Vida Actual
Miércoles 15 agosto de 2018 | Publicado a las 11:24
El motivo por el que nunca deberías compartir fotos de tus hijos en redes sociales
Publicado por: Scarlet Stuardo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Subir fotograf√≠as de menores de edad a redes sociales es una pr√°ctica que millones de padres realizan a diario. Desde estrellas como Madonna, Luis Fonsi o incluso Kim Kardashian, rostros locales como Diana Bolocco y Juli√°n Elfenbein, o algunos de tus amigos (incluso t√ļ), son un claro ejemplo de ello. Sin embargo, ¬Ņte has puesto a pensar en los peligros de compartir fotos de beb√©s, ni√Īos y adolescentes en la red?

Tal como dice a BioBioChile Roberto Martínez, analista senior de seguridad en Kaspersky Lab, lo primero que debes considerar es que al subir una foto a redes sociales, pierdes de inmediato el control sobre ella.

“Nunca es seguro. Todo lo que se sube a Internet deber√≠a considerarse como ‘p√ļblico’, a menos que se tenga esa informaci√≥n en servicios con caracter√≠sticas de seguridad, como cifrado”, dijo el experto.

Al respecto, Mart√≠nez detalla que la seguridad en redes sociales no es infalible y que, una vez “arriba”, las im√°genes pueden caer en manos de cualquier persona, incluso de alguien con malas intenciones… lo que ya ha sucedido en m√ļltiples ocasiones.

Pxhere (CC0)
Pxhere (CC0)

Es m√°s, la Asociaci√≥n de Internautas (AI) recuerda en su sitio que “aunque elimines a los pocos segundos dicha informaci√≥n, queda registrada en los servidores virtuales de dicha red y cualquiera que la haya visto, pudo haberla difundido o copiado”.

Los peligros de compartir fotos de tus hijos

Desde la falta de consentimiento del menor, hasta la edici√≥n malintencionada por terceros, existen m√ļltiples razones que te har√°n pensar m√°s de dos veces antes de publicar una foto de tu hijo o hija en Internet.

En el primer punto que ahonda la IA tiene relaci√≥n con el consentimiento del menor de edad: al ser ni√Īos o infantes no tienen la capacidad de dimensionar de lo que significa ser grabados o fotografiados, y luego publicados, motivo por el que cuando quieres tomarles una imagen, algunos simplemente posan.

“Ante todo, ten siempre presente que debes respetar la intimidad de los menores de edad y que ellos quiz√°s no quieran (ahora o en el futuro) que otros vean esos momentos que, aunque puedan ser divertidos, se circunscriben al seno de la familia o a c√≠rculos de amigos muy cercanos”, dice la asociaci√≥n.

PxHere (CC)
PxHere (CC)

En la misma l√≠nea, Andrea Aguirre, psiquiatra infanto juvenil de la Cl√≠nica de la Universidad de Los Andes, dijo al portal de Econom√≠a y Negocios: “Se pueden sentir pasados a llevar si se comparte, sin su permiso, una foto con poca ropa o en posturas poco agraciadas. Esas cosas quedan para siempre y podr√≠an sentirse avergonzados cuando crezcan”.

“En temas de cyberbullying (ciberacoso) es s√ļper com√ļn que los ni√Īos ocupen una foto de otro compa√Īero que sus padres publicaron de cuando ten√≠a cinco o diez a√Īos”, dice Carolina Contreras, directora de la Fundaci√≥n Pro Bon, al mismo portal.

“A los adultos les preocupa que los adolescentes se expongan en las redes, pero ellos no est√°n tan atentos a lo que publican de la infancia de sus hijos”, asevera.

De la misma forma, los expertos invitan a realizar la reflexi√≥n: “¬ŅEs realmente necesario compartir tantas fotos de tus hijos en redes sociales?”. Recuerda que las redes sociales tienen un sistema de almacenaje que, aunque borres las fotos, √©stas continuar√°n dentro del sistema.

Morphing

Una de las prácticas más grave utilizadas por pederastas y cibernautas malintencionados es el morphing. El concepto en sí apunta a la edición de foto que monta una imagen sobre otra de forma armónica, por ejemplo, el rostro de una persona sobre el cuerpo de otra.

El experto en seguridad cibernética John Jairo Echeverry cuenta al portal colombiano El Espectador que estas personas usan las fotos del rostro del menor de edad, para fusionarla con una imagen pornográfica.

“Las fotos p√ļblicas son 100% susceptibles de copiar, manipular y editar. Con programas de dominio p√ļblico, especializados en el manejo de im√°genes y bajo la t√©cnica morphing, pueden realizarse montajes perfectos, creando la ilusi√≥n de transformaci√≥n”, advierte.

MaxPixel (CC0)
MaxPixel (CC0)

En tanto, una regla primordial es la de jam√°s compartir fotos de los menores desnudos (ni siquiera de beb√©s reci√©n nacidos), pues aunque para ti luzca como una imagen inocente, est√°s exponiendo toda la intimidad del peque√Īo al juicio de Internet.

“Esas im√°genes pueden caer en manos de redes de intercambio de pornograf√≠a infantil”, se√Īalan desde la AI.

Seg√ļn la revista acad√©mica JAMA, la mitad de las im√°genes que comparten ped√≥filos en portales de este tipo son obtenidas desde redes sociales.

Ante cualquier instancia de mal uso de las fotos, Roberto Mart√≠nez recomienda a los padres reportar la situaci√≥n. “Se debe reportar de inmediato con el proveedor del servicio y solicitar que bloquee y d√© de baja el acceso a ese perfil de red social”, explica.

De la misma forma, si es el caso, recomienda presentar una denuncia formal ante las autoridades, con el fin de que se pueda realizar una investigación y se dé con los responsables.

Adolescentes y redes sociales

A pesar que las advertencias anteriores apuntan a la responsabilidad directa de los padres al compartir material fotográfico de sus hijos, los menores llegan a una edad en la que comienzan a publicar fotos por sí mismos.

Seg√ļn un sondeo de la ONG Datos Protegidos, el 89% de los ni√Īos entre 9 y 13 a√Īos accede a Internet con sus propios dispositivos, lo que hace casi inevitable su ingreso a redes sociales. ¬ŅQu√© deben hacer los padres y madres?

NPS (CC)
NPS (CC)

El experto se√Īala que es muy importante que los tutores se informen acerca de los alcances y riesgos de cada red social. “S√≥lo as√≠ podr√°n hablar con sus hijos antes de que ellos se integren al mundo de las redes sociales”, explica, y detalla que este acto de comunicaci√≥n padres-hijos ayuda a reducir riesgos innecesarios.

“Los ni√Īos, preadolescentes y adolescentes son vulnerables a cierto tipo de amenazas, como ciberacoso o uso indebido de sus im√°genes. Es importante educarlos para que sean responsables en su vida digital”, a√Īade, y recuerda que tambi√©n pueden ser v√≠ctimas de morphing.

Tomando como premisa que es inevitable que los jóvenes se adhieran a las redes sociales, es importante establecer una edad adecuada para que los padres permitan su acceso.

“Algunos expertos recomiendan que sea a partir de los 14 a√Īos, pero puede depender de muchos otros factores, como las leyes vigentes en cada pa√≠s o el nivel de madurez del menor de edad”, opina el analista de Kaspersky Lab.

“El menor, y su padres, deben estar totalmente conscientes de lo que implica tener una vida digital y sus riesgos”, acota.

En el portal de la Asociación de Internautas destacan otros puntos importantes que puedes tener en cuenta si, a pesar de todo, insistes es compartir fotos de tus hijos:

1. Si quieres compartir sus fotos con tus familiares, mejor usa el e-mail.

2. Cambia la privacidad de tus redes sociales para que s√≥lo puedan verlas tus amigos. Jam√°s las compartas en modo “P√ļblico”.

3. No entregues datos del menor de edad, como su nombre (ni apellido), ubicaci√≥n, colegio, direcci√≥n, etc. Considera que a veces compartir una foto del ni√Īo usando el uniforme de su colegio, puede ser un dato perfecto para personas malintencionadas.

4. Pide permiso a los padres si vas a publicar fotos de ni√Īos que no sean tus hijos.

5. Si es posible, mejor usa filtros para cubrir el rostro del menor.

Tendencias Ahora