08 noviembre, 2020 | Publicado a las 18:11
08 noviembre, 2020 | Publicado a las 18:11
¿Por qué es tan importante la higiene antes y después del sexo?
¿Por qué es tan importante la higiene antes y después del sexo?
Por Susana Muñoz Visitas:
Asearse
Captura | Google
Publicado por Susana Muñoz
Visitas:

Debido a la crisis sanitaria hay varios hábitos de nuestra higiene que se volvieron sumamente importantes, entre ellos, el lavado de manos, ya sea con alcohol gel o jabón. Una práctica que no solo deberíamos aplicar después de llegar a casa, sino también cuando tenemos relaciones sexuales, tanto antes como después.

Si bien puede resultar incómodo, varios especialistas indican que esta norma de aseo personal es fundamental para evitar infecciones, tanto urinarias -como por hongos- y de transmisión sexual (ETS o ITS). Además, deberías considerar que no solo te afecta a ti, sino también a tu pareja.

La limpieza de manos, la boca y los dientes es vital, pues estos órganos suelen intervenir durante la relación sexual”, explicó a la BBC la psicóloga y sexóloga Thamara Martínez, quien también añadió que deberías asearte a diario tus genitales. No obstante, un “lavado rápido” no es la solución dice la profesional.

El especialista en sexología de la Universidad de Alicante (España), Vicente Briet, consideró que la correcta higiene antes de una relación sexual es “un potente afrodisíaco y estimulador de la libido”. Además, según explicó, “el cultivo de la erótica comienza en la importancia que concedemos al cuidado de nuestro cuerpo”.

Por otro lado, la ginecóloga de Clínica Alemana, Pamela Oyarzún, indicó a Página 7 que “las infecciones de transmisión sexual son asintomáticas. No es algo que tenga que ver con la suciedad de las personas. Cualquiera puede tener una enfermedad de transmisión sexual, sin ningún síntoma y siendo súper limpio”.

Lo más importante para prevenir una enfermedad de transmisión sexual es el condón, antes y durante la penetración. Es el único método que de verdad sirve para prevenir una ITS, por el contacto de la piel que puede tener una úlcera o un herpes, por ejemplo (…) disminuyendo el contagio de todas las infecciones”, agregó la profesional.

Pixabay (cc)

Pixabay (cc)

Higiene en hombres

En el caso de los hombres, varios especialistas recomiendan lavar el pene con agua tibia todos los días al ducharse o bañarse, sobre todo en la zona bajo el prepucio para evitar la acumulación de esmegma, un agente antibacteriano que también actúa como lubricante.

Si se acumula, empezará a olor y se convertirá en un entorno ideal para la reproducción de bacterias. También puede haber enrojecimiento e hinchazón en la cabeza del pene, inflamación conocida como balanitis.

“Es muy sorprendente la cantidad de hombres que no se lavan bajo el prepucio. No solamente suelen experimentar complicaciones derivadas de una mala higiene, sino que además resulta muy desagradable para su pareja sexual”, dijo al Servicio Nacional de Salud británico (NHS, por sus siglas en inglés), el médico especialista en salud sexual, Patrick French.

Higiene en mujeres

Sobre las mujeres, los expertos coinciden que hay una gran cantidad de desinformación respecto el lavado genital.

La vagina está diseñada para mantenerse limpia con la ayuda de secreciones naturales (tiene muchas bacterias que están ahí para protegerla). No necesita ni duchas ni toallitas vaginales“, dice NHS.

Según nos explicó Oyarzún, la vagina se puede limpiar con agua, al que le puedes agregar un sustituto de jabón -llamados syndet- , “que no van a ir a lesionar la barrera protectora de la piel”.

Además, la especialista de Clínica Alemana desaconseja las duchas vaginales, pues no aporta ningún beneficio higiénico. De hecho, pueden haber más reacciones adversas, como cambios en el PH y más humedad en la zona, lo que propicia la aparición de enfermedades urinarias.

Consejos para hombres y mujeres

Metro UK | Getty

Metro UK | Getty

Según detalló el artículo de la BBC, lo principal es asear diariamente los genitales con agua tibia y limpiarse manos, boca y dientes, antes de una relación sexual. Además, enumeró otros consejos:

  • Hombres, pero sobre todo mujeres, deben orinar después de tener relaciones sexuales, pues la mejor medida para evitar infecciones es eliminar los flujos, que pueden formar microbios, bacterias o secreciones.
  • Usar ropa interior limpia y, en lo posible, con telas de algodón.
  • Realizarse exámenes de rutina una vez al año.
  • Usar preservativos (condón) durante toda la relación sexual.
  • Una buena higiene previene las infecciones de la región genito-anal. Si se opta por el sexo anal, debes evitar introducir el pene al ano y luego a la vagina, pues esto favorece el desarrollo de infecciones.
  • No rasurar todo el vello púbico, pues suele ser una protección para los genitales. Lo mejor es recortarlo.

Tendencias Ahora