La primavera se acerca y las condiciones climáticas comenzarán a mejorar, al mismo tiempo que pronto serán las Fiestas Patrias y luego el verano. Si buscas una escapada de fin de semana o quieres pasar unos días de descanso para aprovechar de comer rico y tomar buen vino, la región de O'Higgins cuenta con varios panoramas para cumplir con dicha premisa.

Bajo el lema “lo natural es venir”, la región de O’Higgins busca consagrarse como el destino preferido de los chilenos que buscan turistear junto con conocer los mejores vinos del país.

La zona está repleta de viñas y variadas actividades para entretener a grandes y también a niños, pensando en una escapada de fin de semana o, por qué no, tomar unas merecidas vacaciones.

BioBioChile llegó hasta dicho sector del país por una actividad organizada por el Sernatur, realizada gracias al apoyo del Gobierno Regional de O’Higgins, a través de su Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) de promoción turística.

In situ, pudo conocer algunos de los encantos que tiene la región, que busca dar el paso definitivo para olvidar la pandemia y afirmar el turismo.

Viña Montes

Ubicada en el sector de Apalta, a minutos de Santa Cruz y en pleno Valle de Colchagua, se encuentra la Viña Montes, conocida por las buenas calificaciones de sus vinos.

Guillermo Silva, jefe del área de turismo de la viña, cuenta que en allí se plantan diversas cepas, como el cabernet sauvignon, el cabernet frac, carmenere y syrah, por nombrar a algunas.

Viña Montes
Felipe Delgado | BBCL

La Viña Montes tiene la particularidad de que sus vinos se producen bajo los principios del feng shui. Por ejemplo, antes de entrar a sus dependencias hay una pequeña laguna donde el agua va hacia adentro de la construcción, para que así fluya la energía. En la sala de barricas, en tanto, los vinos premium en reposo “escuchan” cantos gregorianos durante los 365 días del año.

“Los cantos gregorianos emplean un ritmo similar al de la respiración, creando una armonía entre la fase cantada y la respiración del ‘cantor’. Por esta razón, esta música es conocida por favorecer la meditación y la interiorización: la respiración se calma y el latido cardíaco disminuye, generando un estado de relajación potente”, aseguró la compañía en su web.

Bodegas de la Viña Montes
Felipe Delgado | BBCL

Silva relata que Viña Montes tiene una oferta enoturística que, además de la cata de vinos, también incluye el trekking botánico, tours y picnic.

Sin embargo, también tiene la particularidad de que en su interior se ubica el restaurante “Fuegos de Apalta”, liderado por el conocido chef argentino Francis Mallmann, donde se puede probar lo mejor de la gastronomía con productos locales.

Felipe Delgado | BBCL

Para poder visitar la Viña Montes, puedes reservar desde esta página web.

Viña Maquis

A solo minutos, y también muy cerca de Santa Cruz en el Valle de Colchagua, está la Viña Maquis, en un terreno donde desde el siglo XVIII se plantan uvas para producir vino.

Diana Ulloa, quien nos realizó el tour, cuenta que la particularidad del terreno es que está justo entre dos cursos de agua, el río Tinguiririca y el estero Chimbarongo, los que finalmente se unen. Esto crea un microclima que le otorga un sello especial a la producción.

Viña Maquis
Felipe Delgado | RBB

La especialidad de la casa es el cabernet frac. De hecho, el vino ícono Franco ha sido elegido el mejor de Chile y también uno de los mejores del mundo realizado con esta cepa.

Asimismo, destacan su carácter sustentable. Por ejemplo, su edificio principal tiene una enredadera que impide que llegue directamente la luz del sol y filtra la humedad. También tiene una planta de calor geotérmica, tratan sus propios riles, no usan pesticidas y su producción es vegana.

Viña Maquis
Felipe Delgado | RBB

La Viña Maquis ofrece tour y también almuerzos con degustación de vino en su huerta orgánica. Todo esto se puede reservar en este sitio web.

Pilar Rodríguez Food & Wine Studio

Comer rico en el valle de Colchagua no es una simple promesa vacía. Al interior de la Viña Viu Manent, también ubicada a minutos de Santa Cruz, está el restaurante Pilar Rodríguez Food & Wine Studio.

Allí, la chef Pilar Rodríguez, oriunda de la zona y embajadora de la Organización Mundial del Turismo, presenta platos realizados con materias primas de la región y maridados con los vinos de la misma viña.

Para asistir, los datos para reservar los puedes encontrar en su página web. Si eres vegano o no consumes gluten, debes avisarlo con anticipación para que te preparen un menú de acuerdo a tus necesidades.

Pilar Rodríguez Food & Wine Studio
Felipe Delgado | RBB

Monticello y los vinos del Cachapoal

Pero no solo en las viñas puedes disfrutar de los vinos de la región de O’Higgins. También lo puedes hacer en el Casino Monticello, ubicado en el sector de Angostura justo después del límite con la región Metropolitana.

Allí se encuentra ubicada la tienda Ruta y Vinos Cachapoal, donde puedes encontrar diversos brebajes producidos en el Valle del Cachapoal. La idea de la tienda es, justamente, que los clientes del casino conozcan y se enamoren de sus vinos.

Tienda Ruta y Vinos Cachapoal
Felipe Delgado | RBB

Según relató Manuel Rojas, gerente general de Monticello, estos productos también se pueden encontrar en restaurantes del casino, como El Capataz y el Brasserie del francés Yann Yvin.

Pero, Monticello es mucho más que eso. Aparte del casino hay varios restaurantes, bares, un café, locales de comida rápida y también el Gran Arena Monticello, espacio donde se realizan eventos artísticos y deportivos.

Casino Monticello
Felipe Delgado | RBB
Gran Arena Monticello
Felipe Delgado | RBB

Igualmente, hay un hotel con una ocupación que ya se está recuperando del shock provocado por la pandemia, una interesante opción para quienes desean pasar la noche y disfrutar en calma, en vez de regresar a casa.

En resumen, Monticello tiene de todo para pasarlo bien.

Bonus track: Hotel Santa Cruz y Museo de Colchagua

La figura de Carlos Cardoen es vital para entender el auge turístico de Santa Cruz. El empresario construyó frente a la plaza el Hotel Santa Cruz, que está acompañado del casino comunal.

A un costado también se ubica el Museo de Colchagua, donde se guardan colecciones de diversos objetos reunidos por Cardoen a lo largo de su vida.

Museo de Colchagua
Felipe Delgado | RBB

El museo será un gran panorama para los niños y también para sus padres que quieran conocer aún más de historia, ya que en él hay fósiles, momias, obras de diversas culturas, armas utilizadas en las guerras mundiales e incluso un apartado con la réplica de la cápsula Fénix 2 con la que se rescató a los 33 mineros en 2010.

La entrada al museo cuesta $7 mil para adultos, $4 mil para la tercera edad y $3 mil para niños y estudiantes.

Museo de Colchagua
Felipe Delgado | RBB