Región del Bío Bío
Sábado 25 enero de 2020 | Publicado a las 11:07 · Actualizado a las 11:08
Entre famosos y como en el living de una casa: así se come en La Nave del Barrio Chino de Lirquén
visitas

El primer consejo antes de ir a comer al Barrio Chino de Lirquén es, sin duda, planificar el estacionamiento.

Es que ac√° faltan lugares y, por lo que pudimos averiguar, los estacionadores de autos son quienes organizan todo, por lo que si su idea es llegar y quedar donde usted quiera, sepa desde ahora que eso probablemente no va a pasar.

El segundo consejo es ir preparado para conocer un barrio en donde la oferta culinaria est√° literalmente en la calle, por lo que el tr√°nsito peatonal se ve interrumpido por carritos y las cociner√≠as copan las veredas. De hecho, muchas de ellas son la “extensi√≥n” de locales establecidos de manera tradicional pero que ante la oferta, quiz√° desatada, se sumaron con una propuesta de comida al paso en carrito, muy barata y sabrosa.

Hay ceviches y empanadas fritas por menos de mil pesos y con mucho sabor, casi sin necesitar ali√Īos.

A eso se suma un montón de captadores ubicados fuera de cada restaurante.

Y aquí está la nota baja del barrio: Hablan fuerte, interrumpen, son intrusivos e interfieren el paso, logrando cualquier cosa menos hacer agradable el caminar. Pero bueno, son los costos de tener toda la oferta en el mismo lugar.

En ese contexto, en una calle lateral de la plaza de Lirquén, está La Nave.

Mario Riveros
Mario Riveros

El restaurant era una casa familiar cuando fue fundado, hace algo as√≠ como 70 a√Īos, y se mantiene con un cuidado artesanal y austero, al igual que toda la decoraci√≥n.

Es que el lugar, aunque tiene zonas muy a√Īosas, se mantiene muy limpio en las partes que m√°s importan, como los ba√Īos, las cocinas y las mesas, aunque falta un poco m√°s de atenci√≥n en los pasillos, el hall y la escalera, pero se mantiene muy bien para su edad, m√°s a√ļn pensando que es el precursor del Barrio Chino de la zona.

Con esa mezcla de casa y restaurante, el lugar parece literalmente el living de una familia de Lirquén, lo que le da una estética muy chilena y acogedora.

De hecho, cuando llegamos, el mozo puso la televisión con Sábados Gigantes.

Bueno, no es que pongan cualquier programa, sino que reproducen un compilado de cap√≠tulos en los que Leodina Mu√Īoz, iniciadora del local, se hizo famosa.

Es que Mu√Īoz visit√≥ el programa un par de veces, y all√≠ habl√≥ con Don Francisco de sus platos y de su prematura viudez de Sergio, un buzo de la zona que muri√≥ a temprana edad y que es recordado en el hall del local con su escafandra y fotos.

En el video, y en una segunda visita, Leodina llev√≥ un mont√≥n de cartas que le hab√≠an llegado desde todo Chile para ofrecerle matrimonio y acabar as√≠ con esa viudez, un estatus que por esos a√Īos al parecer era imprescindible “remediar”.

Pero si una mujer es capaz de sacar a su familia adelante sola y al mismo tiempo levantar y mantener un restaurant próspero no necesita un hombre al lado.

Y eso fue lo que decidi√≥ Leodina y lo que le habr√≠a contado a Don Francisco cuando hace un par de a√Īos volvi√≥ a visitarla pasa conocer c√≥mo le hab√≠a ido en su vida para un nuevo programa de TV. Pero no pudo: La matriarca falleci√≥ poco tiempo antes del encuentro.

Esta historia la cuento porque tuvimos este resumen en loop durante todo el tiempo que estuvimos ahí, por lo que ya me la sé un poco de memoria, pero también porque al llegar a ese punto en todas las mesas había alguien llorando de emoción.

Es una linda historia, y aunque la sobre explotan, es una de las cosas más folclóricas del local, el que además tiene fotos de Martín Cárcamo y el Flaco de Dinamita Show, un asiduo del local pues vivía en el sector.

Pero vamos a lo nuestro: La atenci√≥n es un poco torpe pero atenta y, como siempre, La Nave es atendida por su propia due√Īa, Carmen, quien supervisa y conversa, como en el living de su casa.

Los precios son muy bajos y los productos frescos. Adem√°s, y esto convence, se demoran en servir, porque no cocinan y reservan, sino que hacen los platos en el momento.

Empanadas de queso | Mario Riveros
Empanadas de queso | Mario Riveros

Para partir, pedimos unas Empanadas de Queso ($600) que son ricas pero peque√Īas. Son, literalmente, un bocado para “abrir el hambre”.

No había Merluza con Agregado ($3.700), por lo que pedimos Congrio con Agregado ($6.500).

Congrio con papas mayo | Mario Riveros
Congrio con papas mayo | Mario Riveros

También pedimos, sin mucho que ver con el lugar, Pollo Dorado a lo Pobre ($3.900), macerado y luego cocido a fuego lento en sartén, hasta que ablanda, con unas papas fritas ricas y nuevas, una cebolla suave y un huevo un poco más cocido de lo que debería.

Pollo Dorado a lo Pobre | Mario Riveros
Pollo Dorado a lo Pobre | Mario Riveros

Tambi√©n pedimos el Plato “La Nave”, que combina productos marinos de la zona frescos, en un jard√≠n de abundantes camarones, carne de jaiba y almejas.

Plato "La Nave" | Mario Riveros
Plato “La Nave” | Mario Riveros

La mejor combinación para todo esto, desde mi punto de vista, eso sí, es un vino. Y mi recomendación es el Leyda Garuma Sauvignon Blanc, que vale algo así como $7 mil en tiendas.

Leyda Garuma Sauvignon Blanc
Leyda Garuma Sauvignon Blanc | Mario Riveros

Esta botella, aunque no está en la carta, puede entrar avisando antes y va increíble con pescados y mariscos frescos, pero hay que sumarle lo bueno que es cuando el ambiente es marino, como todo en Lirquén.

Una muy entretenida experiencia.

Volveremos pronto, sin duda.

Para escribir esta rese√Īa se visit√≥ una vez el local de manera an√≥nima. No se recibi√≥ ni acept√≥ ninguna invitaci√≥n por parte del lugar.

La Nave. Balmaceda 25, Lirquén. No tiene estacionamientos propios pero hay de superficie en los alrededores con cuidadores que piden propina.

Tendencias Ahora