temas del día

Notas


El Salvador promete a CIDH resguardar la vida de joven con embarazo de alto riesgo

spaceodissey (CC)
Publicado por
Envíanos tu corrección

El gobierno de El Salvador garantizó este viernes a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) que se hará todo lo necesario para resguardar la vida de Beatriz, la joven de 22 años que padece de lupus y ha luchado por el derecho a practicarse un aborto terapéutico para salvar su vida.

“El equipo médico que atiende a la señora B.C. ha sido declarado en estado de emergencia, para que, en consonancia con lo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, se dé a Beatriz y a su hijo en gestación la atención médica “que se requiere y que resulte oportuna”, señaló un comunicado del ministerio de Salud.

El miércoles, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia salvadoreña rechazó la petición de permitir a la mujer practicarse un aborto terapéutico, pero el jueves la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó al Estado salvadoreño garantizar la vida de la joven.

Beatriz (un nombre falso usado para proteger su identidad) padece de lupus eritomatoso discoide, una enfermedad que debilita el sistema inmunológico y que puede causar complicaciones graves e incluso mortales con el embarazo y el parto.

La mujer tiene 25 semanas de embarazo, pero los médicos han determinado además que el feto padece anencefalia, una malformación que implica la ausencia total o parcial de cerebro, y que morirá al nacer.

En un país donde todo tipo de aborto es prohibido, incluido el terapéutico, la Sala de lo Constitucional consideró que la vida de Beatriz no corría peligro y debía continuar su embarazo, pero la Corte IDH conminó al Estado a garantizar “de manera urgente, todas las medidas que sean necesarias y efectivas” para proteger su vida.

El ministerio de Salud reafirmó que los médicos especialistas “son los únicos” llamados a determinar, según cada caso concreto, las medidas para aliviar los padecimientos y las complicaciones de sus pacientes.

En ese sentido subrayó que “no hay impedimento alguno para que los médicos del Hospital de Maternidad, realicen los procedimientos necesarios para preservar la vida de la señora B.C, y hasta donde sea posible la de su hijo en gestación, dadas las condiciones de anencefalia de este último, circunstancia incompatible con la vida extra uterina”.

En declaraciones a la AFP, Beatriz dijo el jueves que los médicos que la atienden le anunciaron que la próxima semana le practicarán una cesárea.

El Sistema de Naciones Unidas en El Salvador apuntó en un comunicado la necesidad de retomar en el país el debate sobre los derechos de la madre y los del niño no nacido, que ya habían sido tema en 2007.

“Parcialmente existe una omisión por parte del legislador en regular que, con carácter previo, y no como resultado de un proceso penal, pueda ser resuelta la controversia de los derechos de la madre con los del nasciturus (no nacido)”, señala el texto.

Casos como el de Beatriz, según la ONU, “ponen de manifiesto la urgente necesidad de implementar” recomendaciones que dieron el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAM) y el Comité de Derechos Humanos.

En tanto, para “agradecer” el fallo de la Corte Salvadoreña que detuvo el aborto terapéutico en Beatriz, las conservadoras ‘Fundación Sí a la Vida’ y ‘Red Familia’, se concentraron este viernes en una plaza dedicada a las madres, en el sector norte de San Salvador.

“Se ha protegido la vida de Beatriz, se ha protegido la vida del bebé y de todas las mujeres y niños en el futuro”, declaró la presidenta de Sí a la Vida, Regina Cardenal, frente al monumento que simula la mano de una madre sosteniendo un recién nacido. En las pancartas se podía leer: “ganó el derecho a la vida”, “abortar es matar”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados