Nacional
Viernes 13 diciembre de 2019 | Publicado a las 12:13 · Actualizado a las 12:38
Informe ONU verifica 11 fallecidos en estallido social y ratifica 4 muertes por agentes del Estado
visitas

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), dirigido por la expresidenta Michelle Bachelet, analizó la situación de las 26 personas fallecidas en el contexto de las manifestaciones sociales en su informe publicado este viernes.

En particular, se√Īala que 4 casos se deber√≠an a “acciones que involucran a agentes del Estado”, 2 personas murieron bajo custodia policial y 20 de ellas murieron durante protestas sociales (incluidas tres personas que permanecen sin identificar).

Del total, el ACNUDH pudo verificar informaci√≥n en 11 de estos casos: los 4 casos relacionados con privaci√≥n arbitraria de la vida y muertes il√≠citas que involucran a agentes estatales (Romario Veloz Cort√©s, Kevin G√≥mez Morgado, Manuel Rebolledo Navarrete y Alexis Andr√©s N√ļ√Īez Sandoval); un caso de una persona fallecida por disparos por parte de un civil, con un militar relacionado al caso (Jos√© Miguel Uribe Antipani); un caso relacionado con la muerte de un manifestante durante una protesta debido a un ataque card√≠aco (Abel Acu√Īa); un caso de una persona que supuestamente se habr√≠a suicidado en una comisar√≠a (C√©sar Mallea); y 4 casos relacionados con personas que murieron en el contexto de incendios provocados y saqueos.

Seg√ļn los informes del Ministerio Publico, en los 15 casos restantes en los que la ACNUDH no tuvo la oportunidad de verificar directamente la informaci√≥n, 8 personas murieron como resultado de incendios en el contexto de saqueos, 2 por haber sido atropellados por autom√≥viles, 3 recibieron heridas de bala -supuestamente no de agentes de seguridad- y 2 casos de personas que presuntamente se habr√≠an suicidado.

Muertes a manos de agentes del Estado

De acuerdo al informe de la ONU, el 20 de octubre, Romario Veloz Cort√©s (26 a√Īos), ciudadano ecuatoriano, muri√≥ en La Serena a ra√≠z de disparos con munici√≥n letal por parte de personal militar. Y seg√ļn la informaci√≥n que recopilaron, (incluidas las im√°genes de video), la v√≠ctima caminaba con un grupo de manifestantes cerca de un centro comercial donde se produjeron saqueos, cuando el personal del Ej√©rcito habr√≠a comenzado a disparar contra la multitud. Sufri√≥ heridas de bala en el cuello y fue llevado al hospital, donde muri√≥ poco despu√©s. Otras dos personas tambi√©n resultaron gravemente heridas como resultado de municiones letales disparadas por personal militar contra los participantes en esa manifestaci√≥n, raz√≥n por la que formaliz√≥ a un militar por esos cargos.

En tanto, se√Īalan que Kevin G√≥mez Morgado (24 a√Īos) fue baleado con munici√≥n letal por militares el 20 de octubre, en Coquimbo, despu√©s del toque de queda. Estaba caminando en el centro de la ciudad cuando un miembro del Ej√©rcito le habr√≠a disparado desde muy cerca. Muri√≥ como resultado de las heridas de bala (en la espalda), en particular en los pulmones. Seg√ļn el ACNUDH, el personal militar ha declarado que le dispararon debido a sospechas de que estaba involucrado en el saqueo de tiendas, ya que llevaba un objeto. Por ello, un miembro del Ej√©rcito ha sido acusado de homicidio y puesto en prisi√≥n preventiva.

Por su parte, tambi√©n describen el caso de Manuel Rebolledo Navarrete (23 a√Īos), quien fue atropellado por un cami√≥n de la Armada de Chile el 21 de octubre. El cami√≥n patrullaba cerca de una pesquera en Talcahuano despu√©s del toque de queda, la v√≠ctima recibi√≥ heridas de bala en la pierna y luego fue atropellado por el cami√≥n. Muri√≥ de inmediato debido a heridas en la cabeza. El presunto autor (un oficial de la Armada) s√≥lo recibi√≥ medidas cautelares y fue formalizado por cuasidelito de homicidio.

