Sociedad
Domingo 07 abril de 2019 | Publicado a las 12:58
Efecto Mandela: la teoría que habla sobre los recuerdos que nunca existieron
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La historia nos ha entregado recuerdos imborrables, como las Torres Gemelas siendo atacadas por dos aviones comerciales, Arnold Schwarzenegger diciendo la popular frase ‚ÄúHasta la vista, baby‚ÄĚ en Terminator o a Barack Obama asumiendo como el primer presidente afroamericano en Estados Unidos.

Pese a que son momentos históricos, hay otros recuerdos de las mismas características que colectivamente creemos ciertos, pero que en la realidad fueron muy diferentes o simplemente, no existieron.

Y no, no es que vivamos en un universo paralelo o que estemos siendo comandados por la Matrix, sino que se trata del popular Efecto Mandela.

La historia del Efecto Mandela

El Efecto Mandela se podría definir como el fenómeno de recordar algo, pero de forma diferente a como ocurrió, como explica el portal Vice. Su origen viene de historias en internet que aparecieron desde 2009 y que decantaron en la creación del sitio web mandelaeffect.com, que recopila historias sobre este fenómeno.

Su nombre responde a la creencia colectiva de muchas personas respecto de la historia de Nelson Mandela, el activista contra el Aparheid en Sudáfrica y presidente de este país entre 1994 y 1999.

Seg√ļn algunos Mandela habr√≠a muerto en los a√Īos 80 mientras estaba en la c√°rcel, por lo que consideraron que sus funerales de Estado y todos los homenajes que le realizaron en 2013, cuando realmente falleci√≥ a causa de una infecci√≥n respiratoria, no podr√≠an haber ocurrido, consigna la revista GQ.

Acorde a la misma publicación, la situación se habría dado porque los creadores del Efecto Mandela mezclaron a los dos líderes del movimiento Aparheid en Sudáfrica, Mandela y Steve Biko, líder del movimiento Black Consciousness y quien efectivamente murió en una celda en 1977.

Walter D.| Agence France-Presse
Walter D. | Agence France-Presse

Respecto del fenómeno, las teorías conspirativas no han faltado y pueden responder a lo más increíble de la ciencia ficción.

Un ejemplo, seg√ļn Vice, es que algunos afirman que vivimos dentro de una simulaci√≥n controlada por un ordenador cu√°ntico y estamos suspendidos en un m√°s all√° digital defectuoso, tal como en la pel√≠cula The Matrix, la trilog√≠a de ciencia ficci√≥n protagonizada por Keaune Reeves, donde una modificaci√≥n de algo importante causaba un D√©j√† vu.

Tambi√©n se atribuye a alg√ļn evento c√≥smico masivo, que gener√≥ que recordemos las cosas de forma diferente, porque el universo era diferente anteriormente, destaca GQ.

Seg√ļn esta teor√≠a, el tiempo pasa y no es que haya factores externos que generen un cambio en lo que recordamos, sino que la realidad que vivimos no es la que nos corresponde. Sin embargo, pese a que el Efecto Mandela se gener√≥ hace muy pocos a√Īos, la realidad es que es algo que se estudia desde hace d√©cadas.

Situaciones ‚ÄúMandela‚ÄĚ

Hay varias situaciones en las que se puede ver este efecto, pero hay muchas que son emblem√°ticas y que probablemente te sorprendan.

Un ejemplo claro son las imitaciones inspiradas en Tom Cruise cuando bailó en la película Ricky Business al ritmo de Old Time Rock and Roll.

La situación siempre es similar, cualquier elemento que sirva como micrófono, calcetines, ropa interior y -lo más importante- una camisa blanca o lentes oscuros, como vemos en la imitación de Ricky Martin para Lip Sync Battle.

O esta escena de Glee, cuando el coro estudiantil interpreta Danger Zone y el cl√°sico que todos identifican con Tom Cruise.

Sin embargo, la realidad no es así. Si bien Cruise efectivamente canta una canción de Bog Seger Old y está sólo en camisa y ropa interior, hay dos detalles relevantes. La camisa que llevaba era rosada y nunca llevó lentes oscuros.

Pero ¬Ņa qu√© podemos atribuir este recuerdo? Dos escenas particulares se grabaron as√≠ en su origen, la imitaci√≥n que realiza el mayordomo de The Nanny, Niles, mientras disfruta de estar solo en casa.

O el baile de Alf, el extraterrestre protagonista de la serie homónima, que si bien lleva una camisa azul, tiene los característicos lentes negros que muchos recuerdan.

Otra situaci√≥n tiene relaci√≥n con la frase m√°s exitosa de La Guerra de las Galaxias y probablemente, la m√°s famosa del cine: ‚ÄúYo soy tu padre‚ÄĚ.

Muchas personas declaran haber escuchado “Luke, yo soy tu padre” cuando la frase que dijo Darth Vader en El Imperio Contraataca es ‚ÄúNo, yo soy tu padre‚ÄĚ sin mencionar a Luke, como podemos ver en esta escena que, curiosamente, se titula como ‚ÄúLuke, yo soy tu padre‚ÄĚ en YouTube.

Otros ejemplos tienen relación con cómo recordamos ciertos personajes o nombres. Por ejemplo, el banquero de Monopoly con un característico monóculo, que en realidad nunca llevó.

Notinerd
Notinerd

La forma en que se escribe Looney Tunes, que mucha personas atribuyen a que se escribe tal como suena Looney Toons.

Notinerd
Notinerd

O la cola Pikachu, que nunca tuvo la punta negra, situaciones que podemos aludir a la cultura que absorbemos constantemente, con constantes gr√°ficas diferentes, malas imitaciones o tantas otras variables que generan este efecto.

Notinerd
Notinerd

Esto no es algo nuevo.

Como mencionamos anteriormente, el Efecto Mandela se estudia hace muchos a√Īos, claro que bajo un par√°metro diferente y el nombre de Recuerdos Falsos, que es una forma en que la memoria humana reconstruye recuerdos cotidianos, ya que nuestra visi√≥n del mundo cambia constantemente. BBC destaca dos ejemplos con los experimentos de investigadoras, que pudieron generar estos recuerdos falsos en personas.

Elizabeth Loftus, quien en 1994 gener√≥ un experimento que logr√≥ convencer a un cuarto de los participantes que se hab√≠an perdido en un centro comercial siendo peque√Īos y Kimberly Wade, quien logr√≥ algo similar gracias a fotograf√≠as manipuladas para convencer a un grupo de personas de que volaron en globo durante su infancia.

Seg√ļn Wade, la capacidad de generar estas memorias se alude a que hay demasiada informaci√≥n para absorber y tenemos ‚Äúhuecos‚ÄĚ, ya que no somos capaces de absorber todo. Ante esta situaci√≥n nuestra memoria rellena esos espacios con lo que sabemos y de lo que tenemos conocimiento, por lo que se genera una distorsi√≥n de estos recuerdos.

Tendencias Ahora