Notas


Eduardo Parra de Los Jaivas: “Hacer Atomic City es una excelente razón para volver a la Antártica”

Eduardo Parra (C)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

En el Día de la Antártica Chilena, Eduardo Parra, cuenta su experiencia junto a Los Jaivas en el Continente Blanco en 1983. Mario Mutis y Eduardo Gato Alquinta en la Antártica. Una de las pocas fotografías del viaje.

El 15 de agosto de 2013, la emblemática banda chilena, Los Jaivas, celebrará sus 50 años como grupo musical, después del debut cinco décadas atrás con el nombre “High Bass”.

A lo largo de todos estos años, Los Jaivas han recorrido numerosos escenarios en todo Chile y en el mundo, siempre merecedores de elogios y del reconocimiento de un público que los acompaña en cada presentación.

Sin embargo, existe un momento particular en la vida de la agrupación, que de manera extraña ha sido omitido por los medios y las crónicas a comienzos de los años 80.

En 1983, luego de realizar más de 30 conciertos en Europa, Los Jaivas regresan a Chile invitados por la producción del programa de televisión “Amigos Siempre Amigos” de TVN, para tocar en el Territorio Antártico.

De la histórica presentación en la Antártica, sólo circulan a través de YouTube dos videos donde se puede ver a los integrantes de Los Jaivas tocar en medio de la nieve y el hielo, incluso haciendo una particular imitación de pingüinos.

Hasta aquí, todo lo que se conoce de esa increíble experiencia de la banda en la Antártica, hasta hoy.

En el Día de la Antártica Chilena (ayer 6 de noviembre), y por esas causas del destino, a 29 años de aquel acontecimiento único en la vida de la música nacional, Eduardo Parra, con la gentileza y generosidad de siempre, conversó con Prensa Antártica para contar por primera vez como fue tocar en el escenario natural más particular del mundo.

¿Cómo nace la idea de tocar en la Antártica?

La idea de ir a tocar a la Antártica nació de una de las productoras de aquel tiempo de Televisión Nacional de Chile, TVN, y el programa “Amigos Siempre Amigos”. Para la producción del canal no era difícil plantear a las autoridades pertinentes un viaje tal, incluyendo, por supuesto una presentación oficial en la base chilena donde estuvieron invitadas todas las dotaciones de las bases vecinas.

Se ha escrito o dicho muy poco de lo que consideramos un acontecimiento inédito para la música y para la historia Antártica Chilena. ¿A que creen que se debe esta omisión?

No es difícil imaginar la falta de comentarios puesto que tratándose de una millonaria producción de televisión de aquellos tiempos, pocos eran los que iban a seguirles el amén. Se sabe además que siempre existe la competencia en la televisión y hasta en la prensa.

¿Cómo se prepararon para el viaje?

Prácticamente no hubo preparación. Nosotros nos encontrábamos en gira por Alemania cuando recibimos la invitación telefónicamente. Inmediatamente terminada la gira por Alemania partiríamos a Chile especialmente para cumplir con este contrato.

¿Cómo fue el viaje hasta la Antártica?

Desde Santiago a Punta Arenas el viaje fue en un avión comercial donde íbamos junto a todo el equipo de “Amigos Siempre Amigos” más el resto de los artistas invitados.

¿Cómo fue esa primera impresión al bajar del avión?

Desde luego que para nosotros era una verdadera aventura así como para todo el equipo y los demás invitados. ¡Estábamos en el Polo Sur!

El viaje incluía la filmación de imágenes para el proyecto “Atomic City”, del cual ya tenían guion. ¿Qué pasó con el proyecto, y en qué consistía?

Desgraciadamente por no haber firmado un buen contrato donde se especificara punto a punto todas nuestras necesidades, tuvimos una respuesta negativa de TVN cuando al regreso quisimos proseguir con la filmación de “Atomic City”. Tampoco podíamos usar las mismas imágenes que se conocen porque estas pertenecían a TVN y nos vendían muy caro esas imágenes.

El proyecto “Atomic City” era en realidad el proyecto de guión de una película evidentemente musical que trataba de un grupo de músicos establecidos en Europa y que cansados de la polución y ante el alerta de un planeta en destrucción deciden ir a refugiarse a la Antártica para pasar la catástrofe ecológica que se venía encima. Hibernarían 100 años y después regresarían a la civilización cuando del desastre quedaran solamente ciertos vestigios. Una manera de preservar la humanidad. Era un argumento simbólico bastante adelantado para la época.

En los videos que circulan de Los Jaivas en la Antártica, se los ve muy alegres, divertidos y jugando todo el tiempo. ¿Disfrutaron mucho ese viaje?

¡Por supuesto! Estábamos cargados de energía y de optimismo. Nos sentíamos construyendo una obra inédita incluso para el mundo. De haber logrado llevar a cabo ese proyecto habría sido un suceso mundial.

¿Cuáles fueron los principales inconvenientes del viaje?

Al final de cuentas no hubo inconvenientes. Sólo la temperatura a máximo bajo cero que desde luego nos obligaba a estar siempre cubiertos hasta la punta de la nariz. Esas escenas donde andamos vestidos solamente con frac, ¡Uyuyuyyy! Debíamos filmar muy rápido y volver a abrigarnos por un momento hasta comenzar con otra secuencia.

¿Qué significado tiene para Uds. la experiencia de haber tocado en la Antártica, y que valor cobra a poco de cumplir 50 años como grupo?

Es significativo porque se una a toda una serie de experiencias a través del planeta que pocos grupos de música por no decir ninguno han podido vivir.

¿Les gustaría regresar?

Quizá lo más lindo sería regresar a hacer finalmente el proyecto “Atomic City”. Esa sería una excelente razón para volver a pisar el continente Antártico.

¿Cómo sería ese regreso después de 30 años?

¡Sería fabuloso nuevamente y si es con “Atomic City”, sería un gol de media cancha.

En los últimos años, se ha visto un renovado interés por parte de los artistas sobre la Antártica y la región austral del país. ¿Qué les parece esta especie de movimiento que busca revalorar las regiones más apartadas de Chile?

Eso es muy interesante. Por nuestra parte nosotros siempre tuvimos el pensamiento de la descentralización y por dar a conocer los lugares más recónditos de nuestro país. Resultado de ese punto de vista es gran parte de nuestra obra musical. En la actualidad existe www.revistadelosjaivas.com una revista en línea donde intentamos reivindicar a todo nuestro país y los cultores de nuestra cultura en esos lugares.

¿Veremos en algún momento más archivos, videos o fotos de aquella histórica presentación en la Antártica hace 30 años?

Al parecer esas imágenes que nosotros filmamos a propósito pensando en el proyecto “Atomic City”, pareciera que las rescatamos de TVN. Pero no son gran cosa. Es decir, nunca como para con esas imágenes poder confeccionar una película completa. De todo lo que se rescató quizá lo más maravilloso es cuando estamos vestidos de pingüino (frac) y existe un video de una canción completa que es El Dormilón Imposible, bolero escrito especial para esa obra. Este video está incluido en un DVD de pronta aparición.

http://youtu.be/u3GZ77v6-JE

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados