio al por mayor y libremente elegían a cuánto vendían las obras, pero el cartel logró generalizar otro modelo, en el cual los editores fijan los precios y los revendedores recibían una comisión, del 30% en el caso de Apple.

Uno de los principales ejes de la pugna entre la acusación y la defensa es una cláusula presente en todos los contratos de Apple con los editores que permitía al grupo ajustar los precios de los títulos para competir en mejor forma con sus rivales.

Para la acusación, esta fue una forma de obligar a los editores a imponer un modelo de distribución para todo el mercado, incluidos sus rivales como Amazon.

En tanto la defensa dijo que esta era una estrategia para mantener los precios bajos y en un nivel competitivo.

Para los fiscales, esta fórmula de negocio fue organizada por Eddy Cue, un directivo de Apple responsable del área de contenidos, que habría intercambiado correo electrónicos, llamadas y se habría reunido en Nueva York con los jefes de las editoriales.

Cue, que rendía cuentas de forma regular al entonces presidente del grupo, Steve Jobs, muerto en 2011, está citado el 13 de junio, mientras que el sucesor de Jobs al frente de la empresa, Tim Cook no fue llamado a declarar.

Los alegatos finales del caso presidido por la jueza Denise Cote están previstos para el 20 de junio.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados