Región Metropolitana
Miércoles 09 octubre de 2019 | Publicado a las 19:53
Estudiante de Trabajo Social en U. de Chile asegura ser hostigada en clases por ser de derecha
visitas

Una estudiante de Trabajo Social en el campus Juan G√≥mez Millas de la Universidad de Chile, asegura estar siendo v√≠ctima de constantes hostigamientos de parte de algunos compa√Īeros, producto de su color pol√≠tico.

Polette Vega afirm√≥ a La Tercera que el d√≠a 24 de septiembre fue agredida e insultada en clases por un grupo de compa√Īeros.

Ese día, agrega el matutino, la estudiante se reintegraba a sus actividades académicas luego de pasar algunas semanas alejada de la universidad por otra agresión de la que fue blanco durante julio, momento en que encapuchados la habrían amedrentado también por su postura política.

La estudiante, que milita en el colectivo Centro Derecha Universitaria (CDU), afirma que en el campus Juan Gómez Millas se vive un clima de intolerancia sistemático, pese a la mesa de trabajo que se conformó cuando ella y el hijo de la diputada Cristina Girardi (PPD) fueron atacados.

Sobre este nuevo episodio, la alumna indic√≥ al rotativo que intent√≥ pasar desapercibida en su reintegro al aula, pero que de inmediato algunos compa√Īeros la echaron del lugar: “Por qu√© no te vai?”, fue una de las frases m√°s suaves que le espetaron.

‚ÄúUna compa√Īera se par√≥ de su puesto y me increp√≥, me pregunt√≥ qu√© estaba haciendo en la sala. Le dije que estaba en clases y ella par√≥ la clase y dijo que se iba a ir, porque no pod√≠a estar en la sala con alguien que pensara como yo. Otra persona hizo lo mismo, y otro dijo que la que me ten√≠a que ir de la sala era yo‚ÄĚ, relat√≥ Vega.

En ese contexto, contin√ļa comentando, el resto de los compa√Īeros le habr√≠an pedido al profesor tomar una postura frente a la presencia de Vega en la sala, petici√≥n a la que el docente se neg√≥ asegurando que si lo obligaban a tomar partido, prefer√≠a renunciar porque esa no es la universidad en la que quer√≠a trabajar.

‚ÄúEmpec√© a llorar y luego una compa√Īera me tir√≥ una botella de agua encima, mojando mi ropa y mis apuntes. Me qued√© sentada llorando‚ÄĚ, precis√≥.

La estudiante reconoce que prefiri√≥ mantener en reserva algunas semanas lo ocurrido por el da√Īo sicol√≥gico con el que termin√≥ tras el incidente. ‚ÄúQued√© muy mal psicol√≥gicamente, reci√©n ahora puedo afrontar la situaci√≥n‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

‚ÄúEsto no es casual ni fortuito, es una intolerancia generalizada, donde la ultraizquierda se pasa de la raya y reproduce lo mismo que critica. Y le cabe responsabilidad a las autoridades y a los profesores, porque muchos son sesgados y les ense√Īan s√≥lo una visi√≥n de las cosas a cabros que reci√©n salieron del colegio‚ÄĚ, enfatiz√≥ la futura profesional.

Mesa de trabajo

A ra√≠z de los primeros ataques durante julio, la universidad cre√≥ una mesa de trabajo integrada por decanos y distintos representantes de los estamentos del campus, con el fin de frenar la violencia. La instancia se re√ļne semanalmente.

La instituci√≥n adem√°s entreg√≥ a la estudiante afectada opciones para retomar sus estudios y un n√ļmero de tel√©fono para tener l√≠nea directa con las autoridades acad√©micas, facilitando una denuncia por futuras agresiones.

En tanto, los supuestos victimarios han sido apartados de la institución mientras se investiga internamente lo ocurrido.

‚ÄúLo importante es que han sido los mismos estudiantes, funcionarios y acad√©micos quienes est√°n trabajando para erradicar todo tipo de violencia del campus. El objetivo es que estas propuestas sean votadas y legitimadas por la comunidad estudiantil de JGM‚ÄĚ, manifest√≥ al mismo medio Juan Cort√©s, vicerrector de Asuntos Estudiantiles y Universitarios de la U de Chile.

De acuerdo a lo se√Īalado desde la universidad, los resultados de los sumarios iniciados a ra√≠z de este √ļltimo episodio y el anterior debieran estar pronto.

Tendencias Ahora