Nacional
Martes 08 enero de 2019 | Publicado a las 17:11 · Actualizado a las 17:41
Minera canadiense presenta millonaria demanda contra comunidad indígena en la región de Atacama
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Compa√Ī√≠a Minera Maricunga, filial de la minera canadiense Kinross Gold Corporation, present√≥ una demanda contra la Comunidad R√≠o Jorquera y sus Afluentes en la comuna de Tierra Amarilla, de la regi√≥n de Atacama, exigi√©ndoles la devoluci√≥n de $285 millones.

Seg√ļn detall√≥ La Tercera, la minera argument√≥ en un escrito presentado el pasado 13 de diciembre que la comunidad actu√≥ de “mala fe” en el contexto de las negociaciones que han sostenido por a√Īos, respecto de las cuales los colla acusan a la empresa de usurpaci√≥n de aguas.

La empresa, en tanto, demanda que se le restituyan $285 millones que entreg√≥ a la comunidad de cerca de 100 personas en “bienes inmuebles” como parte de un proceso de servidumbre minera que deb√≠a ser ratificado por la Corporaci√≥n Nacional de Desarrollo Ind√≠gena (Conadi).

La historia se remonta a mediados de 2011, cuando surgieron controversias en torno a la titularidad de la minera para acceder, ocupar y transitar parte de los predios en manos de la comunidad, en medio de lo cual la empresa construy√≥ un bypass en el camino p√ļblico hacia un campamento de su propiedad, adem√°s de una denuncia de los ind√≠genas por usurpaci√≥n de agua ante la Fiscal√≠a Regional de Copiap√≥.

Fue el 30 de diciembre de 2013 que se acordó, mediante un contrato, la millonaria transacción que ahora reclama la minera. En éste, se convino la constitución de servidumbres de ocupación y tránsito sobre el ancho de la ruta C-611, junto al avenimiento de las denuncias ya mencionadas.

El dinero fue recibido por la comunidad, seg√ļn confirm√≥ su presidente Roberto Carlos Salinas, quien asimismo asegur√≥ que la compa√Ī√≠a omiti√≥ en su demanda revelar una garant√≠a refrendada por la Conadi en noviembre de 2014 por $500 millones, los cuales no habr√≠an pagado.

El dirigente acus√≥ a la empresa de usar “clandestinamente una propiedad que no era de ellos. Se lucraron de tierra ind√≠gena. Ellos usurpan y contaminan tierras ind√≠genas. Son meros arrendatarios y m√°s encima vienen ahora a demandar”.

Cumplido el plazo hacia mediados de 2016, las condiciones del acuerdo no se habrían cumplido al no conseguirse las autorizaciones necesarias, fecha en la cual tampoco se acordó una nueva prórroga.

Por su parte, Maricunga se defiende exigiendo la restituci√≥n de los dineros de forma √≠ntegra, reajustados y con intereses, acusando la “mala fe” de la comunidad al retener el dinero. Insisti√≥, por tanto, a la Justicia que se apliquen los intereses corrientes a la deuda desde la fecha en que venci√≥ la condici√≥n suspensiva, indic√≥ el medio.

Todo esto se suma al conflicto surgido en mayo del 2017 tras el derrame de petróleo en Quebrada del Carrizo, en el campamento del Rancho del Gallo de la minera.

Tendencias Ahora