Notas


Ex comandante de fuerzas armadas turcas es encarcelado por tentativa de golpe

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El ex jefe del estado mayor de las fuerzas armadas turcas, el general en retiro Ilker Basbug, fue detenido este viernes por presunta tentativa de golpe de Estado, en el último episodio de un conflicto entre el ejército que se considera garante del laicismo y el gobierno islamo-conservador.

“El 26º jefe del estado mayor de la República turca lamentablemente fue puesto en prisión preventiva por haber pertenecido y dirigido una organización terrorista y haber intentado derrocar al gobierno”, declaró Ilkay Sezer, el abogado de este militar, citado por Anatolia.

En los últimos años, varias decenas de oficiales -en servicio activo y en retiro- fueron encarcelados en el marco de investigaciones sobre supuestos complots contra el gobierno, pero en este caso se trata del primer arresto de un ex número uno de las fuerzas armadas.

El ejército se considera como el defensor del régimen laico turco y ya derrocó a cuatro gobiernos en 50 años, entre ellos en 1997 el del primer ministro islamista Necmettin Erbakan, ex mentor del actual jefe del gobierno Recep Tayyip Erdogan.

El jueves, el general Ilker Basbug, que dejó el estado mayor y se acogió a retiro en 2010, fue convocado por el ministerio público en Estambul en calidad de sospechoso en una investigación sobre una campaña destinada a desacreditar al Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, en el poder).

Al cabo de siete horas de interrogatorio, Ilker Basbug fue puesto a disposición de un tribunal con una demanda de detención. Luego fue trasladado a la prisión de Siliviri, donde están encarcelados numerosos procesados bajo acusación de conspiración, indicó Anatolia.

La investigación sigue varias pistas, en particular denuncias según las cuales habría oficiales que supuestamente crearon portales internet para difundir propaganda contra el gobierno y para desestabilizar a Turquía.

En su declaración ante la justicia, el general Basbug rechazó las acusaciones y consideró la situación “tragicómica”, según Anatolia.

“Si yo tuviera esas malas intenciones, como comandante con control de una fuerza de 700 mil hombres hubiera tenido otros medios para actuar”, declaró ante los procuradores, de acuerdo con esta agencia.

El abogado del militar indicó que pediría la libertad de su cliente y que fuera juzgado por la Corte Suprema -nombre que se da a la Corte Constitucional cuando juzga a altos dirigentes del Estado-, en lugar de una tribunal de derecho penal.

Las investigaciones sobre tentativas de golpe de Estado, conocidas como el “caso Ergenekon” son, según los observadores, reveladoras de la lucha de influencia que existe en las fuerzas armadas, garantes del laicismo, y el AKP, cuyas raíces están en el islam político.

La oposición laica criticó el viernes la decisión del tribunal.

“Ya dije que los tribunales de excepción no hacen justicia, sino confirman las decisiones adoptadas por las autoridades políticas”, declaró en Ankara el presidente del Partido Republicano del Pueblo (CHP), citado por Anatolia.

Por su parte, la prensa parecía dividida en cuanto al sentido que había dar a este acontecimiento.

“El simple hecho de que Ilker Basbug, quien antes designaba de un gesto donde debía detenerse la justicia, sea interrogado, indica un cambio de sistema”, se felicitó el cotidiano pro gubernamental Sabah.

Sin embargo, el cotidiano de gran tiraje Hurriyet se preguntaba si en el futuro la justicia intervendrá con el mismo vigor para defender a la sociedad de eventuales abusos del AKP, cuyo autoritarismo creciente inquieta a numerosos observadores.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados