Notas


Defensa colombiana en La Haya: Nicaragua no puede reclamar islas “que nunca pisó”

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

“Nicaragua no ha tenido, ni un solo día, presencia” en el archipiélago de San Andrés, señaló Colombia al final de sus alegatos ante a la Corte Internacional de la Haya, a la que exhortó a rechazar la demanda presentada por Managua reclamando la soberanía de las islas caribeñas.

“Nicaragua quiere redefinir el futuro de 80.000 colombianos (habitantes del arhipiélago). Pero aquí estamos hablando de personas reales”, argumentó James Crawford, experto en litigios internacionales en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), donde se exhibieron fotos del bellísimo archipiélago con arrecifes coralinos y playas de arena blanca.

Durante casi 200 años, desde el inicio de su vida como nación independiente, “Colombia ha ejercido sin interrupciones la soberanía sobre los cayos Roncador, Quitasueño, Serrana, Serranilla, Bajo Nuevo y Albuquerque”, destacó el excanciller colombiano Julio Londoño Paredes.

Todos ellos constituyen actualmente el departamento colombiano de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, claves por sus recursos naturales y minerales.

Pero en su última audiencia oral esta semana, Managua exhortó a la Corte de la ONU que declare que la soberanía del archipiélago San Andrés recaiga sobre Nicaragua y que se acuerde una “solución equitativa” en el reparto de las zonas fronterizas con Colombia situadas a 200 millas de la costa caribeña.

Así lo solicitó el miembro de la delegación de Managua Carlos Argüello, quien pidió el martes que se “resuelva esta injusticia”.

Los nicaragüenses pretenden que la delimitación territorial se haga entre las costas de ambos países o entre las plataformas continentales y no, como sostiene Colombia, entre su plataforma continental y el archipiélago.

La demanda de Nicaragua de delimitación marítima en el Mar Caribe es “insostenible” e “ilusoria”, dijo Crawford, integrante de la delegación colombiana.

El diferendo se inició hace más de once años, tras la demanda presentada por Managua ante la CIJ, la más alta instancia judicial de Naciones Unidas, en la que planteó que la franja territorial en disputa, una de las reservas de biosfera marina más extensa del mundo, está dentro de su plataforma continental.

En los últimos años, el área en litigio provocó protestas diplomáticas por la intención de los dos países de otorgar concesiones de exploración petrolera.

El país centroamericano alegó además la invalidez del Tratado Bárcenas-Esguerra firmado en 1928 por ambos países que reconoce a Colombia su dominio sobre San Andrés, Providencia y Catalina, aduciendo que fue firmado durante la ocupación militar estadounidense de Nicaragua (1927-1933).

En una primera decisión en 2007, la CIJ reconoció la soberanía colombiana sobre las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Pero ahora debe definir “cuáles otros componentes insulares hacen parte del Archipiélago” y “la soberanía sobre los cayos de Roncador, Quitasueño y Serrana”, a los que Nicaragua considera “piedritas” sumergidas en el mar.

Para Arguello, jefe de la delegación de Nicaragua, su país tiene de antemano ganada la batalla jurídica. “Nos sentimos muy seguros. Con unas islitas pequeñas de cuatro piedras frente a las costas de Nicaragua, Colombia pretende cercenarnos las dos terceras o más partes de espacios marítimos que le corresponden a Nicaragua”.

“Es absurdo pretender que con tres piedritas ahí enfrente, Nicaragua perdió todos sus derechos”, señaló en un diálogo con la AFP.

Pero Colombia también da el caso por ganado. “Colombia tiene una fortaleza jurídica muy importante”, consideró Londoño.

“Todas las islas, islotes y cayos que reclama Nicaragua ante la Corte, incluso los que están en disputa, forman parte del Archipiélago sobre el que Colombia ha ejercido soberanía por cerca de dos siglos”, precisó a la AFP.

“Los sanandresanos son una parte integral de la República de Colombia”, puntualizó.

Ambas partes esperan que se conozca el dictamen final este año.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados