Notas


Incorporan tecnología de punta para alcanzar alto estándar en reparación de edificios de UTAL

Maulee.cl.
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los avances en materia de reconstrucción de la Universidad de Talca no paran. Sesenta personas trabajan a diario en el Edificio de Aulas Prosperidad y otras tantas en el inmueble de la Escuela de Arquitectura. Ambas edificaciones y el teatro “Abate Molina” estarán operativas dentro del segundo semestre.

Ha sido una tarea lenta y ciertos proyectos han tardado más de lo esperado debido a los procesos de licitación. Lo positivo es que los nuevos edificios contarán con un alto estándar de calidad e incorporan tecnologías que permitirán ahorros mayores al 50 por ciento en uso de energía, (climatización y electricidad), informó Maulee.cl.

En cuanto a los edificios Biblioteca y del Centro de Simulación Clínica, las licitaciones ya se efectuaron, lo que significa que los proyectos respectivos ya se encuentran adjudicados y pronto debieran comenzar las obras. Sólo resta la licitación para construir las nuevas dependencias de Servicios Estudiantiles y reconstruir las de Biotecnología.
“El compromiso con los estudiantes es muy importante y por eso incorporamos nuevas y avanzadas tecnologías, que permiten ahorrar energía y minimizar las pérdidas de calor por los muros” comentó Carlos Torres, vicerrector de Reconstrucción de la UTALCA.

Otra tecnología interesante, que mencionó el vicerrector, es la reutilización de aguas grises. En el proyecto de la Biblioteca se proyecta la colección de este tipo de líquidos, que corresponde al agua de los lavamanos, para filtrarla y volverla a utilizar en los inodoros, con el propósito de contribuir a un ahorro en el consumo de agua. “Son interesantes tecnologías que nos permitirán contar con edificios de altos estándares de calidad y entregar mejoras en varios aspectos” comentó Torres.
Tecnología de punta

Las edificaciones contarán con un sistema denominado EIFS (external insulation finishing system). Se trata de un tipo de aislación exterior que minimiza las pérdidas de calor por los muros y quintuplica el confort interior. Por ejemplo, los estudiantes podrán llegar a las aulas del Edificio Prosperidad en una fría mañana de invierno y encontrar una sala cálida y seca.

Para lograr este grato ambiente, colaborará también la instalación de las ventanas de PVC, las que tienen la ventaja de contar con cinco cámaras de aislación y con un termopanel low-e o de baja emisividad que permite reducir las pérdidas de calor. Estas innovaciones significan un mejoramiento de más de siete veces en las prestaciones térmicas de las ventanas.

Todo calculado
“Nada ha sido dejado al azar”, agregó el vicerrector. En todos los edificios se han incorporado sistemas pasivos para maximizar la ganancia energética por radiación solar, y a la vez, controlar el sobrecalentamiento en verano. Para lograrlo, se han orientado los edificios en forma precalculada, es decir, se calculó la dimensión de los aleros y se agregó quiebra sol en forma de pantallas o fachadas verdes con hoja caduca (que cubren en verano y abren la fachada en invierno). Todo ha sido modelado a través de simulaciones dinámicas computacionales que simulan el comportamiento del edificio a través del tiempo.

Las obras representan, sin duda, una interesante propuesta que mejorará las condiciones en las salas y en los edificios en general. Son variadas las tecnologías que se están utilizando, pensadas en el tiempo que pasan los estudiantes en estos lugares, cómo los utilizan y por dónde se mueven. El objetivo es mejorar su estadía en la Universidad.

Otro gran avance será la ventilación natural. En la Biblioteca, las salas de lectura estarán equipadas con sensores de dióxido de carbono y humedad, los cuales activarán la apertura de ventanas en forma automática, de tal forma que el aire fluya desde el exterior hacia el hall central y luego salga por escotillas también automatizadas dispuestas en la zona alta. Este mecanismo permitirá enfriar las salas cuando el aire exterior esté más caliente y la temperatura interior sobrepase la de confort, es decir los 24 grados en verano. Este sistema garantizará además, una alta calidad del aire en las salas y un ahorro importante en ventilación y aire acondicionado.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados