El ministro para causas por violación de derechos humanos, Carlos Aldana, se declaró incompetente para investigar la muerte del pintor Jorge Henríquez, asesinado en marzo de 1973 por un grupo de Patria y Libertad liderado por el estadounidense Michael Townley.

La resolución fue dictada al explicar el juez especial que su trabajo abarca los crímenes perpetrados desde el 11 de septiembre de 1973 hasta el 11 de marzo de 1990, por lo que remitió el expediente del homicidio al Primer Juzgado Civil, responsable de los delitos ocurridos antes de la reforma procesal penal.

Si la jueza Margarita Sanhueza rechaza investigar la causa, sería la Corte de Apelaciones penquista la que resuelva qué tribunal se hace cargo del sumario contra el exasesor de la DINA, y a quien el hoy exdirector de Canal 13, el cura Raúl Hasbún, habría encomendado el trabajo de inteligencia pre Golpe Militar.

Henríquez habría sido asesinado cuando encontró a Townley y sus hombres en la pensión donde vivía, y a la que ingresaron para desactivar una antena instalada con el objetivo de interceptar las transmisiones del entonces Canal 5.