Notas


Informe revela que vigas de madera laminadas resistieron 12 horas de fuego en Mall Plaza del Trébol

Mall Plaza | Corma
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Según informe del Dictuc, el incendio del 23 de febrero en el centro comercial de Talcahuano en la Región del Bío-Bío, la madera estuvo expuesta a distintas intensidades de llamas y no colapsó.

“Es indiscutible que la cúpula central del Mall Plaza del Trébol, que cubren los pasillos de circulación de las personas, no cayó gracias a la resistencia de las vigas laminadas”. Son las declaraciones del Sub Gerente de Construcción Mall Plaza, Marcelo Contreras, quien al analizar el mega incendio ocurrido la noche del 23 de febrero en la ciudad de Talcahuano, asegura que la madera se comportó mejor que otros materiales.

El siniestro que afectó aproximadamente el 30% del centro comercial más grande de la Región del Bío-Bío, dejó en evidencia la resistencia al fuego que tuvieron las vigas laminadas de pino, las que fueron instaladas a comienzos de la década de los 90 para soportar las cubiertas acristaladas.

Marcelo manifiesta que es la primera vez que le toca ver un caso concreto de la firmeza de la madera laminada, la que según los informes del Dictuc (filial de la Pontificia Universidad Católica de Chile), confirman que las vigas estuvieron 12 horas expuesta a distintas intensidades de fuego.

“Si el siniestro hubiese sido en un horario de atención, la gente podría haber evacuado sin peligro del recinto, ya que la madera superó con creces el tradicional F-120, que determina 2 horas de resistencia ante el fuego, previo a su colapso”, agregó Contreras.

Para el Sub Gerente del Mall Plaza del Trébol, la madera es un muy buen elemento de construcción y así también quedó demostrado, por la resistencia que tuvo para el terremoto de 2010. Añade que por un tema estético se cambiarán las vigas actuales por otras con las mismas características y adelanta que en el nuevo Mall Plaza Río, que se está construyendo en la costanera de Concepción, también tendrá vigas laminadas en los pasillos de circulación.

El consejero nacional de la Cámara Chilena de la Construcción, Emilio Armstrong, señala que “la virtud que tiene este tipo de madera, es que en un incendio se quema sólo su cara exterior, carbonizando una pequeña profundidad de la pieza. Con esto se detiene la combustión con un sello que no deja pasar el oxígeno y la estructura queda firme y sólida”.

Armstrong agrega que “la madera tiene una tremenda ventaja con respecto al acero, que colapsa aproximadamente a 600 grados Celsius, perdiendo sus cualidades estructurales”.

Pruebas de laboratorio han dado como resultados que la madera laminada resiste al fuego 1 pulgada por hora, con la llama directa al material. Así lo confirma, el Gerente de JMS Ingenieros Consultores y docente investigador de la Universidad del Bío-Bío, Juan Marcus (Alemán), quien asegura que “en caso de un siniestro, hay suficiente tiempo para que lleguen los bomberos y la estructura no colapse”.

Marcus sostiene que para la construcción con vigas laminadas, se deben seguir tres pasos fundamentales: “El primero es que la estructura tenga un buen diseño, realizado por expertos. El segundo, es darle a la viga un espesor adicional al momento de construirla y el tercero, es proteger con madera las piezas metálicas de las uniones y no dejarlas a la vista”.

Por otro lado, el profesor de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad de Concepción, Mario Giuliano, expresa que la relación con otros materiales en peso/resistencia, la madera obtiene la mejor performance, porque tiene un bajo peso y una alta firmeza. “Así lo he demostrado en la construcción de puentes post tensados, que si se diseñan bien, pueden resistir cargas máximas por eje, del orden de 14 toneladas”.

Mall Plaza | Corma

Mall Plaza | Corma

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados