Notas
Ir√°n lanza su primera central nuclear que se convierte en el “s√≠mbolo de su determinaci√≥n”
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Ir√°n comenz√≥ este s√°bado el proceso de puesta en marcha de su primera central nuclear, calific√°ndola de “s√≠mbolo de su resistencia y determinaci√≥n” ante la oposici√≥n de las grandes potencias a su programa nuclear, sospechoso de encubrir objetivos militares.

Tras m√°s de tres d√©cadas de interrupciones y retrasos, los ingenieros comenzaron por la ma√Īana las operaciones de carga de 165 barras de combustible en el reactor de la central de Busher (sur), anunci√≥ la Organizaci√≥n Iran√≠ de Energ√≠a At√≥mica (OIEA) en un comunicado.

El inicio de las operaciones de carga del reactor, efectuadas en presencia del vicepresidente Ali Akbar Salehi -jefe del programa nuclear iraní- y de Serguei Kirienko -jefe de la agencia nuclear rusa Rostom que dirigió la construcción de la planta-, hace que la central de Busher pase a ser considerada oficialmente una instalación nuclear.

“A pesar de las presiones, las sanciones y las privaciones impuestas por las naciones occidentales, presenciamos las actividades nucleares pac√≠ficas de Ir√°n a trav√©s del lanzamiento de la central el√©ctrica de Busher”, afirm√≥ Salehi en rueda de prensa.

“Este es el s√≠mbolo de la heroica resistencia y determinaci√≥n de la naci√≥n iran√≠ para alcanzar sus objetivos”, agreg√≥, recordando que la construcci√≥n de la central tuvo que superar “numerosos altibajos”.

El lanzamiento de la central llega en un momento en que la Rep√ļblica Isl√°mica est√° sometida a seis resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, cuatro de ellas acompa√Īadas de sanciones, por su programa nuclear y su negativa a renunciar al enriquecimiento de uranio lanzado en 2005.

La operaci√≥n de carga de combustible finalizar√° el 5 de septiembre. Despu√©s, har√°n falta unos dos meses para que el reactor alcance una potencia del 50% que permitir√° conectarlo con la red nacional el√©ctrica, y entre seis y siete meses para que la central funcione a m√°xima potencia, o sea 1.000 megavatios, seg√ļn el portavoz de la OIEA Ali Shirzadian.

Este √©xito tecnol√≥gico y pol√≠tico de Ir√°n es “una espina en la garganta de sus enemigos”, hab√≠a dicho Salehi el viernes.

El lanzamiento concluye un proyecto plagado de obst√°culos que comenz√≥ hace 35 a√Īos junto a Alemania en la √©poca del Sha (√ļltimo emperador de Ir√°n) y fue interrumpido por la revoluci√≥n isl√°mica de 1979 y la guerra con Irak (1980-88) antes de ser reanudado en 1995 con Rusia.

A partir de entonces se sucedieron los retrasos debido a problemas técnicos y financieros, pero también políticos.

Rusia consigui√≥ que la ONU excluyera a Busher del embargo internacional contra la transferencia de tecnolog√≠a nuclear a Ir√°n, comprometi√©ndose a suministrar ella misma durante diez a√Īos el combustible necesario para la central y a recuperarlo una vez usado para reducir los riesgos de diseminaci√≥n del plutonio de los residuos.

La central permanecer√° a√Īos bajo control de t√©cnicos rusos e iran√≠es.

Busher “est√° protegida completamente de cualquier riesgo de proliferaci√≥n”, recalc√≥ el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

Estados Unidos no ve un “riesgo de proliferaci√≥n” por la primera central nuclear iran√≠ construida por Rusia en Busher (sur) y que inici√≥ sus operaciones de carga de combustible del reactor este s√°bado, indic√≥ el Departamento de Estado.

“Reconocemos que el reactor de Busher est√° dise√Īado para proporcionar energ√≠a nuclear civil y no lo vemos como un riesgo de proliferaci√≥n”, indic√≥ el portavoz del Departamento de Estado, Darby Holladay.

Pero el reactor, destinado a fines civiles, muestra “que Ir√°n no necesita una capacidad propia de enriquecimiento si sus intenciones son puramente pac√≠ficas”, destac√≥ la fuente.

El reactor “est√° bajo la supervisi√≥n de la Agencia Internacional de Energ√≠a At√≥mica (IAEA, seg√ļn siglas en ingl√©s) y Rusia tiene a su cargo la provisi√≥n del combustible y del tratamiento del combustible utilizado, que ser√≠a la principal fuente de las preocupaciones por una eventual proliferaci√≥n”.

Por su parte, el presidente iran√≠ Mahmud Ahmadinejad prometi√≥ una “respuesta a escala planetaria” si su pa√≠s es atacado, en una entrevista publicada el s√°bado por el diario Al Sharq de Qatar.

“Nuestras opciones no tendr√°n l√≠mites (…) Concernir√°n a todo el planeta”, afirm√≥ el presidente iran√≠ en respuesta a una pregunta relativa a la eventual reacci√≥n de Teher√°n a un ataque.

Estados Unidos e Israel afirman con regularidad no excluir un ataque contra Irán para poner fin a su controvertido programa nuclear. Los occidentales sospechan que Teherán, pese a sus reiteradas negaciones, intenta fabricar armas atómicas sirviéndose de su programa nuclear civil.

URL CORTA: http://rbb.cl/6bkv
Tendencias Ahora