En cuarto lugar, Alexis Andr√©s N√ļ√Īez Sandoval (39 a√Īos) muri√≥ el 22 de octubre como consecuencia de un trauma craneal relacionado con palizas y malos tratos por parte de Carabineros en Maip√ļ. La v√≠ctima habr√≠a participado en una manifestaci√≥n en Maip√ļ el 21 de octubre, despu√©s del toque de queda, cuando testigos vieron c√≥mo 3 carabineros lo golpearon en las piernas, en la cabeza y en el t√≥rax, tanto con patadas como con una luma. Informaci√≥n m√©dica apunt√≥ que tambi√©n ten√≠a lesiones provenientes de disparos de perdigones, adem√°s de un traumatismo enc√©falo craneano (TEC) cerrado y fractura de cr√°neo.

Otras muertes en protestas

El 20 de octubre, un convoy militar pasaba por la Ruta 5 cerca de Curic√≥ (donde no hab√≠a estado de emergencia ni toque de queda) y se encontr√≥ con una barricada y un grupo de manifestantes. Jos√© Miguel Uribe (25 a√Īos) caminaba con amigos cerca de ese lugar cuando recibi√≥ un disparo y muri√≥ poco despu√©s a causa de las heridas de bala en el √°rea de su pecho.

Inicialmente se formalizó a un militar por homicidio. El 10 de diciembre, Fiscalía reformalizó la investigación contra el militar porque las pericias balísticas determinaron que la bala que causó la muerte a la víctima no correspondía al calibre del arma del militar involucrado. El militar fue exculpado del cargo de homicidio y fue sindicado por el delito de disparo injustificado, ya que el militar reconoció haber disparado una bala de salva y una munición de guerra en contra de José Miguel Uribe.

Por su parte, la ONU detall√≥ que C√©sar Mallea (47 a√Īos) muri√≥ el 24 de octubre en la 56¬™ Comisar√≠a de Pe√Īaflor. Fue detenido despu√©s del toque de queda, ya que supuestamente conduc√≠a bajo la influencia del alcohol. Llam√≥ a los miembros de su familia para informarles que estaba en la comisar√≠a y que estaba bien. Sin embargo, al d√≠a siguiente se le inform√≥ a su familia que √©l se hab√≠a suicidado ahorc√°ndose.

La familia denunci√≥ varias irregularidades en el caso, incluida la veracidad de la alcoholemia practicada, el lugar de defunci√≥n se√Īalado en el certificado m√©dico, la falta de acceso inicial al cuerpo, la falta de registro por parte de la polic√≠a de los eventos y la presencia de moretones en su cuerpo. El caso est√° siendo investigado por la Fiscal√≠a como suicidio. “En casos de muerte bajo custodia del Estado, existe una presunci√≥n de responsabilidad del Estado”, advierte el informe.

En tanto, Abel Acu√Īa (30 a√Īos) muri√≥ de un paro card√≠aco mientras participaba en una protesta en Plaza Italia el 15 de noviembre. El personal de salud acus√≥ que los equipos de socorristas enfrentaron dificultades para llegar al lugar donde se encontraba, debido al ataque del carro lanzaaguas, gases lacrim√≥genos y disparos de Carabineros.

El 17 de noviembre, el general director de Carabineros, Mario Rozas, declar√≥ que Carabineros operaba en “una situaci√≥n adversa”, incluida la presencia de 1.000 personas y la falta de visibilidad debido a la falta de alumbrado p√ļblico.

Asimismo, también constató lo ocurrido el 20 de octubre, cuando fueron hallados los cuerpos carbonizados de cinco personas en un almacén en Renca que había sido saqueado y luego incendiado el día anterior. Los familiares de cuatro de los fallecidos expresaron inquietudes sobre las modalidades en las que el Servicio Médico Legal realizó los exámenes, en particular sobre los retrasos para intervenir en la escena y la necesidad de investigar las heridas en uno de los cuerpos. El 3 de noviembre, el Servicio Médico Legal declaró que está preparado para llevar a cabo los peritajes requeridos por la Fiscalía.

En tanto, tambi√©n se refiri√≥ a la alta cantidad de personas lesionadas, incluyendo lesiones oculares por el uso de perdigones y otros dispositivos, por las cuales expres√≥ particular preocupaci√≥n. “El n√ļmero alarmantemente alto de personas con lesiones en los ojos o la cara (aproximadamente 350) muestra que hay razones fundadas para creer que las armas ‘menos letales’ se han utilizado de manera inadecuada e indiscriminada, en contravenci√≥n de los principios internacionales para minimizar el riesgo de lesiones”, se√Īalaron.

Tendencias Ahora