Notas


Argentina: Detienen a 3 pilotos que arrojaron al mar a monja en dictadura

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Tres oficiales de la policía guardacostas fueron detenidos bajo acusación de pilotear un ‘vuelo de la muerte’ desde el que fue arrojada viva desde un avión al mar una monja francesa y otras cuatro mujeres durante la dictadura argentina (1976-83), informó el martes una fuente judicial a la AFP.

“Las tres personas detenidas, que eran de la Prefectura (guardacostas), una de ellas actual piloto de vuelos internacionales de Aerolíneas Argentinas, serían quienes pilotearon el vuelo” que arrojó al mar a la monja francesa Léonie Duquet y a cuatro miembros de la organización humanitaria Madres de Plaza de Mayo, dijo la fuente bajo reserva de identidad.

El juez federal Sergio Torres, a cargo de la causa, también dispuso la detención de un abogado y un miembro de la Marina de Guerra, ambos en la provincia de Mendoza (oeste).

Los cadáveres de las cinco mujeres, entre ellas la fundadora de Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor, fueron descubiertos en 2005 enterrados como NN en un cementerio de una localidad cercana al mar, en cuya playa habían aparecido arrastradas por la marea a finales de 1977.

Centenares de los 5.000 detenidos-desaparecidos del campo de exterminio de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) eran trasladados y arrojados vivos al mar en los llamados ‘vuelos de muerte’, según denuncias de organismos defensores de derechos humanos.

“El juez los acusa, además, de otros 20 casos de ‘vuelos de la muerte’”, afirmó la fuente judicial.

La fuente identificó a los detenidos, en procedimientos cumplidos este lunes, como Alejandro Domingo D’Agostino, Enrique José de Saint Georges y Mario Daniel Arru.

Todos ellos eran oficiales de Prefectura en momentos del delito investigado, en tanto que Arru es ahora comandante en la reestatizada aerolínea de bandera.

Otra monja francesa, Alice Domon, de la misma orden que Duquet, también fue secuestrada, torturada y desaparecida en la ESMA en el operativo que la Marina de guerra realizó el 8 de diciembre de 1977 contra familiares de víctimas de la represión que se reunían en la Iglesia de la Santa Cruz de Buenos Aires.

En Mendoza, a unos 1.000 Km al oeste de Buenos Aires, las órdenes de detención recayeron sobre el ex suboficial de la marina Ricardo Rubén Ormello y el abogado Gonzalo Dalmacio Torres de Toloza.

La primera confesión pública y arrepentimiento por los ‘vuelos de la muerte’ la pronunció el ex suboficial de la marina Adolfo Scilingo, quien fue juzgado por estos casos en España y condenado a cárcel de por vida por un tribunal de Madrid.

Parte de los crímenes de lesa humanidad en la ESMA, entre ellos el caso de las madres de la Santa Cruz y las monjas, están siendo juzgados en Buenos Aires por un tribunal, ante el cual el abogado nombrado por el Gobierno pidió la semana pasada pena de reclusión perpetua para 12 de los 19 ex militares acusados.

La ESMA fue uno de los mayores centros de exterminio de la dictadura y base de operaciones de los grupos en los que actuó el ex marino Alfredo Astiz, alias el ‘Angel rubio de la muerte’.

Astiz, bajo el nombre falso de Gustavo Niño y como supuesto familiar de desaparecidos, se infiltró entre las madres de la Santa Cruz y fue quien las señaló ante sus camaradas de armas para que las secuestraran, según los testimonios de sobrevivientes en el juicio sobre la ESMA.

Unas 30.000 personas desaparecieron durante la dictadura, según organismos humanitarios.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados