Notas


Padres acusan a pañales Pampers de provocar quemaduras químicas en Estados Unidos y Canadá

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Una nueva línea de pañales para bebés Pampers, que se promueven como menos contaminantes, generó una vasta campaña en Facebook por parte de padres que los acusan de provocar “quemaduras químicas”, y terminó generando demandas colectivas contra el gigante Procter & Gamble.

Pampers

Pampers

En la red social de internet se publican fotos que muestran irritaciones en la piel de algunos bebés y en la de padres que intentaron probar ellos mismos la experiencia de las irritaciones atribuidas a los nuevos pañales Pampers equipados con el sistema “Drymax”, lanzado en Estados Unidos y Canadá en marzo.

Otras imágenes en Facebook, que acumulaba 7.251 miembros el viernes, muestran que las sustancias pueden escapar del pañal cuando éste está mojado. Las acusaciones van desde padres que afirman reconocer fibra de vidrio en el pañal hasta otros que aseguran que provocó ampollas u otras heridas que supuran en la piel de su bebé.

Algunos afirman que Procter & Gamble concibió el sistema “Drymax”, que usan los modelos más costosos de Pampers, los “Cruisers” y los “Swaddlers”, para ahorrar, reduciendo el espesor y por lo tanto la cantidad de material que componen los pañales.

Según ellos, Procter & Gamble habría colocado el gel que absorbe los líquidos y usado en casi todos los pañales producidos desde la década de 1980, directamente en contacto con la piel de los niños.

De hecho, según un portavoz de Procter & Gamble, Bryan McCleary, dos capas de papel aíslan el gel de la piel.

“Estamos de todo corazón con las mamás y los papás cuyos bebés sufren de dermatitis del pañal”, declaró a la AFP McCleary, pero “las afirmaciones realizadas en esta demanda son totalmente falsas”.

McCleary indicó que el lanzamiento en marzo de estos nuevos pañales fue “el más exitoso” de la historia del grupo. “Más de dos millones” de estos pañales ya fueron vendidos, subrayó.

McCleary también indicó que el grupo, que enfrenta tres demandas colectivas, contactó a la agencia estadounidense encargada de controlar la seguridad de los productos de gran consumo, la CPSC, que debe decidir un eventual retiro del mercado del producto.

Un portavoz de la CPSC, Scott Wolfson, indicó que la investigación iniciada el 3 de mayo avanzaba según un procedimiento “acelerado”, para satisfacer tanto a los padres preocupados como a Procter & Gamble, cuyos productos para bebés representan ventas anuales de más de 14.000 millones de dólares (17,8% de la facturación total).

Según el grupo, el sistema Drymax fue creado tras años de investigación y reduce 12% los desechos sólidos vinculados a la utilización de pañales.

La compañía convocó a expertos y médicos para defender la inocuidad de su producto.

Una de estas expertas, Kimberly Thompson, fundadora de una asociación sin fines de lucro bautizada Kid Risk, se mostró convencida por el fabricante. “El eritema del pañal es lamentablemente un problema común”, subrayó.

Los pañales con el cuestionado sistema son vendidos actualmente sólo en Estados Unidos y Canadá, pero “pronto” serán comercializados en el resto del mundo, indicó el portavoz.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados