Notas


Marsella venció de manera agónica al Inter de Milán por Champions League

Archivo | www.om.net
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El Marsella derrotó 1-0 ‘in extremis’ al Inter de Milán, este miércoles en el estadio del Vélodrome de la ciudad puerto del Mediterráneo francés, correspondiente a los octavos de final de ida de la Liga de clubes Campeones de fútbol de Europa.

En el estadio del Vélodrome comenzó controlando el juego el Olympique local, para el que a la media hora de juego, en posición dudosa, sus delanteros fallaron un centro de tiro libre ante el arco del brasileño Julio César.

Pero, los italianos se dedicaron a jugar de una manera realista, buscando ofender y tratando de no complicarse en defensa. El uruguayo Diego Forlán aprovechó su condición de titular en punta y estuvo muy activo, buscando el gol que se le negó, pero del que estuvo cerca.

El guardameta local, Steve Mandanda, respondió bien, aunque casi ninguna de las incursiones de los ‘neroazzurri’ creó verdadero peligro.

En la segunda parte los pupilos de Didier Deschamps salieron a buscar el gol y los de Claudio Ranieri a intentar contragolpear. Los primeros jugaban más ordenados pero se mostraban estériles tras el pase o centro final.

Ranieri destacaría: “jugamos un buen partido y creamos más ocasiones (de gol) que ellos. Nos faltó confianza y un poco de suerte (…) Es una lástima haber encajado el gol en una de las pocas ocasiones (claras) de ellos, pero el partido no terminó, faltan 90 minutos y con un estadio (de San Siro) repleto, la remontada es posible”.

El colegiado turco Cuneyt Çakir mostró las primeras tarjetas amarillas al argentino Mauro Zárate y al serbio Dejan Stankovik por sendas faltas sobre la hora de juego. Poco después sería el turno del rumano Cristian Chivu, todos los cartones fueron para los visitantes hasta el momento, aunque luego se animaría a mostrársela a Suleyman Diawara.

Después el fútbol comenzó a desdibujarse, con el Marsella atacando y el Inter en su terreno, esperando un contragolpe para definir el partido.

En el último minuto de descuento, el ghanés André Ayew cabeceó a las redes de la meta de Julio César un certero cabezazo tras un córner que el mismo provoco, para la locura de la mayoría de los 35.000 espectadores presentes.

Para la vuelta en San Siro, la renta de los marselleses es mínima pero es algo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados