Vida Actual
Lunes 05 agosto de 2019 | Publicado a las 09:12
Cient√≠ficos advierten limitaciones de terapia experimental con c√©lulas madres en Esclerosis M√ļltiple
Por Scarlet Stuardo
La información es de Comunicado de Prensa
visitas

La esclerosis m√ļltiple (EM) es una enfermedad autoinmune cr√≥nica que afecta el cerebro y la m√©dula espinal de personas j√≥venes, menores de 40 a√Īos, y entre ellos, es m√°s frecuente en las mujeres. Se estima que en Chile la prevalencia es de 12 personas con EM por cada cien mil habitantes, siendo la ciudad de Punta Arenas la que registra la m√°s alta prevalencia a nivel nacional.

Las neuronas en las personas que tienen EM pierden la cubierta grasa que protege el axón, por lo que la transmisión eléctrica entre ellas se dificulta afectando a todo el sistema nervioso central. A la fecha, no existe un tratamiento efectivo que pueda curar esta enfermedad. Pero entre los investigadores está generando expectativa una terapia experimental con células madre.

“Se trata de una estrategia terap√©utica que est√° a√ļn en desarrollo, ya que se est√°n realizando las pruebas cl√≠nicas. Sin embargo, los resultados deber√≠an de hacerse p√ļblicos durante este a√Īo o, a m√°s tardar, el pr√≥ximo. S√≥lo en ese momento tendremos una idea de la eficacia del tratamiento”, se√Īala Francisco Rivera, acad√©mico de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile e integrante del N√ļcleo Centro de Investigaci√≥n de Estudios del Sistema Nervioso (CISNe) de esta misma instituci√≥n.

√Čl junto a Mar√≠a Elena Silva, acad√©mica de la Facultad de Ciencias de la U. Austral, y tambi√©n integrante de CISNe, han investigado esta enfermedad desde el a√Īo 2011 y recientemente descubrieron un aspecto clave que est√° relacionado directamente con la gran promesa de tratamiento de las c√©lulas madre.

Precisamente, los estudios del Dr. Rivera y la Dra. Silva junto a su equipo de investigaci√≥n y colaboradores internacionales han demostrado que, adem√°s de tener una capacidad de disminuir la reacci√≥n autoinmune, el trasplante con c√©lulas madre mesenquim√°ticas promueve la generaci√≥n de nuevos oligodendrocitos en respuesta al da√Īo en la mielina. No obstante, el envejecimiento limita esto.

Es por todo lo anterior que ‚Äúdesde 2012 se est√°n haciendo ensayos cl√≠nicos trasplantando c√©lulas madre mesenquim√°ticas de m√©dula √≥sea a pacientes con esclerosis m√ļltiple. El proceso se realiza extray√©ndose las c√©lulas desde la m√©dula √≥sea, las que son purificadas, expandidas y luego se le trasplantan de vuelta al mismo paciente. En este sentido es donde nuestra investigaci√≥n cobra vital importancia, ya que hemos comprobado que la edad de los pacientes s√≠ podr√≠a influir en el resultado del tratamiento‚ÄĚ, sostuvo el Dr. Rivera.

De acuerdo a los c√°lculos realizados, la edad media o avanzada que puede representar un l√≠mite es alrededor de 50 a√Īos. “Eso es algo que nosotros discutimos en nuestro trabajo publicado. Ahora, los pacientes seleccionados para los estudios cl√≠nicos que se est√°n realizando en el mundo, est√°n entre los 18 y 50 a√Īos. Por lo tanto, una vez obtenidos los resultados de estos estudios en pacientes con esclerosis m√ļltiple ser√≠a de gran inter√©s verificar si la eficacia del tratamiento se correlaciona con los distintos grupos etarios”, a√Īade.

Células madre

Seg√ļn Rivera, muchas veces, cuando hablamos de c√©lulas madre en el contexto terap√©utico nos referimos a c√©lulas capaces de especializarse y de generar otros tipos de c√©lulas.

“As√≠ una vez trasplantadas en un paciente que ha perdido parte de un tejido, estas c√©lulas podr√≠an ellas mismas regenerar el tejido da√Īado. Si bien es cierto las c√©lulas madre mesenquim√°ticas tienen todas las caracter√≠sticas de una c√©lula madre, tambi√©n tienen otras propiedades que las hacen bien interesantes”, explica.

Y agrega: “De alguna manera, todas las c√©lulas de nuestro organismo tienen la capacidad de comunicarse entre ellas‚Ķ ‚Äėse hablan‚Äô, ‚Äėconversan‚Äô y en ese aspecto la c√©lulas madres mesenquim√°ticas son ‚Äėmuy conversadoras‚Äô. Ellas liberan se√Īales que otras c√©lulas vecinas (y algunas no tan vecinas) perciben reaccionando de acuerdo a las instrucciones que entregan esas se√Īales. As√≠ las c√©lulas madre mesenquim√°ticas pueden ‚Äėmoldear‚Äô un ambiente celular ‚Äėenfermo‚Äô y convertirlo en uno menos da√Īino para el organismo o incluso ‚Äėregenerativo‚Äô”.

Es precisamente por esta propiedad que se busca su uso terap√©utico en caso de esclerosis m√ļltiple. ‚ÄúLas se√Īales que liberan las c√©lulas trasplantadas, son capaces, por un lado, de ‚Äėapaciguar‚Äô la destrucci√≥n de la mielina y, por otro lado, de ‚Äėayudar‚Äô a que otras c√©lulas hagan m√°s f√°cilmente su trabajo, que es, regenerar la mielina. Aparentemente, es esta habilidad ‚Äėse√Īalizadora‚Äô que se ve disminuida (como si la c√©lulas madres perdieran la capacidad de ‚Äėconversar‚Äô con c√©lulas vecinas) con el avance de la edad y por ende podr√≠a afectar su capacidad terap√©utica‚ÄĚ, explica.

Adem√°s de la edad, algunos estudios afirman que las c√©lulas madres mesenquim√°ticas obtenidas de los pacientes con EM presentan deficiencias si se comparan con c√©lulas obtenidas a partir de pacientes sanos. ‚ÄúTodo lo anterior sugiere que el trasplante aut√≥logo tiene sus limitaciones y posiblemente habr√° que considerar alternativas‚ÄĚ, sugiere Rivera.

Tendencias Ahora