Sociedad
Domingo 17 marzo de 2019 | Publicado a las 14:57
La cruda historia de Pat Burleigh: a los 5 a√Īos parec√≠a de 15 y ten√≠a deseo sexual de un adolescente
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La vida para los hombres de la familia Burleigh nunca fue f√°cil. Esto lo vivi√≥ Patrick (34), un adulto estadounidense que desde ni√Īo tuvo que ver c√≥mo su cuerpo se desarrollaba mucho m√°s r√°pido que el de los dem√°s, llegando a lucir casi siete a√Īos mayor que el resto.

Su caso ha sido tomado por diversos medios en Estados Unidos e Inglaterra, los cuales han descrito que su problema se deb√≠a a una mutaci√≥n gen√©tica que hizo que √©l desarrollara un mal denominado como “pubertad precoz”.

Seg√ļn detall√≥ el diario ingl√©s Daily Mail, el hombre comenz√≥ a sufrir desde que era un infante una variable de esta mutaci√≥n, que se conoce como testotoxicosis y hace que los test√≠culos comiencen a producir testosterona de forma anticipada.

No es una condici√≥n muy com√ļn en el mundo, ya que se estima que la padecen solamente 1.000 personas, por lo que tampoco ha sido ampliamente estudiada por cient√≠ficos.

En este caso, el citado medio consign√≥ que esta condici√≥n ha acompa√Īado a la familia Burleigh desde varias generaciones atr√°s. El propio Patrick indic√≥ que su padre y abuelo paterno tambi√©n la padecieron.

Patrick a los 2 a√Īos | Daily Mail
Patrick a los 2 a√Īos | Daily Mail

La desconocida enfermedad hizo que el joven pasara por la etapa de pubertad a los dos a√Īos y que cuando cumpli√≥ los 12 tuviera las caracter√≠sticas f√≠sicas de un adolescente de 16.

Como era de esperarse, la situaci√≥n hizo que desde ni√Īo √©l se sintiera completamente fuera de lugar. Era demasiado grande para jugar con los otros ni√Īos. A esto sumaba el hecho de sentir que no encajaba en la escuela.

Si bien a los tres a√Īos tuvo un nivel de testosterona que era propio de un ni√Īo de 14. Su edad mental segu√≠a siendo la de un peque√Īo indefenso.

En entrevista con la BBC, el protagonista de la historia indic√≥ que su ni√Īez fue bastante dura, ya que nunca pudo sentirse a gusto con su entorno.

“Estaba yendo a clase de nataci√≥n y mi madre me llev√≥ a los vestuarios femeninos porque yo ten√≠a cuatro a√Īos, pero parec√≠a mucho mayor. Una mujer nos rega√Ī√≥ y empez√≥ a hablar a gritos, avergonz√°ndonos”.

Fue cuando tuvo 7 a√Īos, que su madre supo por un amigo que el National Institutes of Health de Maryland estaba realizando estudios en pacientes con condiciones gen√©ticas at√≠picas.

Patrick a los 14 a√Īos | Daily Mail
Patrick a los 14 a√Īos | Daily Mail

Los científicos decidieron aceptar su caso y comenzaron las pruebas. Los dos tuvieron que viajar desde Nueva York hasta Maryland cada seis meses y pasar en exámenes por dos semanas consecutivas.

Estos consist√≠an en medir el tama√Īo de sus test√≠culos para poder identificar su edad corporal y elaborar una medicina que pudiera controlar los efectos de la testotoxicosis. Comenzaron a probar con diversos c√≥cteles de qu√≠micos y ver sus efectos.

Patrick recuerda que cuando √©l ten√≠a 10 a√Īos los investigadores lograron dar con la dosis correcta de medicamentos para ralentizar los cambios corporales de los que √©l era objeto.

“Ten√≠a que tomar muchas pastillas y durante mucho tiempo me pon√≠an una inyecci√≥n en la pierna todas las noches. Si estaba durmiendo en casa de un amigo, mi madre aparec√≠a para pon√©rmela y se volv√≠a a casa”, indic√≥ a BBC.

Estuvo medicado hasta los 12 a√Īos, si bien los cambios f√≠sicos eran un poco menos evidentes parec√≠a ya un joven de 17 y comenz√≥ a tener problemas en el colegio.

Debido a que ten√≠a curiosidades distintas a las de alguien de 12, como pelear o beber alcohol, comenz√≥ a ser tachado como un ni√Īo problem√°tico dentro del establecimiento.

Patrick a los 8 a√Īos | The Cut
Patrick a los 8 a√Īos | The Cut

Aunque lo peor vino cuando, a esa misma edad, probó por primera vez las drogas, pero no fue cualquiera, ya que tuvo contacto con el LSD, indicándole luego a sus amigos que era una experiencia espectacular.

En una entrevista con el medio estadounidense The Cut, Burleigh indicó que uno de sus amigos tuvo un desmayo producto de haber consumido esta sustancia. Una vez que todos estuvieron ante el director de la escuela, el chico tuvo que confesar que él había dado esa sustancia a su amigo.

“Me arrestaron. Me hicieron salir del colegio esposado y me metieron en un coche de polic√≠a. Fue un punto de inflexi√≥n en mi vida”, expres√≥.

Desde ese momento comenzó la etapa más compleja de su vida, ya que tuvo que tomar exámenes libres debido a que no era aceptado en ninguna primaria, debido a su condición y su comportamiento.

El propio Patrick confiesa que la pubertad fue “la peor √©poca” de su vida, ya que los cambios hormonales no lo dejaban pensar con claridad, a lo que se sumaba la evidente diferencia f√≠sica con sus pares.

Fueron a√Īos complejos hasta que cumpli√≥ 15 a√Īos y lleg√≥ la etapa de adolescencia. Se vio a s√≠ mismo como un joven mayor, pero las diferencias evidentes con los dem√°s se hab√≠an ido por completo.

Decidi√≥ asistir al psiquiatra una vez por mes para contar como hab√≠an sido sus sensaciones durante los √ļltimos a√Īos. El m√©dico le indic√≥ que deb√≠a hablar ese tema con su padre, quien hab√≠a sufrido esa condici√≥n en su infancia tambi√©n.

Patrick a los 28 a√Īos | The Cut
Patrick a los 28 a√Īos | The Cut

Si bien el hombre era reacio a hablar ese tema, por verg√ľenza, “Pat” pudo ver por primera vez que no era algo que le ocurriera √ļnicamente a √©l, por lo que pod√≠a salir adelante si dejaba de verse como un “extra√Īo en el mundo”.

“Lo m√°s importante fue que despu√©s de una d√©cada la pubertad se fue de m√≠. La ‘monta√Īa rusa’ de hormonas finalmente se fue, por lo que me calm√©. Pude ver mi presente m√°s tranquilamente. De hecho, por primera vez vi mi futuro”, expres√≥.

A eso sum√≥ el √ļnico consejo que le dio su padre en su vida: “No importa qu√© tan buena o mala haya sido la etapa de la pubertad, lo importante es lo que haces ahora y c√≥mo fuiste capaz de salir adelante”.

Fue así como el joven decidió seguir sus estudios de forma particular y a los 17 ingresó a Dartmouth University en Irlanda, estudiando para ser escritor en el futuro. Fue en ese lugar donde conoció a su actual esposa, Meredith.

Si bien Patrick escondi√≥ por a√Īos su condici√≥n y minti√≥ sobre su edad, √©l mismo confiesa que un momento clave en su vida fue cuando cont√≥ sus problemas gen√©ticos a su novia.

Esto debido a que la mujer no mostr√≥ compasi√≥n de √©l, sino que decidi√≥ apoyarlo: “De alguna manera, contar mi historia fue reparador”.

Posteriormente ambos se casaron y se trasladaron a vivir a la ciudad de Nueva York, donde Burleigh se desempe√Īa como editor de revistas.

En 2015 la pareja tuvo un hijo llamado Ned, al cual sometieron a pruebas genéticas por miedo a que también tuviera la mutación.

Estos test fueron negativos, el peque√Īo no sufrir√° los mismos problemas que su padre en el pasado. Al parecer, la historia ya tuvo su final.

Tendencias Ahora